viernes, 8 de marzo de 2013

LA CRÍTICA: The Paperboy (El chico del periódico)

Nada Precious
Ha cambiado la miseria de los bajos fondos de Harlem por la América profunda de los páramos sureños, pero el resultado ha sido exactamente el mismo. “The Paperboy” evidencia lo que “Precious” apuntaba, que Lee Daniels es un abanderado del mal gusto, un cineasta que incomoda al espectador con una estética y una puesta en escena grotesca y guarra, en la que lo mismo vale ver a una mujer meando sobre las ampollas de un chico o a esa misma señora protagonizando un momento orgásmico sin contacto físico en pleno interrogatorio, mancha en los pantalones inculpatoria incluida.

Desconozco si la novela en que se basa esta película tiene más chicha que la que se muestra finalmente en pantalla, pero bajo su feísta (a propósito) envoltorio subyace una trama que, si bien no aporta nada nuevo, bien podría haber dado para algo mínimamente decente. El gran problema es que Daniels no sabe lo que quiere contar, ni cómo hacerlo. El asesinato que motiva el argumento pasa de repente a ser una historia sobre el despertar sexual, a continuación se transforma en un retrato de la lucha por los derechos civiles y del racismo latente en los años 60, y finalmente flirtea con la homofobia. Todo un batiburrillo de ideas interesantes llevadas a mal término.


Sin embargo, lo peor es su estética. Daniels capta a la perfección la atmósfera más tópica de los ambientes sureños, y le aplica una óptica setentera de serie B que en absoluto liga con la historia que cuenta. Su puesta en escena es cutre, hortera, desaliñada, sucia... en definitiva, da asco.

Y es una pena, porque tiene en sus filas un buen reparto que da lo mejor de sí mismo y resultan creíbles en sus respectivos papeles, aunque Daniels esté más interesado en filmar el sudor que recorre la entrepierna de Nicole Kidman o el torso desnudo de Zac Efron. Ella es quizá la más desajustada del conjunto, un intento vano de ser una madurita sexy que se queda en una mera Barbie oxigenada y pasada de vueltas y botox.


¿Es “The Paperboy” una mala película? Yo diría más bien que estamos ante un film fallido, lastrado por un realizador que ha jugado a ser John Waters –y no Almodóvar, como algunos críticos se han aventurado a apuntar de manera errónea, por mucho que fuera un proyecto abandonado por el manchego-, pero al que le falta la comicidad y el cariño por sus personajes de éste. Tan desagradable que, con la misma, se convierte en carne de culto para los amantes del trash cinema. Que me perdonen los grandes maestros por lo que acabo de decir.

A favor: su reparto, a excepción de Nicole Kidman
En contra: toda ella repugna, así de claro

Calificación: *1/2

4 comentarios:

Carlos Andrés dijo...

Qué raro, Kidman es lo que más agradó a todos. A mí tampoco me gustó mucho, pero sí me parece de lo poco rescatable.
Por cierto, la calificación de trash cinema a The paperboy le queda muy grande. Esta es una película efectista, que oculta la falta de talento del director en una estética utilizada de manera fallida. Lo que hacía John Waters, por ejemplo, era consciente, honesto y admirable, conociendo su mirada. En fin, The paperboy, a mí me parece detestable.
Saludos.

El Cinéfago dijo...

Jeje precisamente pido disculpas por eso al final. Y es que sorprende que algunos la estén considerando una joya de la serie B y el trash cinema. Eso es más desagradable incluso que la misma peli. Gracias por pasarte.

Anónimo dijo...

A mi no me desagradó del todo, realmente me dejó muda. Le agregaría picardía y humor y listo una de Almodovar. Dejen el cuento que finalmente la película desagrada a tal punto que hay que verla. Aplaudo todas las actuaciones. Kidman no tiene la culpa de verse así, la culpa es del botox, ella se lució.

Anónimo dijo...

no me parece mala actuación de Kidman , me pareció buenas todas sobre todo cusak y mc conehey . Hubo muchas ideas y no un tema de fondo pero quizás eso decía el libro. Hubo escenas que no entendí como la de la playa (?)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...