miércoles, 22 de octubre de 2014

LA CRÍTICA. Dos días, una noche

Otro rayo de esperanza
Con la estupenda “El niño de la bicicleta”, los hermanos Dardenne iniciaron su etapa quizá más optimista dentro de la dureza y marginalidad con la que presentaban sus proyectos anteriores. Y debemos decir que la iniciaban, porque con “Dos días, una noche” parecen haberse instalado en ese optimismo inmaculado, ese rayo de esperanza que siempre puede asomarse a la vuelta de la esquina cuando todo se viene abajo.

Aunque, en el caso que nos ocupa, el final pueda parecer algo amargo, ese reducto de positivismo que acaba encontrando el personaje de Marion Cotillard, una mujer que tiene dos días, y una noche, para convencer a unos compañeros de trabajo contra la espada y la pared de que voten a su favor si no quiere perder su empleo, estriba en la satisfacción que otorga la lucha por la integridad más que por salvar el propio cuello. Y, sobre todo, el orgullo personal que da el no pertenecer a ese grupo del “quítate tú para ponerme yo” que tanto impera en el mundo laboral, acentuado por una crisis de la que todos somos víctimas.


Pero que esto no lleve a error. Los cineastas belgas, aunque hayan modulado su dosis de realismo descarnado para dar a sus personajes una opción B a la que aferrarse, no abandonan su vertiente más comprometida y social, no dejan de lado a esos personajes mundanos rodeados de grandes muros grises e inmersos en una realidad que siempre se empeña en ponerte la pierna encima para que no levantes cabeza. Siguen apostando por un cine comprometido y crudo, de esa dureza que te da el saber que lo que ves en pantalla te puede ocurrir a ti.


Fieles a sí mismos, los responsables de “Rosetta” o “El niño” no nos regalan con “Dos días, una noche” su mejor trabajo ni el más remarcable –al menos no en comparación con el resto de su filmografía-, pero tampoco es esto necesario. Lo que nos dan es otro pedacito de realidad que, eso sí, tiene un enorme acierto en la elección como cabeza de cartel de una Marion Cotillard sincera y visceral, una actriz natural y sublime que llena la pantalla y aporta a su personaje el gramito de fragilidad y entereza que necesita, y que eleva esta nueva propuesta unos cuantos peldaños por encima de lo que podría haber sido sin ella. Ya sólo por su trabajo bien merece la pena su visionado.

A favor: Marion Cotillard, sublime
En contra: no es la más remarcable de los cineastas, aunque tampoco lo necesita

Calificación ***1/2

TAQUILLA ESPAÑA. Las Tortugas Ninja y The Equalizer logran un flojo estreno en la taquilla

Fin de semana de nuevo fuerte y a la vez flojo para la taquilla española. Fuerte porque nuevamente ha superado el dato de hace un año recaudando casi 7 millones de €. Y flojo porque se esperaba más de este fin de semana al llegar dos estrenos fuertes a la cartelera que al final han acabado entrando de manera más bien discreta. Y esto evidencia que las cosas no acaban por ir bien en nuestro país.

El primer puesto, aunque por poca diferencia, ha ido a parar a manos de Ninja Turtles, producto que a priori no despierta demasiado interés en España –producciones como “Godzilla” o la cuarta “Transformers” no superaban las expectativas en sus estrenos españoles-, por lo que sus 1,14 millones de € son flojos pero previsibles. Tenía el interés extra del sector familiar y una marca que es ampliamente conocida por el público, lo que hacía presuponer que podía llegar a los 1,3 millones, pero no ha sido así y su dato se perfila tremendamente flojo, especialmente al exhibirse en 400 pantallas y lograr una floja media por sala que apenas supera los 2.800€.

Otro dato flojo es el que ha cosechado The Equalizer, que contaba con un imán para la taquilla como Denzel Washington, que además venía de recoger su premio homenaje en San Sebastián, y un producto seductor para grandes audiencias, pero aún así se queda en los 931.000€ en 344 salas. Dada la situación de la taquilla española no es tan mal dato, pero sin duda podría haber hecho más.


El tercer estreno fuerte del fin de semana, Relatos Salvajes, se queda en unos decentes 512.180€, decentes dada la enorme competencia que tenía esta semana con “The Equalizer” o “Perdida” y productos veteranos como “La isla mínima” o “El Niño”. Se exhibe en 195 salas y su media por sala es muy similar a la de la película de Washington. Además, es un producto de prestigio que debería aguantar bien en nuestro país.

Gracias a “Relatos salvajes” y los filmes españoles ya presentes en cartelera, el cine español logra una cuota del 33% este fin de semana. Torrente 5 baja al segundo puesto y se va a los 8,6 millones de €, con un mantenimiento superior al de su predecesora, y con la Fiesta del Cine a la vuelta de la esquina, que debería garantizarle llegar a los 11 millones de €. Alcanzar los 12 millones ya dependerá de cómo reaccione ante la competencia. Por su parte, La isla mínima ya roza los 4 millones de €, y El Niño apunta ya directamente a los 16 millones de € -va por 15,48 millones-, ambas con descensos suaves.

El top 5 lo completan Perdida, que pese a la competencia cae un 41% con un total de 2,54 millones de €, y Annabelle, que sorprende cayendo tan sólo un 36% -este tipo de productos cae de forma aguda en su segundo fin de semana- y logra 2,3 millones de € en total. “Insidious 2” llegó a los 3,7 millones de € hace un año, por lo que su camino es más que satisfactorio. En el caso del film de Fincher, su éxito en Estados Unidos no ha ido a la par del visto en España, y quizá su dato global sabe a poco.

Terminamos con otros dos estrenos españoles que no han brillado en absoluto, especialmente por ser productos destinados a sectores del público concretos. Lasa & Zabala se queda en los tristes 74.400€ en 89 salas, mientras que Magical Girl no logra traducir su Concha de Oro en buenas cifras y se conforma con 40.400€ en 37 cines. Pero lo dicho, no podía esperarse mucho más de ellas.

Fuentes: Box Office Spain y Rentrak Spain 

martes, 21 de octubre de 2014

LA CRÍTICA. Sin City: A Dame To Kill For

Malas calles
“Sin City”, más que una genial e innovadora adaptación del cómic homónimo de Frank Miller, supuso un antes y un después en lo que a traslaciones a la gran pantalla de novelas gráficas se refiere. Concibió el cine como el mural en el que un pintor expresaba su arte, a base de adaptar fielmente las viñetas originales abusando de manera necesaria e inteligente de los efectos digitales. Después vinieron la sensacional “300” y la olvidable “The Spirit”, con la que Miller probaría suerte en solitario en el celuloide con resultados más que discutibles.

Por eso, por ser la pionera en lo que a mimetizar viñetas se refiere, el listón estaba demasiado alto. Eso y que nueve años es un lapsus de tiempo demasiado largo, en el que el recurso que convertía en original a la primera cinta ya se encontraba sobreexplotado. Con estos dos importantes puntos en contra juega esta “Sin City: A Dame To Kill For”, que ya a priori carece de la frescura del festín de saturación monocromática de su predecesora, a la vez que se ve incapaz de ofrecer algo nuevo que pueda atraer al espectador.


Así que, como mínimo, podría esperarse de ella una digna secuela, una sucesora solvente de la primera entrega. Y aquí es donde reside su mayor hándicap, que es infinitamente inferior a aquélla en todas sus vertientes, incluso las cinematográficas, faltándole su capacidad de hacer explosión en cada fotograma. Comienza bien, con una mini historia de Marv de lo más resultona, pero a partir de aquí el conjunto se resiente. El montaje de los relatos es bastante caótico –la segunda historia se mezcla con la cuarta, y ambas quedan cortadas para dar paso a la que da título a la cinta-, la historia principal dura demasiado, y las de cierre poco importan cuando ya llevas media hora mirando el reloj, y menos si conviertes en protagonista de una de ellas a Jessica Alba y desaprovechas la presencia de Joseph Gordon-Levitt. La estructura del guión no ayuda, y es que te pasas toda la cinta tratando de poner en orden las historias con respecto a las de la primera entrega. Han pasado los años y los actores están visiblemente más viejos, y esto no ayuda en absoluto a ordenar cronológicamente las tramas.


No obstante, lo peor de todo es que parece estar hecha con una absoluta falta de ganas por parte de Robert Rodriguez, quien no encuentra un atisbo de originalidad fílmica desde hace unos años, y el propio Frank Miller, hasta el punto de que no está tan mimada a nivel cinematográfico como la anterior, pareciendo más un capricho del mexicano –el mismo que le ha llevado a hacer varias “Spy Kids” y otros escarceos infantiles en 3D y 4D- que una adaptación en sí misma. A destacar, eso sí, las incorporaciones de Josh Brolin y, especialmente, la de Eva Green, tan sexy, arrebatadora, magnética y robasescenas como siempre. Un auténtico imán de mujer a la que no le hace justicia estar en una película que, con mucha razón, ha recibido palos por parte de la crítica y el público estadounidenses. Pero poco se le puede pedir a un material que ya vivió su momento de gloria hace casi una década, y a unas malas calles que ya nos conocemos de memoria.

A favor: Josh Brolin y, sobre todo, Eva Green
En contra: prácticamente todo lo demás

Calificación *1/2

PÓSTERS. Mondo celebra el 75 aniversario de Batman con ocho carteles inéditos

Los chicos de Mondo, que llevan más de una década reinterpretando carteles de cine, vuelven a la carga dedicando un homenaje a los 75 años de Batman, con una exposición titulada “75 Years of Batman” que se exhibirá en sus galerías de Austin, Texas. A continuación una pequeña muestra de la exposición con ocho ejemplos en los que el Batman de Burton, el de Nolan y el de los años 60 se dan la mano junto a los archienemigos del personaje creado por Bob Kane y Bill Finger.








domingo, 19 de octubre de 2014

TAQUILLA USA. Brad Pitt bombardea el primer puesto

Otro fin de semana significativamente superior al de hace un año, en un mes como el de octubre no demasiado espectacular para la taquilla. Eso sí, no superior al de 2009, 2010 y 2012, cuando “Where the wild Things are”, “Jackass-3D” y “Paranormal Acvitity 4” irrumpían con mayor fuerza en la cartelera que el gran estreno de la semana.

Fury cumple su cometido en taquilla con unos 23,5 millones de $ que son lo suficientemente buenos como para considerarla un éxito. La película contaba con el respaldo de la crítica y la fuerte presencia de Brad Pitt, todo un reclamo para la taquilla que logra no romper la racha iniciada en el segundo fin de segunda semana de septiembre de tener un número uno que supere los 20 millones de $. Su dato es ligeramente superior al de “Monuments Men” este mismo año, film que pese a no contar con el apoyo de la crítica tenía el suficiente prestigio como para rozar los 80 millones de $ al final de su carrera, una meta a la que espira “Fury”.

Otra que cumple es la cinta animada The Book of Life, producción de Guillermo del Toro que tiene el inconveniente de estar muy focalizada para atraer al público latino. Aún así, sus 17 millones de $ y la tercera plaza no son moco de pavo, pero habrá que ver si es capaz de saltar a otro tipo de audiencias.

La cinta romántica The Best of Me confirma que no entusiasma, pero aún así se hace con 10 millones de $ y el quinto puesto. La gran sorpresa se produce en el ámbito limitado, donde Birdman ha brillado con luz propia. La esperadísima cinta de Iñárritu con Michael Keaton de protagonista atesora grandiosas críticas y comentarios, y se convierte en el must see de la temporada con sus espectaculares 415.000$ cosechados en cuatro salas, logrando una de las mejores medias por sala vistas desde “The Grand Budapest Hotel”. Le sigue Dear White People, comedia R con Dennis Haysbert que recauda 344.000$ en 11 complejos.


En los mantenimientos, en el top 5 vemos los mejores descensos de la lista de las diez más taquilleras. El segundo puesto es para Gone Girl, que pese a la presencia de “Fury” cede un 33% con 107 millones de $ acumulados, y con la vista puesta en superar los 140 millones. En todo el mundo, su total es ya de 201 millones de $. En cuarto lugar se encuentra Alexander and the Terrible, Horrible, No Good, Very Bad Day, que convence y cae solamente un 34% tras su buen estreno hace diez días y suma ya 36 millones de $, ya más de lo que ha costado.

Peor le ha ido a Dracula Untold, que se desploma un previsible 57%, pero ya con 40 millones de $, gracias a su estreno sorpresa la semana pasada. Eso sí, insuficiente para su presupuesto de 70 millones de $, compensados con los 136 millones de $ que ya lleva en todo el mundo. Le sigue The Judge en séptimo puesto, disminuyendo un buen 39% y compensando así su mala entrada el fin de semana pasado, pero aún con unos insuficientes 26 millones de $ para un producto que ha costado 50.

Cierran el top 10 tres taquillazos: Annabelle con 74 millones de $; The Equalizer con 89 millones, y The Maze Runner con 90 millones. Esta última se queda algo corta en vista de lo que podía esperarse de ella tras su excelente estreno, pero sin duda se la debe considerar un éxito, especialmente en vista de los espectaculares 250 millones que ha logrado en todo el mundo. El éxito del spin-off de “The Conjuring” es incontestable, ya se encuentra por encima de “Insidious 2” a estas alturas, y sus casi 150 millones en todo el mundo habiendo costado apenas 6 millones de $ constatan su taquillazo. Y en cuanto a la cinta con Denzel Washington, ha costado 55 millones de $ y ya se va a los 158 millones de $ en todo el globo. Y lo que le queda.

Dentro de los mantenimientos, tres grandes ganadoras en la taquilla. St. Vincent mejora un 523% tras aumentar 64 salas y se va a los 837.000$. Whiplash también aumenta unas pocas salas y ello le permite subir un 55% con 416.000$ en su haber. Y por último, Men, Women & Children, pese a no haber sido bien recibida por la crítica, confirma que es uno de los must-see del momento al aumentar un 616% e irse a los 475.000$. Eso sí, gracias a multiplicar sustancialmente su presencia en salas. Pasa de exhibirse en apenas 30 salas a verse ya en casi 600.

Fuente. Box Office Mojo

sábado, 18 de octubre de 2014

Horribles carteles de ¿malas? películas: Intérpretes que nunca debieron estar ahí

Hay ocasiones en los que la presencia de un determinado actor en un cartel estropea la esencia del mismo, ya sea por el intérprete en sí resulte cargante o porque, sencillamente, porque podrían haber escogido imágenes mejores suyas  con las que adornar los pósters. Y, por supuesto, hay veces que el exceso de photoshop no le hace justicia. Este nuevo especial trata de eso, de actores que nunca debieron estar ahí, pero que están como herramienta de marketing. No voy a comenzar con un intérprete, sino con un personaje. Con lo que me pirran los musicales, y lo mucho que odio “Annie”. Pues se avecina una nueva adaptación con ese terremoto de nombre impronunciable que protagonizara hace años "Bestias del sur salvaje" -sí, tampoco sé escribirlo-, acompañada de Jamie Foxx o Cameron Diaz, entre otros. Sus carteles, ya sea en oriente u occidente, no acaban de cuajar. Demasiado simples... y buen rolleros.




¿A qué inteligente ente se le ocurrió que era buena idea juntar a Manuela Velasco, hélice en mano, con un barco fantasma? No sé cuál de los dos elementos sobra más. Esto parece un cruce entre “Ghost Ship” y “Resident Evil” que no le hace justicia a la franquicia “[·REC]”. Con lo buenos que eran los pósters de las tres entregas anteriores.


Hoy mismo salía a la luz el cartel de “Big Eyes”, y la dudas me asaltaban al instante: ¿no será suficiente reclamo el nombre de Tim Burton? ¿Qué pintan ahí Christoph Waltz y Amy Adams?


Lo de “Serena” es de juzgado de guardia. Básicamente han cogido los pósters individuales de Bradley Cooper y Jennifer Lawrence, que ya de por sí chirriaban por su simpleza, y los han unido en uno sólo. Yo me quedaba con el caballito y el pájaro de la esquina inferior.




De nuevo me quedo con la parte inferior del cartel oriental de “Fury”, donde han pegado las caras de los actores como reclamo publicitario. Y he tenido una sensación de déjà vu a lo “Salvar al soldado Ryan”.


No sé exactamente con qué film se corresponden los siguientes carteles. Sé que sale Chris Evans –como para no darse cuenta-y que es reciente. Lo único remotamente parecido a esto que tiene el actor en proyecto es “Playing it Cool”, en la que ejerce de narrador. Y si es así, ¿por qué aparece tantas veces en el póster y con tantos looks ridículos? Y aunque no fuera así, ¿por qué aparece tantas veces en el póster y con tantos looks ridículos? Dan ganas de no ver el film simplemente por no tener que verle con esas pintas.

























Aquí tenemos no uno sino tres actores que sobran. Porque lo peor de los carteles de “St. Vincent” es que los pósters de personajes son mejores que éste, que encima es el oficial.


Haley Joel Osment hace años que dejó de ser un reclamo para el gran público, si es que alguna vez llegó a serlo o tuvo la suerte de estar en el sitio indicado en el momento oportuno. Sea como fuere, su bonachona presencia en el cartel de “Sex Ed” incomoda. Hasta el plátano sale mejor que él.


Acabamos con dos casos en los que los actores están mal dibujados, especialmente en los casos de Jason Patric y John Cusack. ¿Y por qué hay tantas caras en el cartel de lo próximo de Richard Linklater? Pero lo que más escama es esa Susan Sarandon en plan sheriff. Ya cuesta imaginársela en ese rol, como para que encima nos lo restrieguen por las narices.



EL CORTO CINÉFAGO. "Tuck Me In", de Ignacio F. Rodó. Terror en un minuto

¿Se puede infundir auténtico miedo en tan sólo un minuto? Ignacio F. Rodó, que ya lleva casi una veintena de cortos desde su debut en 2007, tomó una historia corta surgida en un foro en el que retaban a contar una historia de terror en tan sólo dos frases y lo ha trasladado a imágenes con un mínimo de recursos. Dos actores, un único escenario, un par de líneas de diálogo y exactamente sesenta segundos. Su título es “Tuck me in (Arrópame)”, y ya ha metido aterrorizado a millones de internautas en todo el mundo. O por lo menos, les ha dejado un muy mal cuerpo. Un corto que ya ha sido presentado con éxito en cerca de treinta festivales de cine a nivel internacional, y cuya sinopsis merece la pena guardarse para garantizar el factor sorpresa. Únicamente una advertencia: mirar bien bajo la cama antes de acostarse, y de paso, encima de ella también.


viernes, 17 de octubre de 2014

LA CRÍTICA. Relatos salvajes

Un día de furia
En “Malditos bastardos”, Tarantino culminaba cada historia con un estallido de violencia, después de hacer cargar a sus personajes con minutos y minutos de tensión verbal. En Relatos salvajes”, Damián Szifron hace lo propio sometiendo a sus personajes a una presión insostenible en esa Argentina tan extrapolable repleta de corrupción, traiciones, infidelidades, injusticias sociales y luchas de clases. El resultado es el mismo, la bomba de relojería que es el ser humano termina por hacer explosión, y la onda expansiva acaba alcanzando a propios y extraños. Porque alguien tiene que librarnos de los malnacidos que gobiernan a golpe de talonario, de los que siempre se van de rositas mientras otros pringan, o de manera genérica de todo aquel que nos haga la vida imposible.

Szifron estructura la cinta en seis episodios donde la indignación ante las injusticias o el que se rían en tu propia cara son motivos suficientes para que se desate esa violencia contenida que busca desesperadamente una válvula de escape. Ya en su primer relato salvaje, un ejemplo perfecto de síntesis a la hora de presentar, desarrollar y finalizar una historia, el cineasta deja claras sus intenciones, la de no dejar títere con cabeza ni dar puntada sin hilo, la de tirar de mala baba y humor negro para justificar sus decisiones artísticas, por muy inverosímil que resulte lo que ocurre en cada trama. Su nueva película es una patada en la boca del estómago, una propuesta que se debe entender como un colosal chiste sobre ese despreciable ente que es el ser humano, aunque el chiste en sí mismo arranque más de una risa incómoda.


Un guión bien hilvanado, repleto de malicia y mala leche, una dirección impactante y directa, y un reparto espléndido –a destacar el fenomenal trabajo de Ricardo Darín, Leonardo Sbaraglia, Rita Cortese y Érica Rivas- coronan uno de los productos argentinos más mordaces y ácidos que nos han llegado en los últimos años. Eso sí, bastante irregular en lo que a potencia de sus historias independientes se refiere, quedando para el recuerdo especialmente ese peculiar “El diablo sobre ruedas” que es “El más fuerte”, y dejando en el aire si no habría sido mejor finalizar algunas de ellas de una manera más convincente –el final con tintes sociales y políticos de “Bombita” chirría bastante-, pero un fiel reflejo de lo que es capaz una persona ante situaciones límite. Al fin y al cabo, todos tenemos derecho a perder el control, a nuestro particular día de furia.


A favor: la contundencia de algunas de sus historias, especialmente “El más fuerte”; la mala leche que encierra cada frase y fotograma
En contra: no todas las historias son igual de potentes

Calificación ****

jueves, 16 de octubre de 2014

AVANCES. Tráiler de "In the Heart of the Sea", de Ron Howard

¿Fue “Rush” una casualidad en la carrera de Ron Howard? ¿Marcará su nueva alianza con el director de fotografía Anthony Dod Mantle un punto de inflexión en su filmografía? En vista de este tráiler de “In the heart of the sea”, epopeya que narra la historia real que inspiró el clásico “Moby Dick”, así lo parece. Porque cuando Howard quiere, dirige como un Dios. Sin personalidad, pero de manera sobresaliente, como buen artesano que es. Cuando no, nos regala bazofias para hacer caja. Y ésta parece que será de esas que dejan huella, al menos en lo que a apartado visual se refiere. Llega en marzo de 2015 a las carteleras estadounidenses, y cuenta con Chris Hemsworth, Benjamin Walker, Cillian Murphy, Ben Whishaw, Tom Holland, Brendan Gleeson y Jordi Mollá. 

AVANCES. Tráiler y cartel de "Justi&Cia". Este país necesita un Charles Bronson. O dos

¿Quién no ha pensado en los tiempos que corren en España en coger e impartir justicia, en vengarse de todos los hijos de puta sueltos que hay en este país? Pues eso es lo que propone el debutante Ignacio Estaregui en “Justi&Cia”, nombre del dúo vengador formado por el enorme (de tamaño) Hovik Keuchkerian y el gran (de talento) Álex Angulo, en una de sus últimas interpretaciones. Este primer avance del film, que llegará a los cines el 7 de noviembre, promete darle una bofetada a la actualidad de España. Atención a la frase con la que acaba el tráiler, que invita gustosamente a ver la peli. Porque, a día de hoy, hacen falta más personas como Charles Bronson.


miércoles, 15 de octubre de 2014

PÓSTERS. Avalancha de nuevos carteles y banners de "El Hobbit: La batalla de los cinco ejércitos"

Llevan cerca de diez días llenando la red de carteles y banners. ¿Creías que había acabado esta avalancha? Pues no, porque para Warner y MGM parece no haber tope para promocionar como se merece a “El Hobbit: La batalla de los cinco ejércitos”, el capítulo final de la trilogía de Peter Jackson que llega a las pantallas de medio mundo el 17 de diciembre. Por ello, además de recoger los nuevos carteles y banners que han visto la luz hace unas pocas horas, recuperamos todos aquellos pósters de personajes que han ido protagonizando los noticiaros cinéfilos de la última semana. Ante tanto cartel, ¿alguien se plantea no ir a verla?
















Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...