lunes, 23 de enero de 2017

VOTACIONES 2016. Elige la mejor película del año

Llegó el gran momento. Acabada la primera fase, inauguramos la fase final de las votaciones a mejores filmes del año, compuesta por aquellos títulos que tuvieron tres o más votos en la fase anterior. Los cinéfagos que han votado han hablado, y a continuación se presenta la lista de las 20 candidatas a mejores películas de 2016. Una votación en la que sólo podrá elegirse una candidata una sola vez. Así que a pensárselo muy bien… ¡y que gane la mejor!


domingo, 22 de enero de 2017

TAQUILLA USA. Shyamalan vuelve a lo más alto y sorprende con "Split"

Fin de semana con sorpresa, la de ver cómo M. Night Shyamalan coloca su nuevo trabajo en lo más alto reventando todas las previsiones. Pero a pesar de esto, el total ha quedado por debajo del visto hace un año, cuando “Ride Along 2” llegaba con buen pie y “The Revenant afrontaba con enorme éxito su segunda semana de expansión nacional.

Parece que el director de “The Sixth Sense” o “Unbreakable” ha recuperado la estrella perdida, gracias a su vuelta al género que le dio fama y éxito en el pasado. Eso sí, ahora acompañado además del favor de la crítica. “The Visit” ya era una primera carta de regreso que se saldó con un notable éxito inesperado en la cartelera, y ahora Split viene a confirmar la tendencia. Su nueva propuesta se coloca muy por encima de las previsiones más pesimistas, y logra unos excelentes 40 millones de $, además de la mejor media por sala de toda la cartelera. Por si fuera poco, sus críticas y comentarios están siendo excelentes, más que en el caso del anterior trabajo del director, y esto debería darle cuerda suficiente para superar fácilmente los 100 millones de $. Y lo más importante, que su modesto presupuesto de tan sólo 10 millones de $ la convierte desde ya en un film de lo más rentable.

En segunda plaza, otro regreso, el de Vin Diesel a la saga “xXx”, 14 años después de la primera parte. La vuelta no se salda con el éxito esperado, y xXx: The Return of Xander Cage se queda por debajo de las previsiones con unos tímidos 20 millones de $. Diesel demuestra no tener demasiado tirón más allá de la saga “Fast & Furious”, y le costará rentabilizar un producto que ha costado 85 millones de $.

El otro estreno significativo del fin de semana viene de la mano de los Weinstein, que ven cómo The Founder, con Michael Keaton, entra directa al puesto nueve con unos flojos 3 millones de $. Pese a las buenas críticas, la película no cuenta con el efecto Oscar, y no tendrá una larga vida en cartelera.
En los mantenimientos, el top 5 lo completan: Hidden Figures, que en cinco semanas se va a los 84 millones de $; Sing, con 249 millones de $ en Estados Unidos y unos aún mejorables 427 millones de $ en todo el mundo; y La La Land, que pese a su “fuerte” caída este fin de semana sigue con paso firme hacia los 100 millones, acumulando por ahora 89 millones de $. En todo el globo, su total asciende ya a la friolera de 173 millones de $.

Les sigue por último Star Wars: Rogue One, que ya ha superado la barrera de los 1.000 millones de $ en todo el mundo. En concreto 1.011, la mitad provenientes de Estados Unidos, donde es la séptima cinta más taquillera de la historia del cine.

Fuente: Box Office Mojo

miércoles, 18 de enero de 2017

LA CRÍTICA. La La Land (La ciudad de las estrellas)

Otro día más de Sol en LA
Es imposible no enamorarse de “La La Land“. Desde su misma escena inicial, que nos introduce en el Cinemascope, en un mundo en Technicolor acompañado por un tema musical que llama a introducirse en la gran pantalla, seduce, enamora y embriaga. El mismo sentimiento de amor que profesan todos esos soñadores que acuden a la Meca del Cine buscando una oportunidad, a perseguir las luces que brillan en la ciudad de las estrellas, a subir hasta las alturas de la colina más famosa del séptimo arte, esa desde la que sólo puedes caer o mantenerte eterno.

Imposible no enamorarse de ella, porque lo nuevo de Damien Chazelle es una carta de amor a la música, algo que ya destilara su anterior obra, con sus subidas y bajadas sentimentales. Y también al musical en particular. Por sus fotogramas resuenan los ecos del cine de Donen y Demy, y de otros tantos maestros que han rubricado todo un género para expresar sentimientos y emociones. Todo en ella destila técnica. Música, sonido, fotografía, escenografía… Chazelle no sirve un musical al uso, prefiere jugar con el género y no pervertir su esencia, sino contarnos su particular visión sobre el mismo, una visión en la que las canciones alegres y el colorido menguan conforme se abandona el amor por alcanzar algo más importante: las metas personales.


Por supuesto, es una historia de amor entre dos soñadores, interpretados con la soltura para la comedia de un cada vez más acertado Ryan Gosling y la delicadeza y espontaneidad naturales de una Emma Stone que se erige como reina absoluta de la función. Pero también es un mensaje de amor al cine en general. De amor y por supuesto de desamor, dos conceptos antagónicos pero inevitablemente unidos. Al cine como fábrica de sueños y desilusiones.


Todo en ella es para ser amada. Y aunque le ocurra lo mismo que a su anterior film, y el ritmo pueda parecer que decaiga hacia mitad del metraje, en este caso por abandonar deliberadamente los tópicos del musical, su director vuelve a retomar el pulso en un epílogo que supone todo una moraleja sobre el cine como mecanismo para contar historias, pervertirlas y encauzarlas a su manera. Es lo bueno del séptimo arte, que siempre puede reiniciarse a sí mismo y acabar en un ensoñador final feliz. No importa lo que pase hoy. Mañana será otro día más de Sol en Los Ángeles.

A favor: el amor que profesa al cine, la fotografía, la música, el sonido, la escenografía, su pareja protagonista…
En contra: que su distanciamiento del musical tradicional pueda ser visto como un bajón de ritmo

Calificación *****
Imprescindible

jueves, 12 de enero de 2017

LA CRÍTICA. La autopsia de Jane Doe

Necropsia narrativa
Puede parecer que aún es demasiado pronto para hablar en estos términos, puesto que tan sólo cuenta con tres trabajos a sus espaldas, pero ha sido suficiente para vislumbrar cierta coherencia en la carrera que hasta ahora lleva el noruego André Øverdal. Si en “Future Murder” hablaba de la paranoia como manera de fundir de manera peligrosa la realidad con las ensoñaciones, y en “Troll Hunter”, su mejor obra hasta la fecha, aprovechaba el found footage como portal cinematográfico capaz de unir esa misma realidad y el folklore, en su nuevo trabajo se adentra progresivamente en otra leyenda popular, en este caso norteamericana, al mismo ritmo que sus dos protagonistas van diseccionando el cadáver de esa Juana Nadie que da título al film.

Porque “La autopsia de Jane Doe” es, en sí mismo, un ejercicio de necropsia narrativa que va mutando hacia el terror, sustentado fundamentalmente en la fuerza de un libreto que sabe captar interés y generar suspense en torno a las causas de la muerte de su inerte coprotagonista. Øverdal no necesita de mayores artificios que dejarse llevar por el desarrollo de la historia para intrigar al espectador, valiéndose además del solvente trabajo de Emile Hirsch y el gran Brian Cox.


Pero tan sólo en el relato. Uno de sus talones de Aquiles reside precisamente en el hecho de que su director no es capaz de sorprender a nivel cinematográfico con su trabajo tras la cámara. El resultado es una propuesta que vale más por lo que cuenta que por el cómo lo hace, y que acaba convirtiendo sus giros de guión en un film de terror repleto de tópicos, uno de manual filmado con más corrección que inspiración, a ratos inquietante y estremecedor, pero nada trascendente ni remarcable.


Así, lo que queda es una película bastante sugerente, mejor que otras mejor valoradas del pasado año, a pesar de que termine usando buena parte del manido abanico de recursos del género. Una que confirma la predilección de Øverdal por el fantástico, por jugar con la “realidad”. Aunque en este caso no lo haya hecho a nivel artístico, y el proceso de necropsia que propone se va pudriendo más que creciendo interiormente. Justo lo contrario que nuestra querida Jane Doe.

A favor: lo bien que atrapa su guión
En contra: su rutinaria y correcta dirección

Calificación ***
Merece la pena

lunes, 9 de enero de 2017

GLOBOS DE ORO 2017. "La La Land" enamora dentro y fuera de Hollywood

Es la gran favorita en la carrera al Oscar. Hollywood se ha rendido a los pies del musical de Damien Chazelle “La La Land”. Pero ya no sólo Hollywood, sino ahora también la prensa extranjera afincada en la ciudad. Los Globos de Oro anunciaban anoche sus ganadores a ritmo de musical, rindiendo homenaje a la que se va confirmando como la cinta del año. Siete han sido los galardones que ha logrado el film, entre ellos mejor comedia, director, actor –Ryan Gosling- y actriz –Emma Stone- de comedia, haciendo pleno. Siete nominaciones, siete estatuillas. Un hecho sin precedentes en los 74 años de historia de estos premios, mal considerados la antesala de los Oscar. Aunque este año bien merecen ser tenidos en cuenta, pues esta película va a por todas.

En drama, “Moonlight” ha sido la triunfadora pero solamente con un galardón, el de mejor película, yendo a parar el de actor a manos de Casey Affleck por “Manchester By The Sea” y el de actriz para, sorpresa, Isabelle Huppert, cuyo film, “Elle”, también ha salido victorioso en la pugna por mejor film extranjero –no olvidemos que ha quedado fuera de los Oscar. Esta señora va mereciendo una estatuilla dorada. Por lo demás, noche de récords y más sorpresas, como la de ver a Aaron Taylor-Johnson subiendo a recoger su premio a mejor actor de reparto por “Nocturnal Animals”. A continuación, la lista completa de ganadores.

MEJOR PELÍCULA (COMEDIA O MUSICAL)
La La Land

MEJOR DIRECTOR
Damien Chazelle por La La Land

MEJOR ACTOR (COMEDIA O MUSICAL)
Ryan Gosling por La La Land

MEJOR ACTRIZ (COMEDIA O MUSICAL)
Emma Stone por La La Land

MEJOR ACTOR (DRAMA)
Casey Affleck por Manchester By The Sea

MEJOR ACTRIZ (DRAMA)
Isabelle Huppert por Elle

MEJOR ACTOR DE REPARTO
Aaron Taylor-Johnson por Nocturnal Animals

MEJOR ACTRIZ DE REPARTO
Viola Davis por Fences

MEJOR GUIÓN
La La Land

MEJOR CANCIÓN ORIGINAL
La La Land

MEJOR BANDA SONORA
La La Land

MEJOR PELÍCULA DE ANIMACIÓN
Zootopia

MEJOR PELÍCULA EXTRANJERA
Elle

domingo, 8 de enero de 2017

TAQUILLA USA. Rogue One y Hidden Figures se disputan el podio

Fin de semana de relax, sin el aliciente de un día extra y sin el motor que suponen las vacaciones navideñas. Toca volver a la realidad, y con ella a los descensos y a la escasez de estrenos que potencien un total que, como era de esperar, ha quedado bastante por debajo del de hace un año, cuando “Star Wars: The Force Awakens” presentaba un formidable cuarto fin de semana.

Solamente un estreno ha aterrizado en la cartelera este fin de semana, y lo ha hecho con más pena que gloria. Underworld: Blood Wars debuta en cuarta plaza con el dato más bajo de la franquicia, 13 millones de $, casi la mitad de lo logrado por la cuarta entrega hace cinco años. Pero con una notable diferencia. Este nuevo capítulo ha costado la mitad que aquélla, por lo que la rentabilidad está garantizada. 35 millones de $ en costes de producción que se ven ya superados con los 55 millones de $ que lleva en todo el mundo. Gracias a la taquilla internacional y sus bajos costes salvará los muebles.

Por lo demás, como se comentaba anteriormente, fin de semana de descensos, aunque menos pronunciados de lo esperado. El podio ha ido a parar, nuevamente, a manos de Star Wars: Rogue One, que ha ganado por los pelos a Hidden Figures, que este fin de semana ampliaba a todo el territorio nacional. Esta última gana en media por copia y aumenta un 2.440%, con casi 25 millones de $ en tres semanas, mientras que la cinta de Disney se va ya a los 477 millones de $, además de superar los 900 millones de $ en todo el globo. Tiene aún camino por delante para superar la barrera de los 1.000 millones de $.

El top lo completan Sing, con 213 millones de $ en casa y 356 en todo el mundo, constituyendo como un éxito para Universal, y La La Land, que dobla presencia en salas y consigue ya 51 millones de $, aún con camino por delante gracias a la carrera al Oscar.

Aumentan también en número de salas: Silence, que sube un 476% con 862.423$ en diez días; 20th Century Women, con 395.412$ en el mismo periodo de tiempo; Julieta, que mantiene su media por copia y amasa ya 353.788$; Paterson, que en dos semanas atesora 221.960$; y Lion, que se aproxima al top 10 y roza los 10 millones de $, pero que aún así desciende este fin de semana. Por su parte, Patriots Day mantiene presencia en salas y presenta la mejor media por copia, con 870.414$, confirmando que dará la campanada en cuanto aumente su presencia.

Por último, la mala noticia la da Bayona, cuyo A Monster Calls no ha acabado de encajar pese a las excelentes críticas y comentarios. Este fin de semana se enfrentaba a su gran prueba de fuego, ampliando a todo el territorio nacional, y la jugada no le ha salido bien. Se conforma con 2,1 millones de $ fuera del top 10, y sin aparente fuerza para irse mucho más allá de los 7 millones. Una lástima.

Fuente: Box Office Mojo

martes, 3 de enero de 2017

TAQUILLA USA. Rogue One también domina la cartelera de fin de año

2016 se despide a lo grande, con un dato astronómico, pero conseguido gracias al día extra del pasado lunes, festivo en Estados Unidos. Un fin de semana sin estrenos grandes y con prácticamente la totalidad de títulos en cartel experimentando prodigiosos incrementos en sus cifras.

Los únicos dos estrenos del fin de semana han llegado en formato limitado, y vienen con aroma a premio. Con dos de las mejores medias por copia llegan el drama con Annette Bening 20th Century Women debuta con unos formidables 213.681$ en cuatro salas, mientras que el film de Jim Jarmusch con Adam Driver, Paterson, hace lo propio con la misma cantidad de salas, haciéndose con 119.657$. Ambas gozan de un amplio apoyo de la crítica, pero habrá que ver cómo las trata la carrera al Oscar, y la competencia que se avecina.

Por lo demás, excelentes mantenimientos, la gran mayoría de ellos transformados en sustanciosas subidas. Como era de esperar, Rogue One: A Star Wars Story se mantiene en el podio, yéndose ya a los 439 millones de $ en tres semanas. Un dato a todas luces excelente que se corona con la taquilla mundial, donde ya supera los 800 millones de $, y aún con camino por delante.

Le siguen: Sing, la propuesta animada de Universal, que ya alcanza los 180 millones de $ en doce días; Passengers, que gracias al día extra recupera algo de terreno perdido, pero cuyos 66 millones de $ en doce días siguen siendo insuficientes dados sus costes, y más ahora que no gozará de la ventaja de las fiestas navideñas; Moana, que también recupera algo de terreno perdido con 213 millones de $, pero que se ha quedado a medio gas en sus aspiraciones; y Why Him?, que prácticamente iguala su presupuesto con 37 millones de $ en su segundo asalto.

En el top 10, filmes con aura de premio: La La Land sube al puesto número siete y se confirma como toda una sorpresa al acumular ya 37 millones de $, más de lo que ha costado; también sube, en este caso al sexto, Fences, también superando sus costes con 32 millones de $; Manchester By The Sea, por su parte, pasa del puesto 13 al 9 con casi 30 millones de $ en su haber.

A partir de aquí, lo más relevante es cómo se están comportando los títulos más relevantes de cara a los premios: en su sexta semana, Lion roza los 7 millones de $; con una semana menos, Jackie alcanza ya los 7,4 millones de $; con la mejor media por sala de toda la cartelera, Hidden Figures presume de 2,6 millones de $ en doce días; Patriots Day, con Mark Wahlberg, atesora 680.990$ en el mismo periodo de tiempo, siendo uno de esos filmes que pueden gozar de un gran éxito en taquilla si amplían su presencia en salas; algo que también ocurre en el caso de Silence, de Scorsese, uno de los pocos casos este fin de semana en los que se aprecia un descenso, aunque mínimo, y que también en su segundo fin de semana se va a los 337.374$; Julieta, que pese a haber quedado fuera de la carrera al Oscar se mantiene de manera excelente con 223.964$; y A Monster Calls, a priori la más débil de toda la carrera, pero que mantiene su media por copia en su segundo fin de semana y recauda 79.876$ hasta la fecha. Habrá que ver cómo se comporta este fin de semana, cuando amplíe a todo el territorio nacional.

Fuente: Box Office Mojo 

sábado, 31 de diciembre de 2016

ESPECIALES. 2016: 12 imágenes para despedir el año

Cerramos 2016 haciendo balance. Allá va una selección de doce imágenes  con lo más destacado de este ejercicio cinematográfico. Una por cada uva. Acontecimientos, series, películas, personajes... Por supuesto, una lista personal e intransferible. Para ti, ¿cuál ha sido el momento más destacable de este año? ¡Feliz 2017, cinéfagos!

Brangelina, el cine se tiñe de rosa


(¿)La decepción de Warner/DC(?) 


HBO y Netflix llegan a España


Maria Schneider, y con ella llegó el escándalo


Rogue One, la galaxia se expande

Save the day. Hollywood vs Trump


Stranger Things, vuelve la nostalgia ochentera


Trueba, tu reina no se siente española


Truman, justicia en los Goya con Cesc Gay

Un monstruo para la taquilla


Westworld, un mundo de infinitas posibilidades


X-Files, la verdad ha vuelto

FINAL CUT 2016. El cine del año en dos fabulosos montajes

Seguimos despidiendo 2016, y lo hacemos con dos vídeos recopilatorios con prácticamente todo el cine que se ha podido ver este año. Bueno o malo. De aquí y de allá. Todo destacable y para todos los gustos. Gracias a los responsables de estos montajes, y gracias al séptimo arte por regalarnos otro año de cine. Gracias de verdad. 

2016 Movie Trailer Mashup, de Sleepy Skunk 



Movies 2016, de Nikita Malko

jueves, 29 de diciembre de 2016

EN PAZ DESCANSE. In Memoriam 2016. Nunca digamos adiós

Vamos despidiendo 2016, y lo hacemos poniéndonos serios. Para muchos, un año nefasto en lo que a pérdidas se refiere. Y aunque aún queden tres días por delante, en los que puede pasar de todo, llega el momento de despedirles como se merecen. Pero no con tristeza. Que para algo siempre quedarán sus trabajos delante y detrás de la cámara. A continuación, dos vídeos que resumen los fallecimientos de este año que ya va cerrando sus puertas. Seguramente faltan nombres, especialmente españoles, pero están todos los que son. Aunque desde aquí despedimos a grandes nombres que merecen ser recordados, como los de Chus Lampreave o Gil Parrondo, y referentes indirectos para el séptimo arte como Leonard Cohen y George Michael. Descansen en paz, maestros. Nunca digamos adiós.


martes, 27 de diciembre de 2016

LA CRÍTICA. Hasta el último hombre (Hacksaw Ridge)

Amor por las barras y estrellas
Existe una tendencia preocupante en el cine made in USA contemporáneo, la de centrarse en una figura heroica y ensalzar sus virtudes, no sus defectos, para sostener un panfleto en pro de la bandera norteamericana. Una especie de llamamiento a las armas y la concienciación patriótica de una nación que siempre ha disfrutado con este tipo de ejercicios propagandísticos, pero que ahora parece estar arrastrando consigo a cineastas del más alto calibre, con la idea de que así el discurso llegará más alto y más lejos.

“Hasta el último hombre” –una traducción del “Hackaw Ridge” original que potencia aún más si cabe sus intenciones- es otro ejemplo más de esta corriente moderna. No es más que otro folleto del tío Sam sobre la gloria americana, en este caso centrado en el relato de un hombre que se negó a usar armas durante la II Guerra Mundial, y que fue capaz de salvar vidas pese a no llevarse consigo ni una sola vida.

Pero hay una característica diferenciadora fundamental en la que nos ocupa que la hace distanciarse de otras propuestas recientes, como los dos fallidos intentos de Clint Eastwood de congratularse con la bandera de su país, “American Sniper” y “Sully”, y es que tras la cámara se sienta todo un animal de la realización capaz de vendernos con suma facilidad el american way of life.


Sí, aquí sigue habiendo escenas que invitan al respetable a sonrojarse, como la del manotazo a la bomba o la exaltación de la figura del héroe como único reducto de las tropas hacia la victoria antes de la batalla final. Y sigue existiendo ese empeño por humanizar al protagonista con un tramo inicial repleto de ingenuidad –tanto como la cara de un Andrew Garfield que a veces acierta en sus expresiones, y otras veces sigue siendo el mismo chaval bonachón y con cara de memo al que nos tiene acostumbrados- y un desconcertante sentido del humor. Pero Mel Gibson sabe cómo imprimir de enorme potencia sus imágenes, sabe servirnos en bandeja algunas de las escenas bélicas más salvajes y sangrientas de los últimos tiempos, y sabe perfectamente cómo no convertir la vena patriótica en un circo bochornoso, de esos que dan vergüenza ajena. No siempre lo consigue, pero cuando se distancia de ella, el conjunto remonta.


Pero no nos engañemos. Esto sigue siendo cine propagandístico. Uno bien articulado y a ratos disimulado, pero propagandístico al fin y al cabo. Y es aquí donde tiene su arma de doble filo. Porque los que no conjuguen con este amor exacerbado hacia las barras y estrellas, la odiarán. Los que prefieran quedarse con la parte cinematográfica, disfrutarán del enorme trabajo de dirección de uno de los más grandes cineastas silentes del Hollywood actual.

A favor: las escenas bélicas y la labor de dirección
En contra: que la dirección no consiga tapar en muchas ocasiones su condición de cine propagandístico

Calificación ***1/2
Merece mucho la pena

lunes, 26 de diciembre de 2016

TAQUILLA USA. Muchos estrenos, pero ninguno vence a Rogue One

Fin de semana largo y de altos vuelos en la taquilla USA, beneficiándose de un día extra hoy lunes que la hace acercarse a lo cosechado hace un año, cuando “Star Wars: The Force Awakens” registraba el segundo mejor fin de semana de la historia.

Y en este caso, ha sido de nuevo la franquicia reiniciada por Disney la que copa el top del fin de semana. Rogue One: A Star Wars Story desciende en su segundo asalto un 38% para hacerse con 318 millones de $ en 12 días, además de acumular ya 555 millones de $ en todo el globo. El dato es rotundo y todo un éxito, y raro será que no alcance a este ritmo los 500 millones de aquí al final de su carrera comercial. Consigue además presumir de tener uno de los mejores promedios por copia de toda la cartelera.

A partir de aquí, el top 5 lo completan los estrenos de gran presencia del fin de semana. De todos ellos, Sing es el que ha salido mejor parado. La nueva propuesta de Illumination Entertainment y Universal recauda en cinco días justo lo que ha costado, 76 millones de $, situándose además cerca de los 100 millones en todo el mundo. Será el título animado estrella de las navidades, y no debería tener problemas para superar los 200 millones. Comparando con “Despicable Me 2” o “Minions”, el dato es menor, pero tampoco se esperaba que las superara. No estamos ante un producto con el tirón de estas, y en ese sentido el dato conseguido es más que positivo.

Los siguientes tres estrenos no han corrido la misma suerte. Passengers, la esperada cinta de ciencia-ficción con Jennifer Lawrence y Chris Pratt, se estrella en su estreno con 30 millones de $ en cinco días, mientras que Assassin’s Creed hace lo propio en el puesto cinco con 22 millones de $ cosechados desde el pasado miércoles. Dos títulos muy esperados y de costes muy elevados, que tendrán que apretar mucho a nivel internacional para compensar el descalabro que ha supuesto su estreno.

Y a pesar de que la comedia protagonizada por Bryan Cranston y James Franco, Why Him?, también ha sido maltratada por crítica y espectadores, parte de una ventaja enorme: sus costes, mucho más discretos. Ha costado 38 millones de $ y ha recaudado 16 millones de $ en cinco días, muy por debajo también de lo esperado, pero al menos en ella hay cierta esperanza de rentabilizar la inversión. Aunque no llegará mucho más lejos de su presupuesto, y deberá apretar también en el resto del mundo, punto donde lo tiene complicado al no gozar de la condición de blockbuster.


En formato limitado, una de cal y otra de arena, dada la enorme competencia este fin de semana en los títulos de la carrera al Oscar. Con las mejores medias por copia se sitúan lo nuevo de Scorsese, Silence, el drama con Taraji P. Henson y Octavia Spencer titulado Hidden Figures, y el film sobre el atentado que tuvo lugar durante la maratón de Boston con Mark Wahlberg, Patriots Day. La primera consigue 180.000$ en cuatro salas, la segunda casi un millón de $ en 25 cines, mientras que la tercera se hace con 336.718$ en siete salas.

También alcanza una buenísima media por copia lo nuevo de Almodóvar. Julieta estrena con 174.770$ en seis cines, que pese a ser un muy buen dato, no logra estar a la altura de otros éxitos del cineasta al otro lado del charco. Y su mayor problema ahora está en que ha quedado fuera de la carrera por la estatuilla, por lo que su paso por la cartelera debería ser más fugaz de lo esperado.

Con menor repercusión, pero de manera también positiva, han debutado lo nuevo de Bayona y Ben Affleck. A Monster Calls recauda 42.170$ en cuatro cines, mientras que Live By Night suma 56.000$ en la misma cantidad de salas. En ambos casos, sendos cineastas se enfrentan a los datos más bajos de sus carreras, motivado por la competencia y por el hecho de que no estamos ante dos must see, cosa que sí ocurriera anteriormente con sus propuestas.

En cuanto a los mantenimientos, son los títulos de la carrera de premios los que consiguen despuntar. Fences amplía presencia a todo el territorio nacional y sube del puesto 25 al 6 con la mayor subida de toda la cartelera, y con 11 millones de $ en diez días, mientras que La La Land también aumenta en número de salas y recaudación, ya con 17 millones de $ en tres semanas.

También aumentan Manchester By The Sea, Jackie y Lion, con 21, 4 y 2,5 millones de $, respectivamente, mientras que Moana pierde fuelle ante la llegada de Universal, y se queda en 183 millones de $. Sudará para llegar a los 220 millones de $, un dato a priori bajo para lo que se esperaba de ella.

Fuente: Box Office Mojo

sábado, 24 de diciembre de 2016

EN SERIE. "Westworld", un mundo con posibilidades ilimitadas

Para todos aquellos que hayan tenido el placer de disfrutarla, "Westworld" -en España titulada "Almas de metal"- es todo un clásico de culto, un producto que trataba un tema por aquel entonces, hacia comienzos de los años 70, no tan manido como lo está hoy en día: la consciencia de las máquinas. El gran problema que tenía la creación del siempre interesante e imaginativo Michael Crichton era que se quedaba en la idea y se veía incapaz de sacarle todo el jugo a ese enorme parque de atracciones con infinidad de historias y posibilidades temáticas y argumentales. Y es ahí donde este remake televisivo la supera.

"Westworld", la serie, explota de manera elocuente y acertadísima la base de la original, pero también la lleva más allá y la expande para hablar de la naturaleza propia del ser humano como ente cruel y carente de emociones, autoconsciente de una falsa superioridad que se hace añicos en cuanto descubre que otros manejan sus hilos.


Y también del poder de contar historias. Porque en "Westworld" hay infinidad de relatos paralelos, tejidos no en forma de pirámide hacia la búsqueda de la memoria, la improvisación y el autointerés como motores de la consciencia, sino como un enorme laberinto cuyo centro parece imposible de encontrar. Un entramado obra de ese genial constructor de laberintos mentales que es Jonathan Nolan -sí, el hermanísimo, ese sin el que Christopher sería más bien poco-, que desafía al espectador en cada episodio, le engaña continuamente, pero sin que éste se sienta timado en ningún momento. Un excelente artesano al que sólo le falla lo mismo de siempre, su empeño en sobre explicarlo todo, en abrumar al respetable con más información de la que puede soportar el intelecto humano.

Pero por lo demás, estamos ante la serie del año. Una muestra de que hay remakes que sí merecen la pena. No sólo por su trama, sino por la banda sonora de Ramin Djawadi y esos covers musicales de Amy Winehouse, Nirvana o The Rolling Stones, la ambientación, los efectos especiales, la fotografía y un reparto en estado de gracia, en el que destacan Thandie Newton, Evan Rachel Wood y Jeffrey Wright. Magistrales los tres.


Ahora, tras un desenlace de lo más inesperado y explosivo, habrá que esperar hasta 2018 para ver qué nuevas historias nos cuentan. Una espera larga pero no tediosa. Porque las grandes series se hacen esperar. Y “Westworld”, con tan sólo una temporada, ya lo es. Su universo es enorme, infinito. Un mundo libre, donde realizar tus sueños. Un mundo con posibilidades ilimitadas.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...