viernes, 21 de noviembre de 2014

LA CRÍTICA. Exists

El found footage ha muerto
Pocos son los que, más allá de unos pocos títulos forjados por cerebros bastante iluminados, han conseguido exprimir el found footage haciéndolo imprescindible para la historia que cuentan. Sin embargo, como formato en sí ha quedado obsoleto y prostituido. Ya no se limita a un simple “grábalo todo, por tu puta madre”, sino que ahora además hace uso de la multicámara y del montaje de imágenes para darle mayor empaque cinematográfico, vilipendiando ya las bases en que se fundamenta el formato en sí mismo.

La vuelta de Eduardo Sánchez al recurso campestre que él mismo y Daniel Myrick convirtieron en viral de cara al nuevo siglo con “El proyecto de la bruja de Blair” –no lo inventaron, que para eso ya estaba “Holocausto caníbal”- podía ser motivo de alegría para resucitar un subgénero ya en vías de extinción, especialmente después de su simpático segmento zombi en “V/H/S 2”, que parece haberse rodado en un descanso de la filmación de la que nos ocupa. Pero lo que Sánchez demuestra con “Exists” es que la idea que revitalizara hacia finales del milenio pasado no fue más que fruto de la casualidad, de estar en el lugar indicado en el momento oportuno.


Lo que “Exists” vende viola los postulados mismos del found footage. Todo en ella está injustificado si tenemos en cuenta que la cámara debe estar en manos de uno de los personajes. Los cambios de plano, el montaje de las imágenes grabadas, el uso de banda sonora de fondo o los propios cambios de cámara carecen de todo sentido en esta película. Es como si hubieran querido rodar un film de terror convencional, pero con una cámara casera, y para justificar el formato se han sacado de la manga que uno de los protagonistas es un adicto a grabarlo todo y colocar cámaras por el bosque. Si a eso unimos el tan trillado mecanismo para colocar los sustos consistente en “ahora enfoco una grieta o una ventana por la que algo irrumpirá para sobresaltarnos”, la originalidad de la propuesta queda en entredicho.


Al menos se agradece que, en una cinta en la que lo peor es la técnica de filmación elegida por encima de un guión que tampoco obra maravillas, éste no nos martirice con la presentación de unos personajes que nos importan más bien un comino. “Exists” tiene el atractivo de ir al grano y ofrecer algo de entretenimiento pasajero. Y en su tramo final, quizá el mejor del conjunto, nos ofrece un survival repleto de justicia poética. Porque tiene mérito que el monstruo se convierta en un ser tan humano que lleguemos a sentir simpatía por él. Aunque ello implique que los desdichados protagonistas estén de más en la función.

A favor: el tramo final y que vaya al grano
En contra: el recurso que trata de explotar, ya bastante marchito y repetitivo

Calificación *1/2

jueves, 20 de noviembre de 2014

LA CRÍTICA. Zombeavers

El chiste sin gracia
Vamos a dejar algo claro. Una peli que gira en torno a castores zombis es, sencillamente, una peli que gira en torno a castores zombis. Y no hay que buscarle las tres patas al castor. Sabemos que puede ser mala, entendiendo este calificativo como la falta de calidad cinematográfica en lo que a dirección, actores, efectos o música se refiere. Ya luego entramos en materia de gustos personales y la broma nos puede parecer lo suficientemente graciosa y entretenida como para pasar por algo todos estos detalles. Ya ha ocurrido con títulos como “Evil Dead” o “Mal gusto”, filmes que a nivel de medios eran más bien modestas, pero que suplían sus carencias cinematográficas con litros y litros de ingenio, hasta el punto de ser consideradas de culto por una gran mayoría aficionada al género.

Por tanto, lo primordial en este tipo de productos es que logren simpatizar con el respetable, que la broma tenga gracia durante todo el metraje, que llegues a tener orgasmos durante su visionado. Con “Zombeavers”, sin embargo, la sensación es la de un bocado en los genitales, un subproducto de serie Z que sabe que es malo y no tiene prejuicios en serlo y demostrarlo, pero que podría haber sido mucho más cafre y desvergonzada.


Lo que comienza siendo un sentido y graciosete homenaje al summer camp y las pelis de zombis ochenteras, barril de residuos tóxicos como detonante de la tragedia incluido, acaba perdiendo toda la chispa y gracia a los veinte minutos de comenzar la broma. Y si en una propuesta de estas características no eres capaz de alargar la broma a pesar de lo económico de su metraje, estás perdido.


Lo que da es una especie de “Gremlins” –o más bien su versión menos familiar, “Critters”- que se agota muy pronto, y que viene a remontar ligeramente el vuelo en sus diez minutos finales, cuando tira la casa por la ventana y planta una idea tan bizarra que reformula las bases de la propia cinta. Pero ni este feliz y alocado tramo, ni las tomas falsas del final para rellenar metraje, ni la escena post créditos que augura la inminencia de una secuela que esperemos sea mucho más avispada, consiguen remontar esta locura simpática que no deja demasiado para el recuerdo.

A favor: los bizarros diez minutos finales
En contra: que el resto del metraje no siga ese tono bizarro y el chiste deje de tener gracia a los pocos minutos; esperar de ella algo más que no sea una peli con castores zombis

Calificación *

En paz descanse... Mike Nichols (1931-2014)

Un cineasta clásico, mítico, un genial director de actores y responsable de algunos títulos memorables. Mike Nichols, nacido en Alemania bajo el nombre de Michael Igor Peschlowsky y trasladado a Estados Unidos con apenas ocho años para huir de los nazis, ha fallecido a los 83 años, tras una carrera de casi medio siglo como director, guionista, cómico y productor. Fue en la comedia donde empezó a forjarse un nombre, pero en el ámbito teatral, medio en el que fundó una compañía junto a Alan Arkin, Elaine May y Barbara Harris, haciéndose famoso en Broadway y en los cabarets de Nueva York gracias a sus dúos musicales junto a May.

Fue gracias a esta colaboración que se alzó con el primer premio de su carrera, el Grammy. Después llegarían los Tony, que reconocerían su labor sobre los escenarios como director en obras como “La extraña pareja” o “Plaza Suite”, hasta un total de una decena de galardones en estos premios. Porque Nichols, aunque llevaba desde 2007 sin estrenar un film, nunca abandonó el teatro, y en 2012 obtendría el último Tony de su carrera por dirigir “Muerte de un viajante”, de Arthur Miller.

Pero si en el teatro no dejó de cosechar alabanzas, éstas le siguieron en su salto al cine. Fue en 1966, y no pudo ser más rotundo su debut. “¿Quién teme a Virginia Wolf?” supuso su fenomenal puesta de largo en el celuloide, una cinta que bebía directamente del teatro y que le valió a Elizabeth Taylor un Óscar, galardón al que optó también el propio Nichols. Gracias a ella, eso sí, se haría con el primer BAFTA de su carrera. La primera y única estatuilla le llegaría tan sólo un año después con “El graduado”, que también se convertiría en el único Óscar que la Academia concedería a la cinta. Por ella se haría también con su único Globo de Oro y su segundo y último BAFTA.


A partir de aquí, Nichols no se prodigaba tanto en la gran pantalla como en el teatro, pero cuando lo hacía dejaba huella gracias a su sobresaliente mano para llevar a sus actores. Suyas fueron  “Trampa 22”, protagonizada por su amigo Alan Arkin, “Silkwood”, “Armas de mujer”, “Postales desde el filo”, “A propósito de Henry”, “Lobo”, “Una jaula de grillos”, “Primary Colors”, “Closer” o “La guerra de Charlie Wilson”, la última de su carrera. En ellas dirigiría a actores fetiche de su filmografía como Harrison Ford, Jack Nicholson, Julia Roberts o Meryl Streep.

Fue nominado tres veces más al Óscar, una de ellas como productor, al Globo de Oro y al BAFTA, y recibió menciones del Sindicado de Productores y Directores, así como el Emmy por la miniserie para tv “Angels in America”, su segunda incursión en la pequeña pantalla. El realizador, casado desde 1998 con la presentadora de tv Diane Sawyer, nos deja de manera inesperada, de un paro cardiaco, pero con un importante legado a sus espaldas de buen cine y buen teatro, siempre fundiendo ambos medios con elegancia e inteligencia. Descanse en paz, maestro.

miércoles, 19 de noviembre de 2014

LA CRÍTICA. Stretch

Recuperando el “mojo”
Echaba de menos al Joe Carnahan de los comienzos de su carrera, al director descarnado, febril y cargado de esteroides de “Narc” y, sobre todo, “Ases calientes”. Sí, defiendo al responsable de esa locura palomitera que es “El equipo A” –ningún otro director podría haber llevado mejor la mítica serie a la gran pantalla- y de la estilosa, trascendental y vibrante “The Grey”, pero seguía echando de menos al realizador que había antes de ser carne de la industria. Y con “Stretch” le recuperamos en parte.

Lo de esta película es una mezcla entre “Cita a ciegas” y “¡Jo, qué noche!”. Una noche interminable en la que el protagonista, un malogrado actor de segunda que sobrevive como conductor de limusinas para las estrellas, sufrirá para conseguir la astronómica suma de dinero que unos mafiosos le reclaman antes de que acabe el día. Un Hollywood anclado en los 90 –magistral el uso de los créditos, la música y el hilarante cameo de David Hasselhoff para recordar toda una década- en el que el personaje principal tendrá que lidiar a su vez con las excentricidades de un multimillonario adicto a los excesos o las iras de la competencia.


Carnahan hace sufrir hasta el ridículo a un Patrick Wilson puteado y carismático, al borde del abismo de la desesperación, en la noche en la que romperá sus ataduras y recobrará eso que los americanos llaman el “mojo”. El talento y el talante, el sex appeal que todos llevamos dentro, esa esencia que nos define y que clama por brotar a la superficie. Y a la vez, “Stretch” es el grito desesperado de un cineasta que ansía recuperar su propio “mojo”. Porque ésta es la película más difícil de Carnahan, ésa que nadie quería distribuir y que supone un riesgo a asumir por un realizador que ya tiene un pie asentado dentro de la industria. Sería como si Michael Bay dejase de vilipendiar clásicos de terror poniéndolos en manos de otro y se sentase en la silla a dirigir un film de género, por eso de quitarse la espinita clavada de “qué habría pasado si…”.


Por eso, estamos ante la cinta más libre del cineasta desde aquella “Ases calientes” que sigue siendo su mejor trabajo hasta la fecha. Un ritmo endiablado y un reparto tan potente como desatado –especialmente Chris Pine, que parece que tiene en Carnahan al director con el que desmelenarse del todo- completan el espectro que ofrece “Stretch”, una propuesta que puede hacerse excesiva pese a su corta duración, pero que nos devuelve en plena forma a un artista que ha recuperado parte de su esencia. No del todo, que la película pudo haberse desbocado aún más, pero ya es algo.

A favor: Patrick Wilson, Chris Pine, y recuperar al Carnahan desatado
En contra: podría haberse desbocado aún más, y aún así puede resultar excesiva para más de uno

Calificación ***1/2

TAQUILLA ESPAÑA. "Interstellar" continúa imbatible ante los estrenos

Buen fin de semana comparado con el de hace un año, del que dista tan sólo un 5% de la recaudación global. Fin de semana en el que la epopeya de ciencia-ficción de Christopher Nolan, Interstellar, ha continuado en lo más alto descendiendo un moderado 25% y yéndose a los 4,67 millones de € en sus primeros diez días. Si hace una semana veíamos el estreno de este film como bueno pero no espectacular, ahora este formidable mantenimiento confirma que la película ha interesado a la audiencia española y se ha convertido en un must see. Ahora apunta a sobrepasar los 8 millones de €, y podría irse mucho más allá si llega con fuerza a algún periodo vacacional.

La cinta de Nolan ha podido con todos los estrenos del fin de semana, de los que sólo ha salido triunfador Dos tontos todavía más tontos. El hecho de que el doblaje no sea el mismo que el de hace 20 años, algo de lo que se han quejado todos los fans de la original, no ha impedido que la película de los Farrelly haya arrastrado al público a las salas y se haya hecho con 943.000€ en 351 pantallas. Puede parecer poco, pero el resultado es muy superior al de propuestas recientes como “Somos los Miller” o “The Heat”, y buena para un tipo de cine que es difícil que triunfe fuera del mercado norteamericano. No obstante, podríamos estar ante la excepción dado el fanbase que atesora la original.

El comienzo de Escobar: Paraíso Perdido no ha sido bueno, pero sí que consigue elevarse por encima de otros estrenos del fin de semana que podían hacerle la competencia, y en especial no se ha derrumbado ante la presencia de “Interstellar”. El film protagonizado por Benicio del Toro se beneficia del nombre de su actor y consigue 503.000€ en 278 pantallas. Eso sí, podríamos estar ante un producto de larga vida en cartelera.

Igual de decente dada la competencia ha sido el dato de Diplomacia 86.000€ en 53 salas. La que no se salva de la quema es La ignorancia de la sangre, lo nuevo de Manuel Gómez Pereira con Juan Diego Botto y Paz Vega, que paga caro en taquilla su casi nula campaña promocional y una aún menor visibilidad. La película se conforma con unos tristes 78.800€ en 145 salas.

Donde sí encontramos grandes noticias es en los mantenimientos, generalmente positivos. Así, es de destacar cómo Relatos Salvajes y La isla mínima ya acumulan 3,28 y 5,68 millones de €, respectivamente, constituyendo dos taquillazos patrios del año. Su presencia y tirón, eso sí, deja KO a Matar al mensajero, que se ha estrenado en 161 cines pudiendo generar solamente unos pobres 222.700€.

Fuentes: Box Office Spain y Rentrak Spain 

martes, 18 de noviembre de 2014

AVANCES. Nuevo teaser de "The Peanuts Movie". Snoopy y Charlie Brown saltan al cine

Ha tardado, pero la espera ha merecido la pena. Hace unos meses veíamos el primer teaser, y ahora nos llega el segundo, recordándonos que Snoopy y Charlie Brown darán el salto a la pantalla grande el 6 de noviembre de 2015. Y los avances no podían ser más esperanzadores. Estos primeros tráilers mantienen el tono y esencia del cómic creado por Charles Schulz y la serie animada de televisión, aunque no contengan específicamente momentos de la película, sino que son avances aislados de promoción. Pero si “The Peanuts Movie” sigue esta estela, será una de las mejores cintas de animación de 2015. A esperar un año.

lunes, 17 de noviembre de 2014

VOTACIONES 2014. Elige tus películas favoritas del mes de noviembre

Abrimos las penúltimas votaciones del año, las de noviembre, compuesta por películas estrenadas en España durante dicho mes. Aunque también se puede insertar mediante comentario el título de algún film de difícil distribución en España, o pendientes de estreno, siempre que no vayan a llegar al país. Recuerden que se pueden elegir cuantas cintas quieran y cuantas veces deseen, siempre que no voten más de una vez para no manipular los resultados finales. El 15 de enero cerraremos las votaciones y se procederá al recuento para elegir las mejores películas del año para los cinéfagos que se animen a votar. Y recuerden que aún pueden votarse las películas de los primeros diez meses del año en el siguiente enlace. Ya queda menos para conocer las mejores del año.


domingo, 16 de noviembre de 2014

TAQUILLA USA. Los tontos Jim Carrey y Jeff Daniels dan la sorpresa

Glorioso fin de semana en la taquilla estadounidense, por encima de lo logrado hace un año gracias a la potencia de su estreno principal y el formidable mantenimiento de los dos estrenos fuertes de hace diez días. Eso sí, por debajo de lo registrado en 2012, cuando “Crepúsculo” cerraba sus puertas con una apertura de éxito.

Lo significativo de este fin de semana ha sido la sorpresa que ha dado Dumb And Dumber To, secuela del taquillazo de los Farrelly de los 90, que trae de vuelta a sus protagonistas 20 años después. Aquí cabían dos opciones. Por un lado, que la película sufriera la maldición de las secuelas tardías, esa que ha hecho que filmes como “X-Files: I Want to Believe” o “Scream 4” se estrellaran en taquilla años después de su última entrega. Y por otro lado, que se cumplieran las previsiones, logrando entrar en torno a los 30 millones de $ y evidenciando que había ganas de ver esta secuela.

Finalmente, la cinta ha seguido esta última línea, y la película consigue 38 millones de $ en tres días, reventando todas las previsiones y devolviendo a sus responsables a la primera línea de batalla. Porque no sólo se convierte en el mejor dato de apertura de los hermanos Farrelly, que hacía más de una década que no gozaban del beneplácito del público, o en el mejor de Jim Carrey desde 2009 con su versión de “Cuento de Navidad” y una de las más altas de su carrera, sino que registra la mejor cifra del género reciente, por encima de propuestas como “Bad Grandpa” o “Anchorman 2”. Ahora tocará ver si esta nueva entrega consigue el mantenimiento de estas cintas o se consume rápidamente. De ocurrir lo primero superaría los 100 millones sólo en Estados Unidos.


Del resto de estrenos sólo merece la pena destacar el estupendo comienzo en formato limitado de Foxcatcher y The Homesman. La primera, nuevo drama de Bennett Miller que huele a Oscar y que cuenta con Channing Tatum y Steve Carell, se hace con unos astronómicos 288.000$ en seis salas; la segunda, segundo largo de Tommy Lee Jones como director, que también protagoniza junto a Hilary Swank, consigue 48.000$ en cuatro cines. Ambas con excelentes críticas y comentarios y altas posibilidades de gozar de una larga carrera en taquilla ahora que la carrera al Oscar ha comenzado.

Dentro del top 10, sensacionales mantenimientos. Big Hero 6 e Interstellar confirman su magnífica comunión con el público y caen por debajo del 39% con 111 y 98 millones de $ en diez días, respectivamente. A nivel mundial atesoran 148 y 322 millones de $ -42 de ellos vienen de China, donde es estrenó el pasado miércoles-, aunque en el caso de la película de Disney aún le quedan muchos mercados por conquistar. Por ahora, su total es superior al de “Wreck-It Ralph” con el mismo tiempo.

La lista la completan el estreno tibio de Beyond the Lights, con 6,5 millones de $; Gone Girl, que en séptimo asalto se va a los 152 millones de $; St. Vincent, con 33 millones de $; Fury con 76 millones de $; Nightcrawler con 25 millones de $, y la sensación de que podría haber generado más; Ouija, que pese a no haber emocionado nada se va despidiendo rozando los 49 millones de $; y Birdman, la única del top 10 que aumenta su recaudación, un 6%, ya con 11,6 millones de $ cosechados.

En el terreno de los mantenimientos, esta semana incrementan sus datos Whiplash y The Theory of Everything, con 2,4 y 1 millón de $, respectivamente.

Fuente: Box Office Mojo

sábado, 15 de noviembre de 2014

VER PARA CREER. Las 10 imitaciones de Benedict Cumberbatch... ¡en un minuto!

Hace poco pudimos contemplar maravillados y con la boca rozando el suelo cómo Kevin Spacey se marcaba una serie de imitaciones gloriosas de personajes como Michael Caine o Christopher Walken en el show de Jimmy Fallon. Pues ahora le toca el turno a Benedict Cumberbatch, al que, haciendo honor al título de uno de sus últimos estrenos, “The Imitation Game”, le han propuesto realizar un juego de imitaciones… ¡en un minuto! Así, los de MTV ponen a prueba al intérprete británico, que se marca diez imitaciones en sesenta segundos. Un actorazo que también demuestra saber imitar.

viernes, 14 de noviembre de 2014

LA CRÍTICA. Ouija

Menos terrorífico que el juego de la oca
Más importante que el hecho de que Michael Bay esté detrás de la producción de “Ouija”, cuya alargada sombra estilística no asoma afortunadamente por ninguno de los fotogramas de la película, es el que tras ella también esté implicado Jason Blum, un hombre que ha hecho de la escasez de presupuesto y recursos una de las herramientas más poderosas del cine de terror reciente. Vale, puede que los guiones y los resultados finales de las distintas “Paranormal Activity”, “Sinister”, “Insidious” o “The Purge” no estén del todo equilibrados entre sí, pero no se puede negar que en cada una de estas producciones de Blum la economía de medios ha jugado a su favor a la hora de tirar de ingenio para activar los resortes más básicos que rigen el género.

No ocurre así con esta nueva propuesta. “Ouija” trata de advertirnos de los peligros que el mítico juego de mesa paranormal puede albergar, pero el debutante Stiles White ha recurrido a la opción B a la hora de manejar su discreto presupuesto, que pasa por explotar los tópicos del cine de terror hasta el extremo. Aquí lo que tenemos es una excusa, el tablero propiamente dicho, para servirnos una especie de slasher ochentero en el que un grupo de adolescentes cuyas vidas nos importan más bien un comino van cayendo uno tras otro a manos de un ente espiritual. Por supuesto, sin un ápice de tensión, sin ningún atisbo de originalidad y rellenando el metraje con unos cuantos sustos bastante efectistas pero muy poco efectivos.


Pero, lo peor de todo, sin que se vislumbre en ella ni un solo atisbo de ganas por parte de sus responsables. Lo que hay en “Ouija” es una absoluta indiferencia general, tanto en la aséptica puesta en escena, incapaz de provocar desasosiego pese a la práctica ausencia de luz durante su desarrollo, como en un guión tan lleno de tópicos como agujeros, con resoluciones tan apresuradas –ay, ese anticlimático final- y poco lucidas como las muertes de sus protagonistas.


Lo que queda es, sencillamente, la adaptación de un juego de mesa como bien podría haber sido el Hundir la Flota o el Monopoly, pero que dada su naturaleza es carne de terror. En el caso que nos ocupa, un terror aterciopelado, repleto de los tics habituales del género, sin sangre ni terror propiamente dicho. Ni la presencia sorpresa –siento el spoiler, pero a estas alturas lo mismo me da reventar la sorpresa- de Lin Shaye ayuda a que nos divirtamos un poco. Lo dicho, un juego para niños. Pero uno aburrido y soso, al que no dan ganas de jugar. Más terrorífico habría sido adaptar el juego de la oca.

A favor: la inesperada presencia de Lin Shaye, aunque se luzca más bien poco
En contra: todo

Calificación *

miércoles, 12 de noviembre de 2014

PREMIOS. Nominaciones a los Premios del Cine Europeo 2014

Llega uno de los momentos importantes dentro de la carrera de premios, que no de la carrera al Oscar, las nominaciones a los Premios del Cine Europeo, cuyos ganadores conoceremos en un mes, el 13 de diciembre, si bien las categorías técnicas y los premios honoríficos ya están adjudicados. Entre las sorpresas y alegrías, la presencia de dos filmes españoles a competición. Por un lado, la doble nominación a “La herida”, de Fernando Franco, que opta al premio a mejor actriz para Marian Álvarez  y a mejor guión para su director. Y por el otro, la presencia de “Carmina y Amén”, de Paco León, como mejor comedia, categoría en la que tiene que competir contra dos cintas, una de ellas, “Le Week-End”, con elevadas opciones de arrebatárselo. En cuanto a las nominaciones, domina la danesa “Ida”, de Pawel Pawlikowski, y yo por mi parte habría obviado “Nymphomaniac” como película y habría metido “Dos días, una noche”, por ejemplo. Y aunque no me molesta la presencia de Charlotte Gainsbourg por la cinta de Von Trier, no puedo decir lo mismo de la de Stellan Skarsgård. Por último, y volviendo a “Nymphomaniac”, han tenido en consideración el Director’s Cut, del cual digo desde ya que no es que aporte demasiado a las versiones que vimos hace unos meses.

MEJOR PELÍCULA
“Force Majeure (Tourist)”, de Ruben Östlund (Suecia, Dinamarca, Francia, Noruega)
“Ida”, de Pawel Pawlikowski (Polonia, Dinamarca)
“Leviathan”, de Andrey Zvyagintsev (Rusia)
“Nymphomaniac Director”s Cut - Volume I & II”, de Lars von Trier (Dinamarca, Alemania, Francia, Bélgia)
“Winter Sleep”, de Nuri Bilge Geylan (Turquía, Francia, Alemania)

MEJOR COMEDIA
“Carmina y Amén”, de Paco León (España)
“Le Week-End”, de Roger Michell (Reino Unido)
“The mafia only kills in the summer”, de Pierfranceso Diliberto (Italia)

MEJOR DIRECTOR
Nuri Bilge Ceylan por “Winter Sleep”
Steven Knight por “Locke”
Ruben Östlund por “Force Majeure (Turist)”
Paweł Pawlikowski por “Ida”
Paolo Virzì por “El capital humano”
Andrey Zvyagintsev por “Leviathan”

MEJOR ACTRIZ
Marian Alvarez por “La herida”
Valeria Bruni Tedeschi por “El capital humano”
Marion Cotillard por “Dos días, una noche”
Charlotte Gainsbourg por “Nymphomaniac Director”s Cut - Volume I & II”
Agata Kulesza por “Ida”
Agata Trzebuchowska por “Ida”

MEJOR ACTOR
Brendan Gleeson por “Calvary”
Tom Hardy por “Locke”
Alexey Serebryakov por “Leviathan”
Stellan Skarsgård por “Nymphomaniac Director”s Cut - Volume I & II”
Timothy Spall por “Mr. Turner”

MEJOR GUIÓN
Ebru Ceylan & Nuri Bilge Ceylan por “Winter Sleep”
Jean-Pierre & Luc Dardenne por “Dos días, una noche”
Steven Knight por “Locke”
Oleg Negin & Andrey Zvyagintsev por “Leviathan”
Paweł Pawlikowski & Rebecca Lenkiewicz por “Ida”

MEJOR DESCUBRIMIENTO EUROPEO
“10.000 Km”, de Carlos Marqués-Marcet (España)
“71”“, de Yann Demange (Reino Unido)
“Party girl”, de Marie Amachoukeli, Claire Burger y Samuel Theis (Francia)
“The tribe”, de Myroslav Slaboshpytskiy (Ucrania)
“La herida”, de Fernando Franco (España)

MEJOR DOCUMENTAL
“Der Banker: Master of the Universe (Master of the Universe)”, de Marc Bauder (Austria)
“Just the Right Amount of Violence” de Jong Bang Carlsen (Dinamarca)
“Of Men and War”, de Laurent Bécue-Renard (Francia, Suiza)
“Sacro GRA”, de Gianfranco Rosi (Italia y Francia)
“Waiting for August”, de Teodora Ana Mihai (Bélgica)
“We come as friends”, de Hubert Sauper (Austria)

MEJOR ANIMACIÓN
“Jack and the cuckoo clock heart”, de Mathias Malzieu Y Stéphane Berla (Francia y Bélgica)
“Minuscule: valley of the lost ants”, de Thomas Szabo y Hélène Giraud (Francia y Bélgica)
“The art of happiness”, de Alessandro Rak (Italia)

PREMIO DEL PÚBLICO
“Philomena”, de Stephen Frears (Reino Unidos)
“Ida”, de Pawel Pawlikowski (Polonia, Dinamarca)
“Dos días, una noche”, de Jean-Pierre & Luc Dardenne (Bélgica)
“La bella y la bestia”, de Christophe Gans (Francia)
“El abuelo que saltó por la ventana y se largó”, de Felix Herngren (Suecia)
“Nymphomaniac Director”s Cut - Volume I & II”, de Lars von Trier (Dinamarca, Alemania, Francia, Bélgia)

MEJOR FOTOGRAFÍA
Łukasz Żal & Ryszard Lenczewski por “Ida”

MEJOR MONTAJE
Justine Wright por “Locke”

MEJOR DIRECCIÓN DE PRODUCCIÓN
Claus-Rudolf Amler por “The Dark Valley”

MEJOR DISEÑO DE VESTUARIO
Natascha Curtius-Noss por “The Dark Valley”

MEJOR COMPOSITOR
Mica Levi por “Under the skin”

MEJOR DISEÑO DE SONIDO
Joakim Sundström por “Starred Up”

EUROPEAN FILM ACADEMY LIFETIME ACHIEVEMENT AWARD
Agnés Varda

EUROPEAN ACHIEVEMENT IN WORLD CINEMA 2014
Steve McQueen

TAQUILLA ESPAÑA. Interstellar convence en taquilla, pero no impresiona

Buen fin de semana en la taquilla española, especialmente comparado con el de la semana pasada, y tan sólo 300.000€ por debajo de los 6,92 millones de € recaudados hace un año, cuando la secuela de Thor llegaba con fuerza a la cartelera.

El tirón y espectro de público al que aspiraba Interstellar era radicalmente distinto al de Thor 2, por lo que su total no ha sido tan rotundo. La cinta de Christopher Nolan se ha hecho con 2,15 millones de €, lo que supone menos que lo que hizo “Origen” hace cuatro años, film que se exhibía en un menor número de pantallas. Ahora bien, la situación en 2010 era bien distinta, y ahora tocaría comparar el dato de esta nueva película con el de “Gravity” hace un año. Por aquel entonces, la cinta de Cuarón entraba con unos discretos 1,65 millones de €, por lo que la cifra de “Interstellar” debe ser bien recibida. Incluso si la comparamos con los 3,43 millones de € de “El amanecer del planeta de los simios”, la de Nolan sale triunfadora al salir con menor cantidad de copias –se estrenaba en 555 pantallas frente a las más de 900 de los simios-.

Esta modesta presencia por parte de Warner y este medido dato inicial hace pensar que la distribuidora piensa en ella como un producto que tendrá un buen aguante en cartelera. Lo comprobaremos el fin de semana que viene. Por ahora, su debut ha sido muy positivo, pero podría haber dado más de sí. Si aguanta como Gravity podría irse por encima de los 10 millones de €.

Menos positivo, aunque sí que es satisfactorio ante el poco tirón del producto en nuestro país, es el dato de apertura de Alexander y el día terrible, horrible, espantoso, horroroso, que Disney consigue colocar con 574.000€ en 203 salas.

Entrando en los mantenimientos, la presencia de “Interstellar” no ha dado demasiados dolores de cabeza, y los descensos son en general muy buenos. Todos menos el de [·REC] 4, que confirma su nulo interés cayendo al noveno puesto por encima del 55% y yéndose a los 857.000€ en diez días. La caída es más aguda que la del anterior título de la franquicia, y acumula la mitad que aquélla en el mismo periodo de tiempo, y esta parte queda entonces como un absoluto fracaso en nuestro país.

El total de Drácula: La leyenda jamás contada es, por el contrario, cada vez más contundente: 4,84 millones de €, y con opciones de llegar a los 6 millones, algo inaudito para un film de estas características en la situación en la que se encuentra la taquilla española. Hasta el descenso de Caminando entre tumbas es positivo, un 42% con 903.000€ en su segundo asalto. Perdida y La isla mínima siguen también con sus excelentes caminos, la primera cediendo un 34% y la segunda un 23%, con 4,55 y 5,43 millones de €, respectivamente.

Y en una liga distinta juega Relatos salvajes, auténtico must see del momento, un producto con un formidable boca a boca que este fin de semana cae por debajo del 20% con 2,81 millones de €. Sus miras siguen puestas en los 4 millones de €, y no sería nada sorprendente que acabe por encima de esta cifra.

Fuente: Box Office Spain y Rentrak Spain

martes, 11 de noviembre de 2014

LA CRÍTICA. The Babadook

Cuento para no dormir
Vaya por delante que no estamos ante una cinta de terror al uso. Ni mucho menos ante un film que recuerda al cine de James Wan, cineasta que, por otra parte, tampoco ha descubierto nada nuevo en el género. Sí, cierto es que no oculta sus referencias, que van desde “Pesadilla en Elm Street” hasta “El resplandor”, pasando por el expresionismo alemán o el cine de Georges Méliès. Incluso hay un poco de “Solo en casa” en ella. Una mezcla que parece imposible pero que resulta tremendamente efectiva.

Pero seguimos sin estar ante una película de terror común, aunque sus referencias sigan siendo de manual. De manual del buen cine de género, se entiende. No, lo que “The Babadook” ofrece es un cuento para no dormir, un relato plegable y malicioso que empieza como una típica historia con monstruo involucrado y una casa aparentemente encantada, con un niño difícil e hiperactivo al que dan ganas de estrangular, y despertando el interés e incrementando la tensión gracias a su manejo de los terrores infantiles y el terror familiar más básicos. Introduce a un personaje caricaturesco pero amenazador y consigue durante su primera mitad que esa siniestra canción que acompaña al libro que protagoniza se te adhiera irremisiblemente a la piel. Una vez le dejas entrar, cuesta librarse del martilleo que en la cabeza produce ese “Ba-Ba-Dook-Dook-Dook”, similar al peor de los dolores de muelas.


Y aún así, seguimos estando ante una propuesta atípica dentro del género. Porque en el modesto debut de Jennifer Kent, que hace uso de los pocos recursos de los que consta para dejarte un mal cuerpo, el monstruo en cuestión es lo de menos. Su terror no viene de los sustos, ni de generar simplemente tensión, que lo consigue, ni de la presencia de ese ser de dedos largos y puntiagudos y sonrisa de Gato de Cheshire, sino del giro que da hacia la mitad del relato, transformando los miedos infantiles en adultos. Aquí lo que consigue ponerte los pelos de punta es la ambigüedad y lo siniestro y retorcido de su desarrollo. El monstruo no es más que un leit motiv para hablar de algo tan mundano y cotidiano como el dolor de la pérdida y lo difícil que es ser madre soltera cuando el pasado no para de perseguirte. No es más que una metáfora del trauma y el estrés post-traumático, y Kent logra ponerte los pelos de punta con una historia en apariencia sobrenatural –quizá se le vaya la mano con lo sobrenatural en el tramo final, y con algún efecto CGI redundante-, en la que su criatura es mostrada levemente cuando es necesario, manteniendo el misterio sobre su figura y su papel durante todo el metraje.


La guinda a esta original muestra de cine desde las antípodas la pone la interpretación de Essie Davis, un torrente de registros interpretativos y un ejemplo de cómo causar impresión con una sola mirada a cámara. La acompaña un pequeño Daniel Henshall que supone una sorpresa, aunque en su interpretación pueda desprenderse cierta inexperiencia y sobreactuación que, no obstante, ni molesta ni le hace menos creíble. “The Babadook” es el perfecto ejemplo de buen cine de terror que no parece cine de terror, pero que te cala hasta los huesos una vez le dejas penetrar bajo tu piel. Y un aleccionador cuento que acaba enseñándote que a los monstruos, imaginarios o no, es mejor mantenerlos cerrados y alimentarlos con galletas. O con gusanos. Lo que más le guste.

A favor: Essie Davis, lo bien que hace uso de los pocos recursos de los que dispone para generar miedo, y que no es una cinta de terror al uso
En contra: la manía de compararla con el cine de James Wan, y un tramo final quizá demasiado sobrenatural

Calificación ****
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...