miércoles, 26 de noviembre de 2014

LA CRÍTICA. The Town That Dreaded Sundown (2014)

La matanza de Texarcana
Formulada como un dossier de un hecho trágico real aún sin resolver que atemorizó al pueblo de Texarkana en los años 40, “Terror al anochecer” acababa en su desenlace desprendiendo puro metacine con el estreno de la película en sí misma atrayendo a las salas a los habitantes de un pueblo que se resistía a dejar de mirar hacia su pasado. Es de una lógica aplastante, por tanto, que en su debut en el largometraje, el televisivo Alfonso Gómez-Rejón, formado como prometedor cineasta en la cantera de “American Horror Story”, haya entendido que lo relevante a la hora de abordar una nueva versión de ese clásico del slasher setentero – surgido al rebufo de “La matanza de Texas”- sea el legado, tanto el paterno filial como el cinematográfico, y que comience su film justamente durante una proyección del clásico de culto de Charles B. Pierce en un autocine.

Es el legado de la original lo que mueve la trama de esta nueva historia que empieza de manera fascinante y creativa, mediante un plano secuencia que presenta a los personajes, y que continúa con la idea de mantener esa dualidad fronteriza que tanto caracteriza a un pueblo que se sitúa a medio camino de Texas y Arkansas. Por un lado, no estamos ante un remake, sino ante una secuela que utiliza a su modelo como excusa para activar la trama, a la vez que se desarrolla de manera paralela a ella y la homenajea –el cameo de Spark Plug-. Se permite incluso insertar fragmentos de la obra de Pierce durante sus escenas de asesinato. Por el otro, se trata de una propuesta cuya acción se desarrolla en 2013, pero cuya estética es eminentemente setentera, del mismo modo que Pierce lograba una película de los 70 en su concepción del slasher con una deslumbrante ambientación de los años 50.


Y en tercer lugar, estamos ante un film que tiene sus raíces en la televisión, pero que no se olvida de ser cine. Por ella pululan las licencias artísticas y narrativas que su director ya ha exhibido en el ámbito televisivo, y el producto desprende cierto aroma a AHS. Planos inclinados, fuera de campo, fundidos, elipsis y cualquier otro tipo de recurso efectista del que ya haga abuso en la serie. No por casualidad en la producción está Ryan Murphy, verdadera alma mater de la serie, que deja su impronta en alguna escena de sexo o de corte homosexual y en la aparición de cierto secundario cuya presencia se justifica como uno de los engranajes argumentales esta secuela.


Pero no son sus excesos lo que la pierden, ya que estos dependerán de lo soportables que resulten en su vertiente catódica, sino que “The Town that Dreaded Sundown” comienza de manera convincente y arrolladora, y va apagándose conforme avanza el metraje. Su guión siente la necesidad de ampliar el dossier comenzado por Pierce, prefiriendo la investigación plomiza antes que dejar aflorar su vena más slasher, que no obstante nos regala algunas muertes bastante originales y perturbadoras. Este ambicioso intento de reboot de puro metacine desaprovecha su potencial  y lo efectista de su puesta en escena y acaba siendo poco terrorífico e intrigante, hasta llegar a una tópica resolución final que busca el giro argumental imposible a pesar de que dicha resolución se huele casi desde la mitad del metraje. Y finalmente acaba vilipendiando a su referente y no hace justicia a un material que lleva cuarenta años pidiendo a gritos ser revisitado y reiniciado. El asesino fantasma, el hombre del saco, merecía un reboot de mayor calibre.


A favor: el ejercicio de metacine que realiza utilizando la cinta original como leit motiv de la historia
En contra: el slasher que pudo ser y no es en pos de la investigación plomiza

Calificación **

TAQUILLA ESPAÑA. El Sinsajo logra el mejor estreno del año en España

Fin de semana de altos vuelos en la taquilla española. No se veía una cifra tan contundente -8 millones de € en total- desde hacía siete meses, aunque la noticia agria es que se ha debido al gran estreno de la semana, que se ha quedado con más del 50% de los ingresos.

Puede que en su estreno norteamericano Los juegos del hambre: Sinsajo (Parte 1) se quedase muy corta con respecto a su predecesora, pero no ha ocurrido así en nuestro país, donde la cinta ha logrado también convertirse en el mejor estreno del año con casi 4,3 millones de € cosechados. Pese a no gozar de tan buenas críticas como anteriores capítulos, Sinsajo consigue situarse por encima de “En llamas”, aunque en relación al número de copias y la cantidad recaudada, la media por sala es prácticamente similar. Su ventaja en esta ocasión con respecto a aquélla, que descendía de manera aguda en su segundo fin de semana, es que se estrena en un año en el que los mantenimientos son muy positivos, por lo que debería superar sin problemas los 11 millones de € de su predecesora.

A partir de aquí todo han sido mantenimientos, pues aquí tampoco se ha atrevido nadie a estrenar junto a Sinsajo. Así, Interstellar cede un 44% y se coloca ya en los 6,07 millones de €, y todo apunta a que alcanzará los 8,9 millones de “Gravity”. Con dos diferencias: no tiene el extra del 3D y estamos ante una propuesta mucho más difícil de vender al público que la de Cuarón. La cinta de Nolan no es para todos los gustos, y eso se está viendo también en sus cifras estadounidenses.

Dos tontos todavía más tontos da la sorpresa que no dio en su estreno cayendo un excelente 40%, con 1,76 millones de € en diez días. Nada que ver con el desplome que sufrió al otro lado del océano. Queda muy por detrás de su predecesora hace 20 años, pero su dato es más que positivo para un film de estas características.

La que sorprendentemente no aguanta el tirón es Escobar, de la que se esperaba un mejor mantenimiento. Cae casi un 50% con 1,3 millones de €, y no se espera que llegue mucho más allá. La que sigue convenciendo es Relatos salvajes, que este fin de semana descendía un medido 27% con 3,61 millones de € en su haber y con el objetivo de rozar los 5 millones al final de su carrera.

Fuentes: Rentrak Spain y Box Office Spain

AVANCES. Primer tráiler de "Pan". The Untold Story

Qué manía con las precuelas, con contar lo que ocurrió antes de las historias que todos conocemos, con eso del “The Untold Story”. El próximo clásico en ser vilipendiado será Peter Pan, que en 2015 verá una nueva versión a cargo del director de “Orgullo y prejuicio” y “Anna Karenina”, Joe Wright. Como han podido adivinar, “Pan” –no se han estrujado los sesos con el título- tratará de contar el camino recorrido por el personaje de J.M. Barrie antes de convertirse en el Pablo Iglesias de toda una generación que se resistió a crecer. Hasta es amigo del Capitán Garfio. En el reparto tenemos a Hugh Jackman, que promete petarlo como el villano Barbanegra, Garrett Hedlund como Hook, a mi adorada Rooney Mara como Tiger Lilly, a Amanda Seyfried como Mary y al pequeño debutante Levi Miller como Peter. Oye, que igual funciona y todo. El tráiler luce bien.

martes, 25 de noviembre de 2014

AVANCES. Primer tráiler de "Jurassic World". Si algo te persigue, corre

Había que esperar hasta el jueves para el estreno del tráiler de “Jurassic World”, la vuelta a la franquicia de la mano de Colin Trevorrow protagonizada por Chris Pratt y Bryce Dallas Howard, entre otros. Pero Universal se ha adelantado, posiblemente para no quedar eclipsada por la inminente llegada del primer avance de “Star Wars VII”, y publica este primer tráiler que tiene aroma a déjà vu -o a nostalgia, que viene siendo lo mismo en este caso-, al menos en algunos planos y en la banda sonora. Por lo demás, un vibrante avance que promete acción –me gusta eso de que ya por fin se sitúe la acción en el parque en sí, para ir quitándonos a turistas de en medio- que suscita unas cuantas preguntas. ¿Por qué ha tardado tanto en salir? ¿Por qué me seduce pero a la vez le tengo algo de respeto a la idea de los dinosaurios híbridos? Y muy importante, ¿cómo pudo salir esa maravilla de chica de algo como Ron Howard? Algunas de estas preguntas obtendrán su respuesta el próximo 12 de junio. Mientras, recuerden, si algo les persigue, sólo corran.

domingo, 23 de noviembre de 2014

TAQUILLA USA. El Sinsajo arrasa, pero a la baja

Contra todo pronóstico, el presente fin de semana se ha situado a la baja con respecto al de hace un año, especialmente porque el motor de “The Hunger Games: Mockingjay – Part 1” era importante y se esperaba que el conjunto del fin de semana se situara a la altura del de 2013, cuando la segunda entrega de la franquicia llegaba a las salas arrasando con todo. Precisamente, la diferencia entre este fin de semana y el de entonces es justo la que hay entre los dos títulos, ya que, de nuevo contra todo pronóstico, esta nueva entrega ha descendido notablemente su recaudación con respecto a aquella.

Sí, los 123 millones de $ de Mockingjay son todo un taquillazo que la convierten en el mejor estreno de un año en el que se han producido varios “pinchazos” en taquilla. Pinchazos en el sentido de que ha habido filmes largamente esperados que finalmente no superaban los 100 millones en taquilla, sin ser ninguno de ellos un fracaso. Esta nueva parte de “Los juegos del hambre” se queda en ese terreno, y de hecho durante el viernes ya se evidenciaba una bajada en la cifra de recaudación entre ella y la anterior entrega, que en sus tres primeros días se hacía con 158 millones de $, lo que la sitúa un 22% por debajo.

La cifra no supone un fracaso para la franquicia, pero sí que resulta decepcionante dadas sus aspiraciones comerciales, dejándola por detrás de títulos recientes como los de “Crepúsculo” o el doble final de Harry Potter, así como de anteriores filmes de “Los juegos del hambre”. ¿Hasta dónde llegará tras este singular comienzo? Sus críticas y comentarios son los más negativos de toda la saga, sin por ello ser desastrosos, y si sigue el ritmo del anterior capítulo se quedará cerca pero por debajo de los 400 millones (y por tanto sería el mayor éxito del año en suelo USA), lo cual no está mal, y quedará a merced de lo que consiga en el resto del mundo. A nivel mundial, por ahora, su total es de 275 millones de $, por lo que sus cifras internacionales no deberían verse resentidas, y hasta podrían aumentar en esta ocasión, por lo que podrían compensar la diferencia.

El resto de la taquilla ha vivido de mantenimientos, pues ninguna distribuidora se ha atrevido a competir con el gran estreno del fin de semana. Así, del top 10 merece la pena destacar los siguientes títulos: Big Hero 6 sigue convenciendo, esta vez con 135 millones de $, aún por encima de “Wreck-It Ralph!”; Interstellar, que lleva 120 millones de $ y a este paso confirma que sudará para llegar a los 200 millones de $; Dumb And Dumber To, que se desploma un previsible 62% con unos muy positivos 57 millones de $ en diez días tras su excelente debut la semana pasada; Gone Girl, con 156 millones de $ en total en Estados Unidos y 327 millones de $ en todo el mundo, a tan sólo 5 millones de ser la más exitosa de David Fincher a nivel mundial; y St. Vincent, Birdman y Fury, esta última quemando ya sus últimos cartuchos, pero ya con unos importantes 79 millones de $ cosechados, y las dos primeras con 36 y 14 millones de $ a sus espaldas, pero con mucho camino por delante.

Fuera del top 10 nuevamente vuelven a triunfar los títulos de prestigio del momento. De esta manera, Foxcatcher afronta su segundo y exitoso asalto con 822.000$ acumulados, Whiplash se va a los 3,2 millones de $, Citizenfour supera ya el millón de $, y The Homesman experimenta el mejor ascenso del fin de semana con 202.000$ en diez días.

Todas estas películas aprovecharán el pasillo mágico que se avecina, el de Acción de Gracias, para acumular millones, algunos casos ya fundiendo sus últimas opciones en taquilla.

Fuente: Box Office Mojo

viernes, 21 de noviembre de 2014

LA CRÍTICA. Exists

El found footage ha muerto
Pocos son los que, más allá de unos pocos títulos forjados por cerebros bastante iluminados, han conseguido exprimir el found footage haciéndolo imprescindible para la historia que cuentan. Sin embargo, como formato en sí ha quedado obsoleto y prostituido. Ya no se limita a un simple “grábalo todo, por tu puta madre”, sino que ahora además hace uso de la multicámara y del montaje de imágenes para darle mayor empaque cinematográfico, vilipendiando ya las bases en que se fundamenta el formato en sí mismo.

La vuelta de Eduardo Sánchez al recurso campestre que él mismo y Daniel Myrick convirtieron en viral de cara al nuevo siglo con “El proyecto de la bruja de Blair” –no lo inventaron, que para eso ya estaba “Holocausto caníbal”- podía ser motivo de alegría para resucitar un subgénero ya en vías de extinción, especialmente después de su simpático segmento zombi en “V/H/S 2”, que parece haberse rodado en un descanso de la filmación de la que nos ocupa. Pero lo que Sánchez demuestra con “Exists” es que la idea que revitalizara hacia finales del milenio pasado no fue más que fruto de la casualidad, de estar en el lugar indicado en el momento oportuno.


Lo que “Exists” vende viola los postulados mismos del found footage. Todo en ella está injustificado si tenemos en cuenta que la cámara debe estar en manos de uno de los personajes. Los cambios de plano, el montaje de las imágenes grabadas, el uso de banda sonora de fondo o los propios cambios de cámara carecen de todo sentido en esta película. Es como si hubieran querido rodar un film de terror convencional, pero con una cámara casera, y para justificar el formato se han sacado de la manga que uno de los protagonistas es un adicto a grabarlo todo y colocar cámaras por el bosque. Si a eso unimos el tan trillado mecanismo para colocar los sustos consistente en “ahora enfoco una grieta o una ventana por la que algo irrumpirá para sobresaltarnos”, la originalidad de la propuesta queda en entredicho.


Al menos se agradece que, en una cinta en la que lo peor es la técnica de filmación elegida por encima de un guión que tampoco obra maravillas, éste no nos martirice con la presentación de unos personajes que nos importan más bien un comino. “Exists” tiene el atractivo de ir al grano y ofrecer algo de entretenimiento pasajero. Y en su tramo final, quizá el mejor del conjunto, nos ofrece un survival repleto de justicia poética. Porque tiene mérito que el monstruo se convierta en un ser tan humano que lleguemos a sentir simpatía por él. Aunque ello implique que los desdichados protagonistas estén de más en la función.

A favor: el tramo final y que vaya al grano
En contra: el recurso que trata de explotar, ya bastante marchito y repetitivo

Calificación *1/2

jueves, 20 de noviembre de 2014

LA CRÍTICA. Zombeavers

El chiste sin gracia
Vamos a dejar algo claro. Una peli que gira en torno a castores zombis es, sencillamente, una peli que gira en torno a castores zombis. Y no hay que buscarle las tres patas al castor. Sabemos que puede ser mala, entendiendo este calificativo como la falta de calidad cinematográfica en lo que a dirección, actores, efectos o música se refiere. Ya luego entramos en materia de gustos personales y la broma nos puede parecer lo suficientemente graciosa y entretenida como para pasar por algo todos estos detalles. Ya ha ocurrido con títulos como “Evil Dead” o “Mal gusto”, filmes que a nivel de medios eran más bien modestas, pero que suplían sus carencias cinematográficas con litros y litros de ingenio, hasta el punto de ser consideradas de culto por una gran mayoría aficionada al género.

Por tanto, lo primordial en este tipo de productos es que logren simpatizar con el respetable, que la broma tenga gracia durante todo el metraje, que llegues a tener orgasmos durante su visionado. Con “Zombeavers”, sin embargo, la sensación es la de un bocado en los genitales, un subproducto de serie Z que sabe que es malo y no tiene prejuicios en serlo y demostrarlo, pero que podría haber sido mucho más cafre y desvergonzada.


Lo que comienza siendo un sentido y graciosete homenaje al summer camp y las pelis de zombis ochenteras, barril de residuos tóxicos como detonante de la tragedia incluido, acaba perdiendo toda la chispa y gracia a los veinte minutos de comenzar la broma. Y si en una propuesta de estas características no eres capaz de alargar la broma a pesar de lo económico de su metraje, estás perdido.


Lo que da es una especie de “Gremlins” –o más bien su versión menos familiar, “Critters”- que se agota muy pronto, y que viene a remontar ligeramente el vuelo en sus diez minutos finales, cuando tira la casa por la ventana y planta una idea tan bizarra que reformula las bases de la propia cinta. Pero ni este feliz y alocado tramo, ni las tomas falsas del final para rellenar metraje, ni la escena post créditos que augura la inminencia de una secuela que esperemos sea mucho más avispada, consiguen remontar esta locura simpática que no deja demasiado para el recuerdo.

A favor: los bizarros diez minutos finales
En contra: que el resto del metraje no siga ese tono bizarro y el chiste deje de tener gracia a los pocos minutos; esperar de ella algo más que no sea una peli con castores zombis

Calificación *

En paz descanse... Mike Nichols (1931-2014)

Un cineasta clásico, mítico, un genial director de actores y responsable de algunos títulos memorables. Mike Nichols, nacido en Alemania bajo el nombre de Michael Igor Peschlowsky y trasladado a Estados Unidos con apenas ocho años para huir de los nazis, ha fallecido a los 83 años, tras una carrera de casi medio siglo como director, guionista, cómico y productor. Fue en la comedia donde empezó a forjarse un nombre, pero en el ámbito teatral, medio en el que fundó una compañía junto a Alan Arkin, Elaine May y Barbara Harris, haciéndose famoso en Broadway y en los cabarets de Nueva York gracias a sus dúos musicales junto a May.

Fue gracias a esta colaboración que se alzó con el primer premio de su carrera, el Grammy. Después llegarían los Tony, que reconocerían su labor sobre los escenarios como director en obras como “La extraña pareja” o “Plaza Suite”, hasta un total de una decena de galardones en estos premios. Porque Nichols, aunque llevaba desde 2007 sin estrenar un film, nunca abandonó el teatro, y en 2012 obtendría el último Tony de su carrera por dirigir “Muerte de un viajante”, de Arthur Miller.

Pero si en el teatro no dejó de cosechar alabanzas, éstas le siguieron en su salto al cine. Fue en 1966, y no pudo ser más rotundo su debut. “¿Quién teme a Virginia Wolf?” supuso su fenomenal puesta de largo en el celuloide, una cinta que bebía directamente del teatro y que le valió a Elizabeth Taylor un Óscar, galardón al que optó también el propio Nichols. Gracias a ella, eso sí, se haría con el primer BAFTA de su carrera. La primera y única estatuilla le llegaría tan sólo un año después con “El graduado”, que también se convertiría en el único Óscar que la Academia concedería a la cinta. Por ella se haría también con su único Globo de Oro y su segundo y último BAFTA.


A partir de aquí, Nichols no se prodigaba tanto en la gran pantalla como en el teatro, pero cuando lo hacía dejaba huella gracias a su sobresaliente mano para llevar a sus actores. Suyas fueron  “Trampa 22”, protagonizada por su amigo Alan Arkin, “Silkwood”, “Armas de mujer”, “Postales desde el filo”, “A propósito de Henry”, “Lobo”, “Una jaula de grillos”, “Primary Colors”, “Closer” o “La guerra de Charlie Wilson”, la última de su carrera. En ellas dirigiría a actores fetiche de su filmografía como Harrison Ford, Jack Nicholson, Julia Roberts o Meryl Streep.

Fue nominado tres veces más al Óscar, una de ellas como productor, al Globo de Oro y al BAFTA, y recibió menciones del Sindicado de Productores y Directores, así como el Emmy por la miniserie para tv “Angels in America”, su segunda incursión en la pequeña pantalla. El realizador, casado desde 1998 con la presentadora de tv Diane Sawyer, nos deja de manera inesperada, de un paro cardiaco, pero con un importante legado a sus espaldas de buen cine y buen teatro, siempre fundiendo ambos medios con elegancia e inteligencia. Descanse en paz, maestro.

miércoles, 19 de noviembre de 2014

LA CRÍTICA. Stretch

Recuperando el “mojo”
Echaba de menos al Joe Carnahan de los comienzos de su carrera, al director descarnado, febril y cargado de esteroides de “Narc” y, sobre todo, “Ases calientes”. Sí, defiendo al responsable de esa locura palomitera que es “El equipo A” –ningún otro director podría haber llevado mejor la mítica serie a la gran pantalla- y de la estilosa, trascendental y vibrante “The Grey”, pero seguía echando de menos al realizador que había antes de ser carne de la industria. Y con “Stretch” le recuperamos en parte.

Lo de esta película es una mezcla entre “Cita a ciegas” y “¡Jo, qué noche!”. Una noche interminable en la que el protagonista, un malogrado actor de segunda que sobrevive como conductor de limusinas para las estrellas, sufrirá para conseguir la astronómica suma de dinero que unos mafiosos le reclaman antes de que acabe el día. Un Hollywood anclado en los 90 –magistral el uso de los créditos, la música y el hilarante cameo de David Hasselhoff para recordar toda una década- en el que el personaje principal tendrá que lidiar a su vez con las excentricidades de un multimillonario adicto a los excesos o las iras de la competencia.


Carnahan hace sufrir hasta el ridículo a un Patrick Wilson puteado y carismático, al borde del abismo de la desesperación, en la noche en la que romperá sus ataduras y recobrará eso que los americanos llaman el “mojo”. El talento y el talante, el sex appeal que todos llevamos dentro, esa esencia que nos define y que clama por brotar a la superficie. Y a la vez, “Stretch” es el grito desesperado de un cineasta que ansía recuperar su propio “mojo”. Porque ésta es la película más difícil de Carnahan, ésa que nadie quería distribuir y que supone un riesgo a asumir por un realizador que ya tiene un pie asentado dentro de la industria. Sería como si Michael Bay dejase de vilipendiar clásicos de terror poniéndolos en manos de otro y se sentase en la silla a dirigir un film de género, por eso de quitarse la espinita clavada de “qué habría pasado si…”.


Por eso, estamos ante la cinta más libre del cineasta desde aquella “Ases calientes” que sigue siendo su mejor trabajo hasta la fecha. Un ritmo endiablado y un reparto tan potente como desatado –especialmente Chris Pine, que parece que tiene en Carnahan al director con el que desmelenarse del todo- completan el espectro que ofrece “Stretch”, una propuesta que puede hacerse excesiva pese a su corta duración, pero que nos devuelve en plena forma a un artista que ha recuperado parte de su esencia. No del todo, que la película pudo haberse desbocado aún más, pero ya es algo.

A favor: Patrick Wilson, Chris Pine, y recuperar al Carnahan desatado
En contra: podría haberse desbocado aún más, y aún así puede resultar excesiva para más de uno

Calificación ***1/2

TAQUILLA ESPAÑA. "Interstellar" continúa imbatible ante los estrenos

Buen fin de semana comparado con el de hace un año, del que dista tan sólo un 5% de la recaudación global. Fin de semana en el que la epopeya de ciencia-ficción de Christopher Nolan, Interstellar, ha continuado en lo más alto descendiendo un moderado 25% y yéndose a los 4,67 millones de € en sus primeros diez días. Si hace una semana veíamos el estreno de este film como bueno pero no espectacular, ahora este formidable mantenimiento confirma que la película ha interesado a la audiencia española y se ha convertido en un must see. Ahora apunta a sobrepasar los 8 millones de €, y podría irse mucho más allá si llega con fuerza a algún periodo vacacional.

La cinta de Nolan ha podido con todos los estrenos del fin de semana, de los que sólo ha salido triunfador Dos tontos todavía más tontos. El hecho de que el doblaje no sea el mismo que el de hace 20 años, algo de lo que se han quejado todos los fans de la original, no ha impedido que la película de los Farrelly haya arrastrado al público a las salas y se haya hecho con 943.000€ en 351 pantallas. Puede parecer poco, pero el resultado es muy superior al de propuestas recientes como “Somos los Miller” o “The Heat”, y buena para un tipo de cine que es difícil que triunfe fuera del mercado norteamericano. No obstante, podríamos estar ante la excepción dado el fanbase que atesora la original.

El comienzo de Escobar: Paraíso Perdido no ha sido bueno, pero sí que consigue elevarse por encima de otros estrenos del fin de semana que podían hacerle la competencia, y en especial no se ha derrumbado ante la presencia de “Interstellar”. El film protagonizado por Benicio del Toro se beneficia del nombre de su actor y consigue 503.000€ en 278 pantallas. Eso sí, podríamos estar ante un producto de larga vida en cartelera.

Igual de decente dada la competencia ha sido el dato de Diplomacia 86.000€ en 53 salas. La que no se salva de la quema es La ignorancia de la sangre, lo nuevo de Manuel Gómez Pereira con Juan Diego Botto y Paz Vega, que paga caro en taquilla su casi nula campaña promocional y una aún menor visibilidad. La película se conforma con unos tristes 78.800€ en 145 salas.

Donde sí encontramos grandes noticias es en los mantenimientos, generalmente positivos. Así, es de destacar cómo Relatos Salvajes y La isla mínima ya acumulan 3,28 y 5,68 millones de €, respectivamente, constituyendo dos taquillazos patrios del año. Su presencia y tirón, eso sí, deja KO a Matar al mensajero, que se ha estrenado en 161 cines pudiendo generar solamente unos pobres 222.700€.

Fuentes: Box Office Spain y Rentrak Spain 

martes, 18 de noviembre de 2014

AVANCES. Nuevo teaser de "The Peanuts Movie". Snoopy y Charlie Brown saltan al cine

Ha tardado, pero la espera ha merecido la pena. Hace unos meses veíamos el primer teaser, y ahora nos llega el segundo, recordándonos que Snoopy y Charlie Brown darán el salto a la pantalla grande el 6 de noviembre de 2015. Y los avances no podían ser más esperanzadores. Estos primeros tráilers mantienen el tono y esencia del cómic creado por Charles Schulz y la serie animada de televisión, aunque no contengan específicamente momentos de la película, sino que son avances aislados de promoción. Pero si “The Peanuts Movie” sigue esta estela, será una de las mejores cintas de animación de 2015. A esperar un año.

lunes, 17 de noviembre de 2014

VOTACIONES 2014. Elige tus películas favoritas del mes de noviembre

Abrimos las penúltimas votaciones del año, las de noviembre, compuesta por películas estrenadas en España durante dicho mes. Aunque también se puede insertar mediante comentario el título de algún film de difícil distribución en España, o pendientes de estreno, siempre que no vayan a llegar al país. Recuerden que se pueden elegir cuantas cintas quieran y cuantas veces deseen, siempre que no voten más de una vez para no manipular los resultados finales. El 15 de enero cerraremos las votaciones y se procederá al recuento para elegir las mejores películas del año para los cinéfagos que se animen a votar. Y recuerden que aún pueden votarse las películas de los primeros diez meses del año en el siguiente enlace. Ya queda menos para conocer las mejores del año.


domingo, 16 de noviembre de 2014

TAQUILLA USA. Los tontos Jim Carrey y Jeff Daniels dan la sorpresa

Glorioso fin de semana en la taquilla estadounidense, por encima de lo logrado hace un año gracias a la potencia de su estreno principal y el formidable mantenimiento de los dos estrenos fuertes de hace diez días. Eso sí, por debajo de lo registrado en 2012, cuando “Crepúsculo” cerraba sus puertas con una apertura de éxito.

Lo significativo de este fin de semana ha sido la sorpresa que ha dado Dumb And Dumber To, secuela del taquillazo de los Farrelly de los 90, que trae de vuelta a sus protagonistas 20 años después. Aquí cabían dos opciones. Por un lado, que la película sufriera la maldición de las secuelas tardías, esa que ha hecho que filmes como “X-Files: I Want to Believe” o “Scream 4” se estrellaran en taquilla años después de su última entrega. Y por otro lado, que se cumplieran las previsiones, logrando entrar en torno a los 30 millones de $ y evidenciando que había ganas de ver esta secuela.

Finalmente, la cinta ha seguido esta última línea, y la película consigue 38 millones de $ en tres días, reventando todas las previsiones y devolviendo a sus responsables a la primera línea de batalla. Porque no sólo se convierte en el mejor dato de apertura de los hermanos Farrelly, que hacía más de una década que no gozaban del beneplácito del público, o en el mejor de Jim Carrey desde 2009 con su versión de “Cuento de Navidad” y una de las más altas de su carrera, sino que registra la mejor cifra del género reciente, por encima de propuestas como “Bad Grandpa” o “Anchorman 2”. Ahora tocará ver si esta nueva entrega consigue el mantenimiento de estas cintas o se consume rápidamente. De ocurrir lo primero superaría los 100 millones sólo en Estados Unidos.


Del resto de estrenos sólo merece la pena destacar el estupendo comienzo en formato limitado de Foxcatcher y The Homesman. La primera, nuevo drama de Bennett Miller que huele a Oscar y que cuenta con Channing Tatum y Steve Carell, se hace con unos astronómicos 288.000$ en seis salas; la segunda, segundo largo de Tommy Lee Jones como director, que también protagoniza junto a Hilary Swank, consigue 48.000$ en cuatro cines. Ambas con excelentes críticas y comentarios y altas posibilidades de gozar de una larga carrera en taquilla ahora que la carrera al Oscar ha comenzado.

Dentro del top 10, sensacionales mantenimientos. Big Hero 6 e Interstellar confirman su magnífica comunión con el público y caen por debajo del 39% con 111 y 98 millones de $ en diez días, respectivamente. A nivel mundial atesoran 148 y 322 millones de $ -42 de ellos vienen de China, donde es estrenó el pasado miércoles-, aunque en el caso de la película de Disney aún le quedan muchos mercados por conquistar. Por ahora, su total es superior al de “Wreck-It Ralph” con el mismo tiempo.

La lista la completan el estreno tibio de Beyond the Lights, con 6,5 millones de $; Gone Girl, que en séptimo asalto se va a los 152 millones de $; St. Vincent, con 33 millones de $; Fury con 76 millones de $; Nightcrawler con 25 millones de $, y la sensación de que podría haber generado más; Ouija, que pese a no haber emocionado nada se va despidiendo rozando los 49 millones de $; y Birdman, la única del top 10 que aumenta su recaudación, un 6%, ya con 11,6 millones de $ cosechados.

En el terreno de los mantenimientos, esta semana incrementan sus datos Whiplash y The Theory of Everything, con 2,4 y 1 millón de $, respectivamente.

Fuente: Box Office Mojo
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...