martes, 30 de abril de 2013

Taquilla Internacional: Iron Man ha llegado para salvar la taquilla

A pesar de que “Pain and Gain” ha dado cierta alegría a la Paramount este ffin de semana en Estados Unidos, la verdadfera noticia ha sido el estupendo arranque de “Iron Man 3” a nivel internacional, una semana antes de desembarcar en suelo estadounidense. Se ha estrenado ya en el 79% de los mercados extranjeros, registrando en sus tres primeros días 198 millones de $, lo que supone casi un 6% que lo cosechado por “Los Vengadores” hace un año. Aunque la crítica no haya sido tan entusiasta como entones, sin duda su éxito se deberá al buen sabor de boca que la cinta de Joss Whedon dejó el pasado año.

Además, rompe algunas marcas. Ha sido número uno en todos los países en los que se ha estrenado, y ha marcado el mejor dato de apertura de la historia en parte de Asia y Latinoamérica. Se ha convertido en la novena mejor apertura de la historia y en la segunda para un film de superhéroes Marvel, solamente superada por los 230 millones de $ de “Spider-Man 3”. Ante este potentísimo debut, es de esperar que la película alcance ffácilmente los 700 millones de $ a nivel internacional, por lo que podríamos estar en la primera propuesta milmillonaria del año. Y dudo que sea la única.

En España también ha batido su particular marca. Y es que en un país en el que la asistencia a las salas cinematográficas está en continuo descenso, y en un año en el que se están registrando los datos más bajos de su historia a pesar de la subida del IVA y de la inflación en el precio de las entradas, “Iron Man 3” ha logrado situarse como el mejor estreno del año con un dato estimado aproximado de 3,8-3,9 millones de €. Supera así las cifras de “Capitán América” o “The Amazing Spider-Man”, y se equipara a las de “Thor”, evidenciando un incremento del 44% -21% en espectadores-  con respecto a la segunda entrega de la saga. Y, para hacernos idea de lo mal que va el país, sus cifras suponen un 53% del total recaudado este fin de semana. Es decir, que ha tenido que llegar un superhéroe para salvar, en parte, nuestra maltrecha taquilla.

domingo, 28 de abril de 2013

Taquilla USA: Michael Bay vuelve a coronar la taquilla, contra todo pronóstico

Normalmente, el último fin de semana del mes de abril no resulta particularmente especial en la taquilla estadounidense. Las distribuidoras no arriesgan y prefieren esperar a la primera semana de mayo para presentar sus estrenos veraniegos. A excepción de “Oblivion”, que ante la competencia prefirió adelantarse, durante las próximas semanas los estadounidenses sufrirán un auténtico aluvión de blockbusters dispuestos a pisotearse entre sí. Por ello, el total de este fin de semana ha sido más bien escaso, y este año los casi 90 millones de $ conseguidos palidecen frente a los 110 millones de hace un año.

Y es que ha sido un desastroso fin de semana, en el que sólo se ha salvado “Pain and Gain” y algún título con presencia limitada. No se esperaba demasiado de lo nuevo de Michael Bay, un producto más en la línea de “Dos policías rebeldes (Bad Boys)” pero sin su dosis de escenas de acción y espectáculo. Con todo, el nombre de su reparto, con Mark wahlberg y Dwayne Johnson a la cabeza, y la marca de un director como Bay han bastado para que se haga con casi 20 millones de $, entrando justo en lo esperado de ella, sin sorpresas pero sin constituir un fiasco frente a los 26 millones de $ que ha costado. Paramount no confiaba en este proyecto personal del cineasta, pero no se puede decir que les haya salido rana.

Sólo en formato limitado tenemos gratas sorpresas, como las buenas acogidas de “Mud”, con Matthew McConaughey, y la candidata al Oscar Kon-Tiki. La primera se ha hecho con 2 millones de $ en 363 salas, y la segunda con 22.300$ en sólo dos cines. El otro estreno con gran presencia de la semana, “The Big Wedding”, fracasa  en el cuarto puesto con 7 millones de $, muy lejos de lo esperado de ella, y más si tenemos en cuenta que esta comedia cuenta en sus filas con Robert De Niro, Robin Williams, Diane Keaton, Katherine Heigl, Susan Sarandon o Amanda Syfried, entre otros. Tanto nombre no ha conseguido seducir a la audiencia.

A partir de aquí, malos mantenimientos casi de manera general, salvándose nuevamente “42” (-39% y 69 millones de $ en total), “Los Croods” (-28% y 163 millones de $), “G.I.Joe 2” (-37% y 116 millones de $) y “Olympus Has Fallen” (-38% y 93 millones de $), esta última convertida en una sorpresa mayor de la esperada. Hasta el hasta ahora sleeper de la temporada, “The Place Beyond the Pines”, se ha derrumbado un 45% pese a sumar bastantes salas, yéndose a los 16 millones de $.

Por su parte, “Oblivion” pierde el podio, contra todo pronóstico, presentando un fuerte descenso del 53% a pesar de sumar nueve salas, con 64 millones de $ cosechados y con “Iron Man 3” a la vuelta de la esquina. Su día a día entre semana no ha sido espectacular, y peleará por llegar a los 90 millones. Mejor le ha ido a lo nuevo de Robert Redford, “The Company You Keep”, que en su cuarta semana amplía 723 salas y mejora un 214%, con 2,3 millones de $ en total. La otra cara de la moneda en la distribución limitada la pone “The Lords of Salem”, estrepitoso fracaso de Rob Zombie que apenas supera el millón de dólares y se desploma más del 70%. Si consigue alcanzar su presupuesto de 1,5 millones de $, será con mucho sudor.

sábado, 27 de abril de 2013

LA CRÍTICA: Killer Joe

Vivir y morir en Texas
William Friedkin, descontando algún telefilm bien orquestado realizado durante los últimos quince años, en un medio en el que se desenvuelve la mar de bien –no olvidemos que pertenece a la generación surgida en la televisión en los 60-, no ha logrado ningún hito cinematográfico desde “Vivir y morir en Los Ángeles”, pieza hoy de culto y totalmente reivindicable de un cineasta que se fundió a sí mismo demasiado pronto, concretamente desde el éxito de “El exorcista”.

Hay bastante de aquel thriller marcado por la moda marcapaquete ochentera y la violencia irracional y sucia de una década que algunos echamos de menos en “Killer Joe”, su vuelta por la puerta grande, aunque con distribución limitada, a la liga de los grandes maestros. Con ella asistimos a la que posiblemente sea la propuesta más liberal de Friedkin en décadas, y eso que se encuentra enormemente encorsetada por los orígenes teatrales de la historia. Esto no supone mayor problema cuando se tiene a un genio del montaje como él, cuando se tiene entre manos una historia tan malsana y sórdida que puede producir hordas huyendo de las salas, y cuando se cuenta con un reparto que, como media, desde la inocente Juno Temple hasta la recuperada y magnífica Gina Gershon, resulta correcto en cada uno de sus papeles.


“Killer Joe” es cine negro marca los hermanos Coen, mezclado con los personajes sociópatas y truhanes de Jim Thompson, y teñido todo al final con un baño de sangre pasado de rosca que ni el mismísimo Tarantino. Su trama protagonizada por paletos de Texas, a cual más estrambótico, avanza continuamente por el peligroso filo de la incorrección y el absurdo. Posee grandes momentos de celuloide pese a su formato televisivo, unidos a otros en los que el surrealismo se adueña de la función –la primera cita entre Joe y Dottie, por ejemplo-, y con todo el resultado general es, cuanto menos, atractivo.


El film consigue precisamente eso, incomodar y atraer a partes iguales. El realizador de “French Connection” recupera su lado más truculento para servir la historia de esta familia de indeseables, en un acertadísimo retrato sobre la codicia, la estupidez y la miseria humana. Y consigue además que un actor que últimamente parece recuperado de una etapa alimenticia y vacía como Matthew McConaughey se encuentre sobradísimo en la piel de ese Killer Joe tan pasivo que resulta estremecedor, y que acaba estallando en una escena final para el recuerdo, como si su personaje en “La matanza de Texas: La nueva generación” se hubiera apoderado de él y acabase aniquilando a sus compañeros de reparto. Un tramo final tan irracional, incorrecto y surrealista que puede producir rechazo. Así es Friedkin, un director que hace cuatro décadas nos sacudía en la butaca. Ahora, como mínimo, consigue que no nos quedemos indiferentes, incluso que nos divirtamos con esta salvajada. Bienvenido de vuelta, maestro.


A favor: Matthew McConaughey y recuperar al Friedkin más pasado de rosca
En contra: su formato televisivo, los corsés de su referente teatral y que su incorrección pueda resultar molesta a más de uno
Calificación: ***1/2

Tráiler y cartel de "The Purge". Sobrevive a la noche

Ethan Hawke parece haberle cogido el gustillo a esto del cine de género tras la reivindicable “Sinister”. Ahora, de los creadores de ésta y de “Paranormal Activity” llega “The Purge”, film dirigido y escrito por James DeMonaco –su primer trabajo fue “Staten Island”, también con Hawke- que parte de una premisa de lo más surrealista, pero efectiva si cae en buenas manos: Estados Unidos vive el mejor periodo de su historia, con una tasa de criminalidad nula y un porcentaje de desempleo del 1%; todo gracias a una ley que permite cometer cualquier tipo de crimen una noche al año durante 12 horas. No habrá consecuencias legales. Los servicios de emergencia permanecerán cerrados. Sólo hay que sobrevivir a esa noche. El reparto lo completa Lena Headey –“Dredd”, “Juego de Tronos”-, y el estreno USA estaba previsto para el 31 de mayo, pero se ha retrasado una semana. A continuación, sus inquietantes carteles y tráiler, así como un spot sobre la nueva América.


Tráiler


Spot TV

miércoles, 24 de abril de 2013

Trailers y plano secuencia inicial de "The Place Beyond the Pines"

Derek Cianfrance ha vuelto a meterse a la crítica en el bolsillo con su tercer film. Lo tenía difícil tras la maravillosa “Blue Valentine”, pero los especialistas coinciden en que con “The Place Beyond the Pines” estamos ante uno de los títulos del año. Y el público parece darle la razón pues se ha convertido en el must see del momento. Ryan Gosling, Bradley Cooper, Eva Mendes y Ray Liotta, a los cuales les han llovido alabanzas por sus interpretaciones, protagonizan esta historia de padres, hijos y consecuencias, en una narración que se extiende durante quince largos años. En España se titulará “Cruce de caminos” y la podremos ver a partir del 21 de junio. Supuestamente, pues esperemos que no ocurra como con “Blue Valentine”, que tardó más de dos años en llegar a nuestras pantallas. Sólo un apunte colateral: qué mal le sienta a Bradley Cooper afeitarse.

Tráiler #1


Tráiler #2



Escena de apertura

lunes, 22 de abril de 2013

13 películas que odié en su momento... y que ahora tienen cierto encanto

Hay películas que no soportas en un principio, pero que con los sucesivos visionados se vuelven casi imprescindibles. La siguiente lista, personal e intransferible, va dedicada a todas esas películas que aborrecí durante su primer visionado, pero que han acabado gustándome con el paso de los años. Sé que hay decisiones polémicas, pero lo siento. Era joven y no sabía lo que hacía. Aviso, los últimos puestos, por orden alfabético, pueden generar polémica.

A.I. Inteligencia Artificial
Tiene tantos cambios de ritmo, de temática, de estética… que es imposible no desconectar de ella. De la luminosidad y magia spilbergiana de su primer tramo pasamos a un pasaje mucho más oscuro y death metal, continuamos con un canto a la esperanza, y finalizamos con uno de los epílogos más prolongados de los últimos años –sí, más que el de “El retorno del rey”-. Por si fuera poco, Spielberg pretendía con ella retomar un proyecto inacabado de Kubrick, por lo que las expectativas eran enormes. La magia del rey Midas acabó haciendo el resto: con los años, se ha convertido en una bellísima película. Sólo hace falta darle una oportunidad.

El guateque
¿Se suponía que tenía que reírme? Con apenas 12 años no le vi la gracia, incluso recuerdo haberme quedado dormido. No sabía el sacrilegio que cometía, ya que hablamos de dos titanes de la comedia como Blake Edwards y Peter Sellers. Hoy en día, cuando la pongo, sigo echándome unas risas con ella. Lo dicho, era joven e inexperto…


El último gran héroe
Malas críticas, mala taquilla… a mediados de los 90, con “Terminator 2” aún fresca y con la inminente “Mentiras arriesgadas” a punto de barrer en salas, estos dos conceptos no solían llevarse la contraria mutuamente en la carrera de Schwarzenegger. Vale, excluyamos sus escarceos en la comedia, género en el que a mí al menos me hace bastante gracia. Yo tampoco entendí “El último gran héroe” en su momento, pero vista actualmente y entendida como una parodia del mismo cine de acción marca Chuache, lo cierto es que tiene su atractivo. O yo al menos le veo las intenciones, y disfruto con ellas.

Hook
Otro Spielberg a la lista fue este frustrado intento de recuperar un Peter Pan crecidito y la magia de la aventura del clásico de James Matthew Barrie. El público y la crítica le dieron la espalda, y hoy en día pocos se atreven a decir que se diviertan con ella. Pues o me hago pequeño con los años, o después de viejo veo una graciosa aventura para toda la familia, una magnífica recuperación de un género tristemente perdido al que Spielberg dio su particular toque. Y yo pienso que Dustin Hoffman fue el Garfio perfecto. Y punto.

Jesucristo Superstar
Como gran amante de los musicales que soy, terminó maravillándome el score de este clásico de Norman Jewison. Pero me costó horrores entrar en su juego, en su rollito hippy.  Ahora, es de mis musicales favoritos.

Kill Bill: Volumen 1
Sí, aunque parezca mentira, detesté el primer volumen del díptico de Tarantino nada más salir del cine. No entendí cómo se podía pasar de tres maravillas como “Reservoir Dogs”, “Pulp Fiction” y “Jackie Brown” a este pastiche de cine de yakuzas, el western, venganzas de cine noir setentero y estética manga. Tuve que esperar unos meses para entender la película como un conjunto, aunque sigo considerando el volumen 2 muy superior. Por otro lado, gracias a ella entendí que el cine de Tarantino está compuesto por todos aquellos géneros, pelis y series de tv que fagocitara de pequeño, independientemente de la calidad de los referentes.


La matanza de Texas
Sí, puede parecer increíble, pero en mi niñez no era muy asiduo al terror. Tan poco que se me hizo insoportable el clásico de Tobe Hooper. Nauseabunda, horripilante, grotesca, desquiciante, asquerosa,… Lo que son las cosas, que con los años me convertí en un aficionado a las vísceras en celuloide. Y en eso, esta película es una delicatessen.

Los padres de ella
Sí, mucho éxito de taquilla, mucho respaldo de la crítica, pero yo no le encontré la valía. Sí, me reí con ella, pero no por reírme iba a catapultarla al Olimpo de las proezas cinematográficas. Había algo en ella, no sabría decir qué es, que me repelía. Después de verla varias veces y de hacerme un asiduo a la obra de un desconocido pero imprescindible de la comedia como Jay Roach, la considero un mal inevitable. Y francamente desternillante.

Piratas del Caribe: En el fin del mundo
Vale, “La maldición de la perla negra” era molona, graciosa, divertida, aunque tuviera una fotografía y una estética demasiado Disney. Su secuela, “El cofre del hombre muerto”, ya no tenía nada que ofrecer, aunque ganó en medios y disfrutó de una mejor ambientación, amén de utilizar la máxima de “cuanto más, mejor”, que hacía el conjunto repetitivo y cansino. Pero que te planten una aventura de casi tres horas donde casi todo lo que hay son diálogos, era ya el colmo. Y, lo que son las cosas, vista hoy en día queda un entretenimiento épico, aunque no apto del todo para audiencias familiares que vayan buscando acción sin límites. Una vez más, la banda sonora de Hans Zimmer me hace levantarme de la butaca. Yo me lo paso bien viéndola. ¿Soy el único?

Polar Express
Recuerdo ir a ver este film al cine porque salía de las sabias manos de un maestro, Robert Zemeckis. Lo que me encontré fue una calidad en la animación, especialmente en los rostros y expresiones de sus personajes, de lo más discutible, y la repetición hasta la saciedad del efecto montaña rusa. Varios años después, tras ponérsela repetidamente a mis sobrinos, empecé a entenderla como un imprescindible cuento familiar navideño. Si a los pequeños les fascina, por algo será. Además, tiene una de las mejores bandas sonoras de los últimos años, y un desenlace tremendamente cautivador. Eso sí, nadie le quita que Zemeckis no sea el rey en esto de la captura de movimiento.


Psicosis
¿Fue un suicidio aceptar hacer un remake tan innecesario como este? Pues sí, y así lo entendí la primera vez. Sin embargo, con el tiempo entendí la audacia de Gus Van Sant –copió plano a plano la original- y la vi como una parodia sin risas enlatadas del clásico de Hitchcock. ¿Sigue siendo innecesaria? Por supuesto, pero siempre que la veo se me esboza una sonrisa en la cara. Eso y que fuera tan osado como para hacer lo que Hitchcock no pudo por culpa de la censura: añadir mayor carga sexual y convertir a Norman Bates en un taxidermista que quería tirarse a su madre. O eso es lo que yo entendí.

Showgirls
La considerada una de las peores películas de los 90, y de la historia, y a día de hoy no entiendo el por qué. Para que llegase a verle el encanto tuvo que pasar tan sólo un año, cuando Demi Moore estrenaba “Striptease”. Eso sí que era una mala película, tanto que me obligó a ver con otros ojos la cinta de Paul Verhoeven. Y, ya se sabe, el hype era mayor en su peli, y no estuvo a la altura de las circunstancias. Pero de mala, más allá de una realización un tanto ruinosa, poco. De sexy, mucho.


Vanilla Sky
Es imposible acabar de ver esta película y no pensar en lo bien que jugó Alejandro Amenábar con el suspense y los sueños en “Abre los ojos”. Pero el tiempo acabó poniendo esta adaptación hollywoodiense con Tom Cruise en el lugar que merece, como su hermana rockera –se nota la mano de Cameron Crowe en la realización y sus ansias melómanas-, pasada de vueltas, new age y cargada de cielos de vainilla. Es tan estrafalaria, que acabas amándola. Y la banda sonora y el montaje son espectaculares. En su defensa diré que el tramo final está mejor contado que el de la peli de Amenábar.

domingo, 21 de abril de 2013

Taquilla USA. Tom Cruise vuelve a dar en la diana de la taquilla

Mal fin de semana para la taquilla USA, muy a la baja con respecto a hace un año, cuando varios títulos superaban los 20 millones de $. Este fin de semana sólo “Oblivion” lo ha conseguido, haciéndose con unos inesperados 38 millones de $, bastante por encima de las previsiones iniciales. Pocos no eran los elementos en contra: no muy buenas críticas y comentarios, una estrella como Tom Cruise que puede dar una de cal y otra de arena, y su escasa visibilidad de cara a las grandes audiencias, que podían no sentirse atraídas por la propuesta.

Pero también contaba con importantes ventajas, como el ser el único estreno masivo del fin de semana o sus buenísimos 112 millones de $ recaudados a nivel internacional, ya superando este fin de semana su presupuesto de 120 millones. Sus datos día a día se pueden comparar con los de “Minority Report”, que empezó su andadura con 35 millones para acabar sobre los 130 millones de $. “Oblivion”, debido a que ha recibido críticas más tibias que la película de Spielberg, no aspiraría por ahora a esta cifra, pero tiene terreno suficiente durante las dos próximas semanas, antes de la llegada de “Iron Man 3”, para rascar, como mínimo, hasta los 70 millones de $.

Lo dicho, fin de semana de malas cifras, arrastrando las de semanas pasadas, sólo aceptables en los primeros puestos. “42”, la nueva sensación del cine deportivo made in USA, cae de manera moderada y demuestra su buena comunión con el público, con 54 millones de $ en diez días. “Los Croods” también confirma que es la peli animada del momento y nadie le hace sombra, con 155 millones de $ y la casi total seguridad de que rozará los 180 millones. “Scary Movie 5” y “G.I. Joe 2” cierran el top 5 con caídas lógicas. En el primer caso tenemos una previsible caída del 55% y 22 millones de $, y en el segundo caso un 47% con 111 millones de $ acumulados, aún por detrás de su predecesora.

En el sexto encontramos el mayor ascenso, y único, del top 10, “The Place Beyond the Pines”, que sigue convenciendo tras su ampliación de salas a buena parte del territorio nacional y se hace ya con 11 millones de $, a punto de rozar su presupuesto. Le siguen “Olympus Has Fallen”, que pese a no estar ya entre las más vistas muestra la suficiente fuerza semana tras semana para acumular millones, con unos buenísimos 88 millones de $ conseguidos; “Evil Dead”, que pese a su buen estreno cae fuertemente semana tras semana, pero con unos magníficos 48 millones de $ en su haber; “Jurassic Park 3D”, que no convence demasiado y con 38 millones se quedará en torno a lo logrado por el reestreno 3D de “La amenaza fantasma”; y “Oz”, que se prepara para despedirse de las diez más vistas pero atesorando 223 millones de $, ya bastante debilitada.


Más allá de las más vistas, algunos casos curiosos que destacar. “The Lords of Salem”, lo nuevo de Rob Zombie, llegaba este fin de semana y seduce especialmente a su público más afín, para hacer aún así unos pobres 622.000$ en 354 salas. Eso sí, ha costado apenas 1,5 millones de $, por lo que a poco que aguante verá beneficios. Y mientras “Side effects” (32 millones de $) y “Silver Linings Playbook”(131 millones de $) presentan sorprendentes subidas –especialmente la primera, que ha mejorado un 465%- a pesar de llevar ya muchas semanas en cartel, “Trance” se derrumba en su tercera semana tras unos inicios prometedores, y se conforma con rozar los 2 millones de $. Mucho mejor le va a “Blancanieves” en su andadura comercial estadounidense. Tras ampliar salas sube un 0,5% y su total en cuatro semanas es de 156.200$, todo un logro para un film de sus características.

Fuente: Box Office Mojo 

viernes, 19 de abril de 2013

LA CRÍTICA: Tierra prometida (Promised Land)

El maleable Gus Van Sant
Agradezco que Gus Van Sant haga cine experimental, ajeno a los convencionalismos de la industria cinematográfica, ese que le ha permitido regalarnos trabajos más o menos acertados según los gustos de cada uno. Irregulares, sí, pero atractivos y estimulantes. “Mi Idaho privado”, “Drugstore Cowboy”, “Elephant” y, por qué no, su particular visión de “Psicosis” son buena muestra de ese interés por transgredir los encorsetados márgenes de Hollywood. Desgraciadamente, entre medias se ve obligado a aceptar proyectos más alimenticios, convencionales y comerciales, aunque pulcros y bien dirigidos, pero que se degustan tan rápido como se excretan, siendo quizá hasta la fecha “El indomable Will Hunting” su mayor acierto en este ámbito.

“Tierra prometida” pertenece sin duda a este segundo grupo de películas. Un vehículo de lucimiento personal para Matt Damon, que hace las veces de guionista y protagonista absoluto, en esta historia con el fantasma de la crisis financiera y los actos de las grandes corporaciones sobrevolando cada fotograma. El film pone como protagonistas a los malos, a los enviados por una gran compañía que pretende comprar las tierras de un pueblo tocado económicamente para extraer el gas natural que subyace bajo la superficie, sin exponer claramente a los habitantes los perjuicios que la práctica conlleva.


Ya desde sus primeros minutos, se advierte el tono que Van Sant ha querido imprimirle a la cinta. “Tierra prometida” tiene un tufillo a película feel good, sus personajes son bondadosos, la banda sonora de Danny Elfman es jovial, el guión escrito codo con codo por Damon y John Krasinski destila buenas intenciones, y el semblante de gnomo de este último no ayuda a desprenderse de esta sensación. Ya el simple hecho de poner como protagonista a una malvada empresa debería ponernos sobre aviso. Sus intenciones son buenas, y en su tramo final sucumbe por fin a ese buen rollo que llevaba bordeando durante más de noventa minutos.


Aún así, no es una película incómoda a la vista. “Tierra prometida” es directa y clara tanto en la exposición de los hechos que presenta como en sus intenciones, y no lo oculta. Un producto ligero, amable, bien orquestado e interpretado, de esos que el maleable Van Sant hace para pagarse su próximo capricho. Porque sabemos que volverá a ofrecernos propuestas mucho más desafiantes en el futuro. Al menos siempre es gratificante ver de nuevo en pantalla a ese gran secundario que es Hal Holbrook. Consuelo de tontos.

A favor: que se degusta con suma facilidad
En contra: no pasa de ser un producto cargado de buenas intenciones

Calificación: **1/2 

jueves, 18 de abril de 2013

Parecidos Razonables: Jack Lemmon y Richard Le Parmentier

Su filmografía como actor no era muy extensa, apenas una quincena de títulos en treinta años, estando más ligado a la pequeña pantalla como actor y guionista de series británicas. Fue el General Motti de “Star Wars” el que más fama le reportaría, aunque aparecería también en “Rollerball”, “Superman II” –en ambas coincidió con su esposa, Sarah Douglas, la malvada Ursa de las dos primeras entregas del Hombre de Acero-, “Octopussy”, “Rojos” o “¿Quién engañó a Roger Rabbit?”. Richard Le Parmentier nos abandonaba ayer a los 66 años en Inglaterra, y desde aquí deseamos que descanse en paz. Pero el objetivo de este post es que ha surgido un nuevo parecido razonable con el actor, propuesto por el ojo clínico de Carlos Durango en Twitter, del cual recomiendo su blog 2012: Una Odisea en el Cine. Gracias amigo.

miércoles, 17 de abril de 2013

LA CRÍTICA: To the wonder

El amor que nos ama
Hay un amor que es como un riachuelo que se seca cuando la lluvia no lo alimenta. Pero hay otro amor que es como un manantial proveniente del cielo, siempre eterno. No obstante, cualquier tipo de amor, incluido el espiritual, es susceptible a la crisis, ya sea en la piel de una pareja que debe hacer frente a sus infidelidades mutuas o en el sacerdote que cuestiona su propia fe y la presencia de Dios en la Tierra. Terrence Malick se ampara en estas dos historias para volver a hablar del amor y el odio que puede llegar a nacer de él, de lo terrenal y lo celestial, de lo humano y su relación con la naturaleza, y en general de la crisis sentimental, familiar, moral y de la fe.

No es fácil ver una película de Malick. Más que películas, el cineasta nos sirve siempre experiencias cinematográficas a las que hay que ir predispuestos mental y emocionalmente. Su cine es para una minoría, la que está dispuesta a dejarse llevar por esa cámara en comunión con la naturaleza, por esa misma naturaleza en comunión con su luminosa fotografía –una vez más inclinémonos ante Emmanuel Lubezki-, por esos personajes que más que hablar dialogan consigo mismos mediante el uso de la voz en off, por ese montaje tan lento que invita a la reflexión.


Todo esto está presente en “To the wonder”, pero hay un detalle importante que diferencia esta nueva propuesta del resto de su filmografía, y es el tiempo que ha tardado en gestarse. Habitualmente, Malick deja madurar sus proyectos, tanto que con casi 70 años ha dirigido tan sólo seis películas. Sin embargo, entre la que nos ocupa y su anterior proyecto apenas ha pasado un año, y el resultado se nota. No por su acabado formal, que vuelve a ser impecable, sino porque parece montada con material descartado de una obra maestra como “El árbol de la vida”. Todo en “To the wonder”, desde lo artístico hasta lo temático, suena a ya visto, y la impresión que da tras verla es que estamos ante una hermana menor de aquella joya que nos regalara hace apenas dos años.

Esto debería contentar a los malickianos como yo, pero no es así. Siempre es gratificante ver un trabajo suyo, y aunque voy predispuesto a vivir la experiencia, no atisbo en ella la misma sensibilidad que en “El árbol de la vida”. Entiendo su temática, pero no me llega, no veo una moraleja ni un discurso que extraer de ella, no soy capaz de adentrarme en su gruesa capa gélida. Me quedo tan pétreo como el semblante de Ben Affleck, al que se come crudo una maravillosa Olga Kurylenko, actriz a la que la cámara adora. El tijeretazo en el montaje es evidente e impide que sea partícipe de su mensaje. Javier Bardem está muy bien, pero su personaje está desdibujado, se limita a deambular por ahí, y lo de Rachel McAdams es poco más que un cameo.


Y, pese a todo, el amor hacia su cine es tal que soy incapaz de suspender un film suyo. Aunque no me haya llegado como esperaba, sigo viendo poesía a través de sus bellas imágenes, acompañadas de una banda sonora como mínimo deliciosa y de un uso de los sonidos naturales prodigioso. Esto lo sabe hacer Malick con maestría, pero ojalá pasen más años antes de poder ver su próximo trabajo. Desgraciadamente, su incontinencia cinematográfica actual lo va a impedir.

A favor: Olga Kurylenko y que visualmente es una joya
En contra: todo suena a ya visto
Calificación: ***

Trailers en Cadena: "Man of Steel" y "Star Trek Into Darkness". ¿Alguien dijo épico?

Lo prometido es deuda. 48 horas después de salir un spot viral del General Zod lanzando un mensaje de advertencia a toda la Humanidad, sale este primer tráiler completo. Han sido meses de silencio, de incertidumbre acerca del camino que tomaría esta vuelta al clásico del cómic de la mano de Zack Snyder, auspiciado por el rey Midas de las adaptaciones de superhéroes Christopher Nolan –con permiso de todos los demás, Joss Whedon incluido-, alimentando un hype que se ha ido hinchando a raíz de unos pocos teasers la mar de prometedores. Podemos respirar tranquilos, pues parece que Snyder ha hecho bien los deberes. Comienza siendo emotivo, y acaba siendo épico. Aún intento contener las lágrimas de la emoción. Quedan dos meses para comprobar el resultado final, pero me da que estamos ante uno de los filmes del año. Por cierto, lo que suena es parte del score del maestro Hans Zimmer. Emocionante.



Para rematar el momento, aquí va otro tráiler de “Star Trek: Into Darkness”, tan glorioso como los anteriores. Me autocorrijo, estamos ante dos de los filmes del año. Y, al menos en España, en el lapso de un mes. Y, para alimentar más las ansias friquis, un póster del film de Abrams, con lo que parece ser el USS Enterprise cayendo en picado.



lunes, 15 de abril de 2013

Teaser trailer de "The Hunger Games: Catching Fire". Bonito, pero no

Viendo este primer avance, que más que teaser parece un tráiler en toda regla, una cosa queda clara: se han dejado más pasta en hacerla que en su predecesora. Se nota en su aspecto formal, en su acabada fotografía, ya no tiene ese aspecto a telefilm kitsch de la primera. Otra cosa es que  el guión esté a la altura. Porque los trailers de “The Hunger Games” también prometían, y acabaron confluyendo en un film arrítmico, soporífero e incapaz de explotar su propio discurso y sus múltiples y abundantes sublecturas. Nada, a esperar para comprobar si esto da lugar a una mejor película, basada en una novela que, según dicen, es más violenta que la anterior. ¿Tendrán los huevos esta vez de mostrar esa violencia en toda su crudeza o volverán a servirnos ciencia-ficción subversiva para adolescentes?

Vídeo viral de "Man of Steel"... y una sorpresa muy friqui

Aún no tenemos un tráiler completo de “Man of Steel”, pero sí algo de material viral. Ha salido un vídeo del General Zod (Michael Shannon) lanzando un mensaje de advertencia a la Humanidad y al propio Superman. Puede revelar por dónde irán los tiros en el reboot de Zack Snyder, así que en la conciencia de cada uno queda el verlo. Pero aviso, merece la pena.



En este otro enlace tenemos una cuenta atrás en kriptoniano. Todo muy friqui. Gracias a los chicos de Las Horas Perdidas por este soplo. Según ellos, la cuenta atrás es de 48 horas, tras la cual, según dicen, nos encontraremos con un nuevo avance de poco más de ¡3 minutos!

domingo, 14 de abril de 2013

Taquilla USA: El béisbol vuelve a conquistar la cartelera

Datos bastante parecidos a los vistos hace un año, cuando “Los juegos del hambre” dominaba la taquilla por cuarto fin de semana consecutivo, pero ya con un importante desgaste a sus espaldas. En esta ocasión ha sido el drama deportivo “42” el que se ha llevado el gato al agua con 27 millones de $. El béisbol es una temática fuerte en Estados Unidos, y el film ha entrado muy por encima de “The Rookie” y “Moneyball”, aunque sin el apoyo de los premios de esta última aunque sí un potente respaldo de la crítica. Ambos filmes llegaron a los 75 millones de $ al final de su carrera, por lo que se espera que la película escrita y dirigida por Brian Helgeland supere esta barrera sin problemas.

Con peor pie ha entrado “Scary Movie 5”, que no debuta a la altura de la franquicia y se contenta con unos escasos 15 millones de $, muy por debajo de anteriores títulos de la saga, que solían irse más allá de los 40 millones en sus tres primeros días. Su dato de apertura es más cercano, aunque inferior, al de la segunda entrega, si bien su presupuesto esta vez ha sido más modesto, de apenas 20 millones, por lo que la rentabilidad del producto podría estar asegurada con lo que logre a nivel internacional.

A partir de aquí, el top 10 está lleno de grandes mantenimientos frente a otros más negativos. En el primer grupo se encuentran “Los Croods”, que sigue siendo la cinta animada del momento y cae un buen 36% y unos grandes 142 millones de $ cosechados. “G.I. Joe 2” también convence con una caída del 48% y ya 102 millones de $ conseguidos, con la posibilidad de igualar aún a su predecesora. “Oz” sigue haciendo de las suyas, aunque ya poco le queda por rascar, y lleva ya 219 millones de $. Y “Olympus Has Fallen” sigue seduciendo a la audiencia adulta y ávida de acción con su descenso del 28% y 82 millones de $ recaudados.
La cara amarga la ponen “Evil Dead”, que en su segundo fin de semana se desploma un lógico 62% y baja al quinto puesto con 41 millones de $ amasados, y “Jurassic Park 3D”, otro reestreno 3D que no levanta demasiado ruido y se conforma con 31 millones de $ en total, aún por detrás del reestreno 3D de “La amenaza fantasma”, a la que seguramente acabará alcanzando.

Pero las grandes sorpresas siguen viniendo de la exhibición limitada, con “The Place Beyond the Pines” sumando 484 salas más y aumentando un 480%. Entra así justo en el puesto número 10 y consigue 5,4 millones de $. Casi el mismo número de salas incrementa “Trance”, de Danny Boyle, pero en esta ocasión mejorando por encima del 600% para superar el millón de $. Eso sí, esta última registra una peor media por sala de 2.000$ frente a los casi 8.000$ por sala que consigue la cinta de Derek Cianfrance.

Fuente: Box Office Mojo

jueves, 11 de abril de 2013

Espectacular "motion poster" de Star Trek: Into Darkness. Sin palabras

miércoles, 10 de abril de 2013

LA CRÍTICA: Efectos secundarios

Soderbergh, no te retires nunca
Si Steven Soderbergh hace definitiva algún día esa jubilación anticipada que lleva vendiendo desde hace algún tiempo, el mundo el cine lo va a sentir muchísimo. Porque estamos, posiblemente, ante el cineasta indie más prolífico, elegante y comercial de los últimos veinte años. Y, sobre todo, porque aunque haga una obra menor, siempre resulta interesante ver su nueva propuesta en una filmografía llena de desafíos y poco dada a acomodarse en la industria.

“Efectos secundarios” es una nueva muestra de su adaptación a cualquier terreno cinematográfico, de esa versatilidad de la que lleva haciendo gala desde sus comienzos. Aquí se intuyen sus constantes artísticas, esa luminosa fotografía repleta de sus tonalidades características bajo su inseparable pseudónimo Peter Andrews, ese inteligente uso de la música ambiental con tintes sintéticos que acompaña perfectamente a cada escena, ese reparto repleto de caras conocidas tremendamente correctos en sus papeles –a destacar Rooney Mara, todo un torbellino de estados de ánimo-, ese aire de elegancia en la puesta en escena.


Podría decirse que “Efectos secundarios” es prima lejana de otro trabajo suyo, “Contagio”, por la premisa argumental que aborda. Si allí jugaba con esos pequeños objetos que servían de foco de transmisión de una epidemia a escala mundial, aquí juega directamente a desenfocar a sus personajes, como víctimas de esos efectos secundarios de los fármacos que pretende denunciar el film en su primer tramo. Soderbergh juega con la composición de planos, con el sonido, y sirve su película con una inteligencia en la dirección sublime. Por algo es quien es, y en materia de dirección es un maestro.


El problema del film radica en otro terreno ajeno al director. El guión de Scott Z. Burns comienza bien, durante su primera hora es interesante, atractivo. Pasa del drama a la denuncia farmacológica sin despeinarse. Sin embargo, sus giros argumentales comienzan a jugar en su contra cuando el conjunto deriva en un thriller resultón, pero que deja cierta sensación de déjà vu -¿alguien recuerda “Las dos caras de la verdad”?-, para acabar abrazando el suspense de telefilm de sobremesa en sus últimos veinte minutos. El final feliz se vuelve entonces incluso más incómodo que el de “Contagio”, con la que comparte guionista, y ya solamente nos queda elogiar la realización de un maestro como Soderbergh, que aquí parece haber resumido toda su filmografía, algo que viene confirmando con cada nuevo proyecto. Para él, nunca existirá un producto menor, sino como mínimo trabajo alimenticio y sin pretensiones. Ojalá no se retire nunca.

A favor: Rooney Mara, la pulcra dirección de Soderbergh
En contra: el guión acaba haciendo aguas en su tramo final

Calificación: **1/2

Póster y tráiler de "Elysium", lo nuevo de Neil Blomkamp

Tras “District 9”, la duda sigue en el aire: ¿es Neil Blomkamp un valor seguro para el cine en general, y el sci-fi en particular, o aquello fue fruto de una feliz casualidad? Este primer avance de “Elysium”, su nuevo film, parece disipar toda duda. Parece que corre amor por el género por las venas de Blomkamp, en una historia que vuelve a tocar el tema de la exclusión social y el apartheid como fantasma de fondo. Año 2159. Dos grupos, los ricos y todos los demás. Los primeros viven en la estación espacial Elysium. Los segundos, sobreviven en una Tierra devastada y superpoblada. La dura gobernante Rhodes promueve una estricta ley antimigración para preservar el estilo de vida acomodado en Elysium. Los habitantes del planeta harán todo lo posible por llegar a la estación, y será un terrícola, Max, el cabecilla para la conquista de la igualdad entre esos dos mundos tan opuestos. Grandes efectos, una historia de lo más atractiva, y un reparto compuesto por Matt Damon, Jodie Foster y el actor fetiche del realizador, Sharlto Copley, en la piel del cazarrecompensas contratado para acabar con la vida del protagonista. A continuación, el espectacular tráiler y el póster oficial. En agosto en cines. 



lunes, 8 de abril de 2013

"Tus gritos me dan risa", gran triunfadora del Fanter Film Festival

El fantástico portal dedicado al cine de terror y ciencia-ficción Abandomoviez organiza cada año el Fanter Film Festival, donde se proyectan durante un fin de semana en Cáceres una muestra de los mejores largometrajes seleccionados por los visitantes a la página. Con pases gratuitos en los que se regalan palomitas y bebidas, el certamen entrega también premios en tres secciones: Cortos Profesionales, Cortos Amateur y Relatos, el primero dedicado a los futuros valores del séptimo arte, el segundo a los que con pocos medios están empezando a gestar sus obras, y finalmente el último destinado sencillamente a todos aquellos que quieran contar una historia. Cada año se supera la cantidad de participantes, y este año han acudido más de 3.500 espectadores a las salas.

Un habitual y amigo de este blog, Sergio Morcillo, ha sido el gran triunfador del certamen con su corto “Tus gritos me dan risa”, que se ha hecho con el primer premio (dotado de 900€ y estatuilla) dentro de la categoría de Cortos Profesionales, y “Hotel” de José Luis Alemán con el segundo (300€ + estatuilla). El jurado creyó oportuno dar una Mención Especial a “Eutanas SA” de Victor Nores. En la categoría Cortos Amateur “El Caserón” de Miguel Ángel Izquierdo recibió el primer premio (300€ + estatuilla), mientras que el corto más votado por los usuarios del portal fue “Llamada Divina” de Francisco Amores (200€ + estatuilla). También hubo mención especial al trabajo Alberto Campón “¿Qué hay en la mente de un asesino?”. Por último, en la categoría relatos, el primer premio fue para “El buehonero” de Fernando Rena (250 + estatuilla) y el segundo (150€ + estatuilla) para “Nunca seremos libres” de Carlos Barbero de Palma.

Envío desde aquí mis felicitaciones a todos los galardonados, y un abrazo a Sergio y su equipo, que nos han brindado ese estupendo corto tan macabro y cabrón titulado “Tus gritos me dan risa”. Unos profesionales como la copa de un pino.

De izquierda a derecha: Sergio Morcillo y Miguel Ángel Izquierdo

Descanse en paz... Sara Montiel (1928-2013)

Un clásico indiscutible de nuestro cine, una actriz de una belleza espectacular, dotada de un magnetismo casi animal con la cámara, provista de una mirada tan seductora que logró cruzar el charco y triunfar en Hollywood. Fue de las intérpretes mejor pagadas de su generación, de las más taquilleras, y dejó huella en toda una generación, ávida de soñar y escapar de la gris y triste realidad que ofrecía la dictadura franquista.

Sara Montiel, nacida como María Antonia Abad Fernández, consiguió esto y mucho más, a pesar de sus orígenes humildes. Ya desde muy temprana edad mostró unas habilidades artísticas y una belleza inigualables, que le valieron pisar los escenarios y los platós cinematográficos cuando apenas tenía 16 años. Así, debutó en 1944 en “Te quiero para mí” e intervino en éxitos como “Locura de amor”, de Juan de Orduña, trabajando junto a maestros como Fernando Fernán Gómez, Aurora Bautista, Fernando Rey o Imperio Argentina.

Pese a sus éxitos, comenzaba a encasillarse en el cine español de la época, razón por la cual decidió emigrar al extranjero. Fue la por entonces todopoderosa industria cinematográfica mexicana la que la acogió con los brazos abiertos, convirtiéndose en una gran estrella internacional.  Fue a raíz de este éxito en México cuando llamó la atención de la industria hollywoodiense, llegando a trabajar junto a estrellas de la talla de Gary Cooper, Burt Lancaster, Charles Bronson, Ernest Borgnine, Vincent Price, Joan Fontaine o Rod Steiger, y trabajó a las órdenes de cineastas como Samuel Fuller o Robert Aldrich, y gracias a estos trabajos conoció al que sería su primer marido, el director Anthony Mann, así como entablar amistad con Elizabeth Taylor, James Dean o Marlon Brando. En Hollywood rodó todo un clásico del western, “Veracruz”, uno de los mejores de la historia.

Volvió a España para trabajar a las órdenes de su amigo Juan de Orduña en “El último cuplé”, film que acabó convirtiéndose en la película más taquillera de la historia del cine español en su momento, y que convirtió a la estrella en una de las españolas mejor pagadas del mundo. A ésta le siguieron otros éxitos como “Carmen de la Ronda”, “Mi último tango” o “La violetera”.

Cosechó también importantes éxitos en el terreno musical. “Fumando espero”, “Quizás, quizás, quizás” o “Bésame mucho” fueron boleros que gozaron de un enorme éxito de ventas. A partir de los 60, su estrella se fue apagando conforme los gustos del público fueron cambiando, y aún así protagonizó éxitos como “Varietés”, “Pecado de amor” o “La reina de Chantecler”.

Durante sus últimos años, desgraciadamente,  fue más protagonista de la prensa rosa y los escándalos amorosos que de los escenarios y la gran pantalla. Tres Medallas de los CEC, de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España o un Golden Eagle avalan una carrera formidable compuesta por más de medio centenar de películas y otro tanto de discos publicados. Descanse en paz, Saritísima.

domingo, 7 de abril de 2013

Taquilla USA: El remake de "Posesión Infernal" da la sorpresa

Por primera vez desde hace semanas, la taquilla estadounidense no superaba los datos de hace un año. Gracias a unos potentes estrenos y a unos fuertes mantenimientos, el presente fin de semana se ha colocado ligeramente por encima del de hace un año, aunque habrá que ver si esta tendencia continúa de aquí en adelante o es un fenómeno aislado.

La gran triunfadora, para sorpresa de muchos, ha sido el remake de “Evil Dead”, que Sam Raimi y Bruce Campbell en las sillas de los productores han mimado tanto en su campaña de promoción que ha acabado despertando un apetito enorme. Esto se ha traducido en unos excelentes 26 millones de $, muy por encima de los casi 17 millones previstos por sus responsables y los analistas.

El gran problema es que esto haya sido fruto de su elevado fanbase, lo que la haría caer de manera fuerte durante su segunda semana. Por ahora, parece incapaz de saltar a otro sector que no sea el fan, que se ha quedado encantado con la película. Pero, pese a todo, esta cifra de apertura ya es todo un taquillazo, pues ha costado alrededor de 17 millones de $.


Otro reestreno, esta vez en 3D, ha sido el de “Jurassic Park”, que se ha saldado con unos potentes 18 millones de $, dado su factor nostalgia y el boom mediático que ha generado. Este reestreno ha costado tan sólo 10 millones, por lo que ya los beneficios están presentes, y se espera de ella que aguante lo suficiente como para alcanzar los 50 millones.

Ya en el ámbito limitado es donde encontramos las mayores alegrías. “The Company You Keep”, lo nuevo de Robert Redford en la dirección, y “Trance”, de Danny Boyle, atraen al público casi repitiendo el mismo dato, 146.000$, y casi en el mismo número de salas, no más de cinco. Ahora bien, la cinta de Redford ha sido mal recibida por la crítica que la de Boyle, por lo que su estancia en cartelera será más bien corta.

A partir de aquí, buenísimos mantenimientos. “G.I. Joe 2” sorprende cediendo un 47% frente al 58% de su predecesora y acorta distancia con respecto a ella con 86 millones de $ cosechados. “The Croods” y “Olympus Has Fallen” demuestran que están seduciendo a sus respectivos espectadores y sus descensos no superan el 29%, cerrando el top 5 con 125 y 71 millones de $ recaudados. “Oz” sigue sumando millones y este fin de semana llegaba a los 212 millones con un descenso similar al de Olympus, mientras que “The Call” está siguiendo un camino mejor del esperado y cae de manera similar, aunque con 45 millones de $ amasados.

Las mejores noticias vienen, cómo no, de los títulos exhibidos de manera limitada, con “The Place Beyond the Pines” y “The Sapphires” incrementando sus datos un 148% y un 349%, respectivamente, y totales de 886.000$ y 474.000$. “Blancanieves”, de Pablo Berger, sigue pareciendo interesar a la audiencia USA tras su buen estreno de hace diez días, mejorando un 42% y yéndose a 73.600$.

Aunque no todo han sido grandes mantenimientos. “The Host”, “Spring Breakers” y “Stoker” se muestran incapaces de saltar a otros tipos de audiencia que aquella a la que van destinadas y no consiguen convencer al público, desplomándose más allá del 50%. Con todo, es la segunda la que mejor parada sale, ya que sus 12,6 millones de $ es ya más del doble de lo que ha costado.

Fuente: Box Office Mojo
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...