jueves, 10 de enero de 2013

OSCAR 2013: Los WTF! más sonoros de las nominaciones

Hace pocas horas que conocemos las nominaciones de los Oscar, y ya en el momento de su anunciamiento había decisiones cuestionables, chocantes, inesperadas. Aquí va una serie de sonoros WTF! hacia las nominaciones. No todas son malas, algunas son bienvenidas, aunque sorprendentes. Allá vamos.

1. No podía comenzar de otra manera que felicitando al gran Paco Delgado, un paisano de la isla vecina, Lanzarote, que ha sido nominado por el diseño de vestuario de “Les Misérables”, un trabajo colosal que se ha visto recompensado con una nominación al BAFTA. Además, Delgado figura como finalista en los Goya por el vestuario de “Blancanieves”. Es su año. Felicidades y suerte, maestro.


2. Analizando las nominadas a mejor película por número de candidaturas, tenemos el siguiente orden: Lincoln (12), La vida de Pi (11), Les Miserábles (8), Silver Linings Playbook(8), Argo (7), Django Unchained (5), Amour (5), Zero Dark Thirty(5) y Beasts of the Southern Wild (4). Es curioso en este apartado que se haya colado “Amour”, pero más sorprendente es que “La vida de Pi” sea la segunda más nominada, cuando no ha tenido demasiado protagonismo durante la carrera de premios.

3. Por otro lado, la Academia le hace prácticamente el vacío a Kathryn Bigelow, hasta ahora la favorita de la carrera de premios. Sus cinco nominaciones saben a muy poco, y la no inclusión de la realizadora en la categoría de dirección ha sido inesperada. Pero no es la única, ya que Ben Affleck, otro favorito de los premios de la crítica, se queda fuera. O son cosas mías o le han hecho el pasillo a Spielberg, que hasta ahora ha obtenido un solo premio de la crítica. Otros que se quedan fuera de dicha categoría son Tarantino, Tom Hooper y Paul Thomas Anderson, los dos primeros finalistas de los premios del Sindicato de Directores (DGA).


4. En su lugar sí que se cuela Haneke, que ha visto cómo “Amour” se hace con cinco nominaciones además de la lógica, la de mejor película de habla no inglesa. Figura además como película, director, actriz, guión original. Y me ocurre igual que con Spielberg y han decidido premiar al cineasta austriaco este año, eliminando la competencia potencial de paso.

5. Nueve nominadas a mejor película y seguimos notando ausencias como las de “Moonrise Kingdom” o “The Master”. La primera sí que es finalista de los premios del Gremio de Productores (PGA), algo que finalmente no logró la segunda. La lista de los PGA la completa “Skyfall”, que al final no ha logrado la presencia que muchos de sus fans esperaban. La ceremonia homenajeará los 50 años de Bond, pero los premios no.


6. Porque ni Bardem ha conseguido colarse como actor de reparto. En su lugar, eso sí, una alegría, la de ver a Christoph Waltz, que estaba empezando a quedarse relegado. Su presencia es la única diferencia con respecto a los premios del Sindicato de Actores (SGA). Una lástima, claro, que su compañero DiCaprio no pase el corte final por “Django Unchained”. Otro actor que, desgraciadamente, no han conseguido entrar han sido Matthew McCounaghey o John Goodman, dos de los actores más activos de 2012.

7. Donde sí hay notables diferencias con respecto a los SGA es en la categoría de actriz de reparto. Amy Adams y Jackie Weaver dejan fuera a Maggie Smith y Nicole Kidman, y lo de Weaver, a la que la Academia le debe la estatuilla, es llamativo, pues es la primera vez que la oímos en la carrera de premios. Aunque poco tienen que hacer contra la gran favorita, Anne Hathaway, si bien todo es posible. Quizá la única ausencia adicional, aunque no irreparable, sea la de Judi Dench.


8. “Lo imposible” lo ha conseguido. El film de Bayona entra en los Oscar, aunque solo sea en la categoría de actriz para Naomi Watts, y no a nivel técnico, donde tenía más oportunidades. Pero aquí la sorpresa la dan Emmanuelle Riva y Quvenzhané Wallis, la actriz más veterana y la más joven que reciben la nominación a mejor actriz de toda la historia de estos premios. Sus candidaturas dejan fuera a Rachel Weisz, Marion Cotillard o Helen Mirren, entre otras. Aunque da igual quién figure, ya que la batalla está, a priori, entre Lawrence y Chastain, las dos actrices del momento.

9. Atención que ha llegado el presidente. Daniel Day-Lewis va a por su tercer Oscar. O no, ya que los Oscar son imprevisibles y más cuando se tocan sus convencionalismos más tradicionales y básicos. Y es que no sé hasta qué punto permitirán que un actor se haga por primera vez con tres estatuillas al mejor actor. Por ello, sorprende la presencia de Joaquin Phoenix en la lista, actor al que la Academia le debe la estatuilla desde los tiempos de “Walk the line”, cuando ha sido prácticamente ninguneado de muchos premios. Es, pese a todo, su rival más directo. Aunque, eso sí, deja fuera a un titán como John Hawkes. Y sigo preguntándome por qué se ha ignorado completamente a Antohony Hopkins o Jean Louis Trintignant durante estos meses, este último dando una interpretación en “Amour” que está a la altura, si no es que supera, a la de su compañera de reparto.

10. Haneke deja fuera el guión original de Paul Thomas Anderson para “The Master”, una de las ausencias más sonoras, mucho más que la de Thomas Anderson en dirección. Lo demás queda dentro de lo esperado, salvo porque una de las triunfadoras de la carrera de premios, “Looper”, no ha sido finalmente seleccionada.

11. Contando la nominación a mejor guión adaptado, “Silver Linings Playbook” hace pleno: película, director, actor, actriz, actor de reparto, actriz de reparto y guión adaptado.

12. Si a Spielberg le hacen el pasillo hacia la estatuilla en dirección, a “Amour” le hacen lo propio en film de habla no inglesa. Eliminando de la ecuación a “Holy Motors” y, sobre todo, a “Intocable”, Haneke tiene más que asegurado escuchar su nombre esa noche. “War Witch”, por cierto, fue la gran sorpresa de la Academia de Cine canadiense.

13. Toda la suerte del mundo a “El Hobbit”, aunque sus tres nominaciones sepan a muy poco para un film que es todo un prodigio técnico. La Academia ha ignorado en este sentido a “The Dark Knight Rises”, que podrá ser todo lo decepcionante que cada cual estime, pero a nivel técnico es un prodigio.

14. Lo de Alexandre Desplat por “Argo” y lo de Thomas Newman por “Skyfall” debe ser una broma de mal gusto. El primero porque su partitura para “Moonrise Kingdom” es mucho más evocadora y exquisita que la que compone para “Argo”. Pero lo de Newman es sangrante, ya que su composición para el film de 007 es anodina, reiterativa y le falta el empuje que la saga requiere y que sabe darle David Arnold. En su lugar habría colocado, sin dudarlo, al Howard Shore de “El Hobbit” –sí, la BSO del film usa parte de la de “El señor de los anillos”, pero la pieza de los enanos bien merece una nominación- o al Hans Zimmer de “The Dark Knight Rises”.

15. El anfitrión de la ceremonia, Seth MacFarlane, sorprende como compositor de una canción de “Ted”. Ni él mismo lo creía a la hora de anunciar los aspirantes a mejor canción original.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

No nominar en la categoría de banda sonora a Hans Zimmer o a Howard Shore es una verguenza para los amantes de la música de cine. Saludos

S. dijo...

Si de por sí los óscares siempre suenan un poco a que el año se resume en diez películas que se van intercambiando en cada categoría, sí que coincido con varios de tus comentarios. Creo que especialmente con que "La vida de Pi" tuviese tantas nominaciones y que Ben Affleck no fuese por director. Cosas de la academia.
Saludos.

El Cinéfago dijo...

Pero yo me pregunto, ¿por qué nueve y no diez? ¿Qué más da una más y meter, por ejemplo, a The Master? Cosas de académicos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...