lunes, 28 de enero de 2013

LA CRÍTICA: Flight (El vuelo)

Para reconciliarse con los viejos maestros
El comandante Whip Whitaker es un héroe para la opinión pública. Ha estabilizado un avión haciéndolo volar boca abajo, y ha conseguido hacerlo aterrizar en campo abierto con muy pocas bajas. Es el hombre del momento, pero lo que nadie sabe por ahora es que no estaba en las mejores condiciones cuando gestó su proeza. Es alcohólico, y justo antes de pilotar el aparato bebió vodka y esnifó cocaína para mantenerse sereno. Inmerso en un serio conflicto de intereses por el que la compañía aérea prefiere tapar la verdad y culpar del incidente a un fallo mecánico, la vida de Whitaker se convertirá en una gran mentira de la que ni él mismo quiere salir. Tiene un problema con la bebida, y no quiere reconocerlo. Es lo que ha elegido, y no se arrepiente.

¿Cómo puede una historia tan intimista como ésta haberse rodado con apenas 30 millones de dólares y que el conjunto reluzca como un enorme blockbuster? Pues la razón radica en un solo nombre, el de su director. Robert Zemeckis vuelve por la puerta grande tras sus fallidos escarceos en el cine de animación con un producto en apariencia pequeño, pero al que el cineasta sabe dar su mágico toque, sólo el que realizadores como él o Spielberg saben imprimirle a toda historia.


Durante sus primeros treinta minutos, Zemeckis se marca algunas escenas que dejan sin aliento y de un acabado formal exquisito, como si gozara del mismo presupuesto que para rodar la escena del accidente en “Náufrago”. Pero el incidente del avión es una mera excusa, y la verdadera potencialidad de “Flight” radica en los múltiples ascensos y recaídas que el personaje principal sufrirá durante sus su abultado metraje. Consigue que un drama de superación personal no decaiga pese a su extrema duración, e incluso que la moralina de su final redentor no estropee el conjunto. Además, en “Flight” tenemos a un Zemeckis pisando un terreno resbaladizo para un cineasta que nos ha dado obras de enorme contenido emocional como “Forrest Gump”, pero para nada arriesgadas en su planteamiento y desarrollo.


El único escollo de “Flight” es su mismo guión, al que le sobran algunos detalles o bien no sabe manejarlos con demasiada fortuna. Porque los personajes de Kelly Reilly y John Goodman –presentado éste con el “Sympathy for the Devil” de los Rolling Stones como si fuera el mismísimo demonio-, aunque prodigiosamente interpretados, resultan meramente testimoniales. Son simples acompañamientos de un excelso Denzel Washington, sobre el cual recaen  con acierto las distintas fases que atraviesa su personaje, desde la negación hasta la culpa y la aceptación. El personaje de Whip es un caramelo para cualquier actor, y Washington sabe llevarlo con suma solvencia.


Está ayudado, claro está, por la elegancia y exquisitez de un director al que echábamos de menos, capaz de coger un producto tan normal como este y elevarlo a la categoría de buena película. Ahora le ronda por la cabeza retomar el tema de los viajes en el tiempo que ya exprimiera en la trilogía de “Regreso al futuro”. Una gran noticia. El maestro está de vuelta, y he aquí su reconciliación con su público. Bienvenido.

A favor: Denzel Washington y la vuelta de Zemeckis a la acción real, consiguiendo que un drama de superación personal no caiga en el aburrimiento
En contra: el guión se pierde en situación y personajes que pasan fugazmente por la historia

Calificación: ***1/2

3 comentarios:

Roy Bean dijo...

La vi este domingo, reconozco que no tenía ni idea hasta que salieron los títulos de crédito que el director era Zemeckis. La pelicula va de más a menos, lentamente, aunque ya pensaba que mr Whitaker se iba a ir de rositas. También me canta un poco el pesonaje de John Goodman, ya lo citas tu por ahí. Me parece demasiada nota, en mi humilde opinión con un aprobado va que chuta.

Abrazo
Roy

El Cinéfago dijo...

Peli interesante, sin más, que se salva por su actor y su director. Le habría quitado fácilmente media hora, y tan ancho. Aclaro la nota: tres estrellas y media está entre un aprobado y un notable, pero si tuviera que puntuarla del 0 al 10 se queda con un 6 o 6,5. Las estrellas son orientativas, me interesa más que el texto quede claro. Muchas gracias Roy por pasarte.

Osvaldo dijo...

Para los que nos gusta el cine, esta bueno contar con una pagina como esta, en donde poder disfrutar de criticar positiva o negativamente distintas películas. Cuando no tengo ganas de salir, termino optando por quedarme en mi Hospedaje en Mendoza viendo pelis en la tele

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...