viernes, 23 de agosto de 2013

LA CRÍTICA: Ahora me ves

Los cuatro trileros
Christopher Nolan ya nos aleccionaba en “The Prestige”: todo efecto mágico consta de tres partes. En la primera se presenta algo ordinario, permite que el público lo examine, que compruebe que no tiene nada raro. Pero no es así. En la actuación, el mago consigue hacer lo ordinario extraordinario, y aunque trates de descubrir el truco, será imposible, pues en el fondo queremos ser engañados. Pero aún no toca aplaudir, porque falta la última parte, el prestigio, la más complicada, ésa en la que el truco supera todas las barreras concebibles por la razón.

“Ahora me ves” sigue a rajatabla la lección, pero se centra en la segunda parte, en revestir el truco de fuegos artificiales a modo de distracción. Cuanto más cerca mires, menos verás realmente, más fácil será engañarte. Y lo hace, paradójicamente, alejándose de aquello que se supone que es por su trama y su tráiler. No es una película sobre la magia, y esto puede decepcionar a más de uno, sino que esto es una excusa para articular un film policiaco, una especie de “Ocean’s Eleven” setentero –la banda sonora ayuda a afianzar sus referencias- pero sin la cuadrilla, ni el carisma, de George Clooney. Y si pretende pertenecer a este género, existen también trabajos muy superiores.


Con este referente, la cinta viene a contar realmente la historia de cuatro magos que más que prestidigitadores, son habilidosos trileros. Cuatro estafadores que presentan y desarrollan sus trucos de manera vistosa, pero cuya resolución es tan simple como predecible. Esto se refleja perfectamente en los supuestos trucos de magia en forma de gag visual que atesora la propuesta. Los más aparatosos deben tirar de un cantoso montaje y efectos especiales para funcionar, y a la postre son los más inverosímiles, mientras que los más simples y pequeños funcionan como un reloj. Y al final, cuando supuestamente debe llegar la sorpresa que deje descolocado al espectador, el truco es tan simple que la gran ilusión final se torna demasiado previsible, y el truco ya no tiene efecto.


“Ahora me ves” es, pues, una película que juega a engañar al espectador convencida de que con un sencillo juego de espejos puede alcanzar su objetivo, y acaba resultando menos inteligente y avispada de lo que ella misma cree que es. Eso sí, Louis Leterrier se muestra tremendamente habilidoso con las manos y logra a través de su enérgica dirección que no nos aburramos. Además, su reparto está tan correcto en sus papeles como estereotipado. Por ejemplo, Jesse Eisenberg hace de nuevo del listillo que habla a toda pastilla, Woody Harrelson es el sarcástico, y Michael Caine y Morgan Freeman simplemente están para aportar algo de solvencia, pero sin ningún tipo de esfuerzo por su parte. De forma individual funcionan, pero como grupo ya no tanto. Pero su envoltorio no es suficiente si acaba quedándose la propia película con la misma cara de tonto que Mark Ruffalo a lo largo de su metraje. Se le ve el truco a la media hora de comenzar, o será que soy muy incrédulo y no creo en la magia. Aunque en el primer truco que nos presentan, he caído y he pensado la misma carta que la incauta. Será casualidad.

A favor: la dirección, y que entretiene
En contra: es menos inteligente de lo que ella misma cree

Calificación: **1/2

2 comentarios:

Pablo Martinez dijo...

Buenísimo texto. No me atrae la película, pero ahora ante esto capaz en su momento le dé una oportunidad. Igual, siendo Leterrier un director tan básico, no me esperaba mucho.

En fin, nos leemos! Reactivé mi blog, asi que estoy a full de nuevo.

Abrazo!

El Cinéfago dijo...

Vaya, bienvenido Pablo! Muchísimas gracias por tus palabras, y me pasaré por el blog, que se te echaba de menos. Nos leemos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...