miércoles, 4 de mayo de 2011

LA CRÍTICA: Scream 4

La sanguinaria red social

“Scream” funcionaba como un cuchillo afilado directo al corazón que recopilaba las constantes, fallos y tópicos del terror en general, y del slasher en particular, y no hacía precisamente una actualización de los mismos, sino que los parodiaba y reverenciaba al mismo nivel. Ahí radicaba su falsa originalidad, en servir un cóctel de humor y terror para las nuevas generaciones analizando el paso del tiempo en el género, actualizándolo para los adolescentes de los 90 a base de recoger los méritos que otros lograran antaño.

Teniendo esto en cuenta, su originalidad difícilmente podía ser superada por las inminentes secuelas. Y de hecho así fue. Consciente de esto, Kevin Williamson no trató de superarla, sino de servir en “Scream 2” una revisión del concepto de secuela y añadir además algunas lecturas metalingüísticas con aquella “Puñalada (Stab)” que parodiaba hasta el imposible la historia real, siendo esta misma una exageración de nuestra realidad. 



En “Scream 4”, la vuelta de Williamson a la franquicia tras abandonarla en la tercera –esto se nota para bien en el guión-, sigue intacto el espíritu de la saga, y volvemos de nuevo a Woodsboro, de donde nunca debimos haber salido. Todo lo que caracteriza a las anteriores está presente aquí. Sustos, humor a expensas de los paradigmas del género, adolescentes desmembrados y una cinefilia latente. Y, eso sí, bastante más hemoglobina y vísceras en cada nuevo acto de Ghostface.



No hay desarrollo de personajes, ni falta que hace. No aporta nada nuevo, ni falta que hace. No trata de superar a la primera, ni falta que hace. Su objetivo es entretener, y eso lo cumple con creces. Pero por encima de todo esto, lo importante es su mensaje. Porque Williamson analiza el paso del tiempo para el terror: la tendencia de la industria hacia los remakes, el exceso de gore injustificado tipo “Saw”,.. y los usa como antaño en su beneficio para parodiarlos. Marca las claves de los reboot, de las renovaciones de la franquicia, en una continuación en la que las reglas han cambiado en estos diez años, hasta el punto de que las nuevas entregas podrían prescindir de los protagonistas sin despeinarse.



“Scream 4” vuelve a incorporar la esencia del cine dentro del cine en su glorioso comienzo, y en su desarrollo peca de ser un pelín convencional y falta de intensidad en sus muertes, pero no deja de divertir en su conjunto. Y en su morboso acto final no sólo se referencia a sí misma, sino que Williamson actualiza a su Ghostface haciéndole partícipe de las nuevas tecnologías y lanza un estremecedor mensaje, quizá demasiado explicado en las motivaciones de su asesino, sobre el mal uso de Internet como macabra herramienta masiva y promocional de toda una generación cada vez más desconectada de sí misma, capaz de todo por ganar un nuevo fan.



En medio de todo, en esta intencionada renovación de la franquicia se cede el protagonismo más a los secundarios que a su trío estelar, dejando claro que cualquiera puede caer, y brilla con luz propia un director como Wes Craven, reticente a ser considerado una vieja gloria y capaz de adaptarse a sí mismo, y a su peculiar slasher, a los nuevos tiempos.

A favor: sus primeros minutos, y su mensaje sobre el cambio de la red social actual
En contra: es demasiado convencional en su desarrollo

Valoración: ***1/2

6 comentarios:

Pablo Martinez dijo...

Uff, estoy en completo desacuerdo con tu texto. Si tomáramos a cada película de Hollywood como mero entretenimiento entonces ¡todas cumplen! En cambio "Scream 4" es tonta y prescindible. Y lo peor es que se jacta de ser mejor que las demás historias cuando es incapaz de valerse en sí misma, no porque sea una secuela, sino porque precisa de frases como "nunca le ganarás al original" o toda esa perorata sobre la tal "Puñalada" para crecer.

"Scream 4" es mala, malísima en serio. No comprendo tu aprobación.

Te invito a que leas mi reseña, así debatimos: http://el-blog-de-palitoh.blogspot.com/2011/05/scream-4.html

Saludos!

El Cinéfago dijo...

Buenas Pablo, ¡cuánto tiempo! Verás, tampoco estoy de acuerdo con tu comentario, para empezar con eso de que todas cumplen. No lo creo, no todas las pelis de Hollywood cumplen. Pero cuando una solamente tiene el pretexto de divertir y lo consigue, pues objetivo logrado. Éste es el caso, pero espero que no te hayas llevado la sensaciión tras leer la crítica de que me gusta porque entretenga. Ni mucho menos. Me gusta por la afinidad que siento hacia Wes Craven, Kevin Williamson y la saga en general, que me encanta. Y le veo sublecturas curiosas, propias de un genio como Williamson. Pero sí, es tonta y predecible, como sus hermanas. Es entretenimiento autoconsciente con mucha gracia en su ejecución y alguna lectura interesante en el fondo. Justo lo que esperaba de ella. Para gustos colores...

Gabo dijo...

Hey! Muy bueno el blog! Scream 4 todavia no la he visto, asi que no puedo opinar demasiado, solo sé que las anteriores construyeron una leyenda del género. Como dicen, nueva decada nuevas reglas? :P


Te invito a visitar mi blog ‘La Maquinaria Nocturna’. Allí podrás encontrar críticas de cine, pensamientos sobre la televisión, algunos eventos musicales y delirios personales. Bienaventurado aquel que quiera comentar o establecer un amistad blogera.
www.lamaquinarianocturna.blogspot.com

Te agrego mis enlaces, espero me agregues asi nos leemos!

Gabo

El Cinéfago dijo...

Muy buenas Gabo y bienvenido. Me alegro que te guste el blog. En cuanto a "Scream 4", a mí me ha gustado. Y sí, nueva década, nuevas reglas. Ahora hasta Sidney es prescindible (ojo, no quiere decir esto que muera). Ya lo verás. Saludos.

Jerry F dijo...

Totalmente de acuerdo con tu crítica, "Cinéfago". ¡No la había visto antes por aquí y eso que miro tu blog muy a menudo!

Desde mi punto de vista, esta secuela supone un subidón de calidad respecto a la tercera parte (como bien dices, por el retorno del guionista que a todos nos encantaba). Así que eso juega mcho en su favor: si la anterior fue regularcilla y la siguiente es un poco mejor, eso ya ka hará destacar.

Además, yo creo que me gustó TANTO porque es un homenaje hecho y derecho a la primera parte: hay muchísimas escenas parecidas, y eso a mí me apasionó. Por si no fuera poco, soy joven así que el "cine de terror" que yo he visto en cines ha sido precisamente el que tantísimo se parodia en la película. ¡Puntos a favor!

Claramente los primeros minutos del filme son increíbles. Yo estaba en éxtasis mientras los veía!

No estoy de acuerdo con Pablo, ahora iré a leer su crítica pero, vamos, a mí Scream 4 (o Scre4m) me pareció un subidón de calidad muy bueno para la saga y una renovación potente. Sin embargo, la crítica en general no le dio mucha tregua (Malditas Criticas de Cine!! ;)).

Después de todo este "rollo" que he soltado, quería preguntarte algo: No te encantó Kirby como personaje??

Enhoabuena por el blog!
Un saludo!

El Cinéfago dijo...

Muchas gracias por tu comentario Jerry F. Scream 4 acierta en muchos puntos, y uno de tantos consiste en romper las reglas de las anteriores entregas. Aquí hasta Sidney puede morir. Y, por supuesto, lo mucho que se ríe de la misma saga, como bien dices, y lo bien que la homenajea. Las muertes, eso sí, son poco originales, y veo poca sangre, pero es un mal menor si el guión funciona. Y con Kirby no soy objetivo, pues Hayden Panettiere me pone demasiado, y más con esa especie de tupé. Soy así de raro...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...