martes, 8 de marzo de 2011

LA CRÍTICA


En tiempo de brujas *1/2
(Season of the witch)

Engrosando la cuenta de Nicolas Cage

Que Dominic Sena se encuentra más cómodo dirigiendo cintas de acción sin muchas pretensiones como la estimulante “Kalifornia” o las tópicas, pero entretenidas, “Operación Swordfish” y “60 segundos”, que otros pastiches alejados de su mano videoclipera como la gélida “Whiteout”, es un hecho. 

Con “En tiempo de brujas” vuelve a demostrar que lo suyo es la acción pura y dura, frenética y sin miramientos a las dobles lecturas, antes que la mezcla de géneros imposible que nos ofrece en su último trabajo, más encaminado a engrosar la cuenta corriente del ya declarado en decadencia Nicolas Cage que a ocupar un puesto en el cine de aventuras. O de terror, o del fantástico, o del histórico… Porque este filme reúne demasiados clichés de demasiados géneros y los agita esperando que la coctelera haga milagros. Pero la magia, salvo en la ficción, no existe.


Y la mezcla funciona aún menos cuando a nivel técnico y artístico la película se tambalea. Sena parece más bien un Uwe Boll con algo más de presupuesto y conocimientos de la técnica cinematográfica. Mal guión, mala fotografía –la estética propia del realizador, donde predominan tonos azulados y anaranjados, no encaja con la estética del Medievo, y las escenas de interior están horriblemente iluminadas-, malos efectos especiales para una propuesta en la que lo mejor, el purulento maquillaje y los paisajes, no se encuentra siquiera bien captado y mucho menos bien filmado. 


Eso sí, un buen grupo de secundarios, donde vemos a Ron Perlman y a un irreconocible Christopher Lee, ayudan a superar el hastío que produce una cinta carente de tensión ni interés, pero ninguno se toma la molestia de creerse sus personajes y la historia que cuentan. Mucho menos lo hace un Cage que encadena proyectos de consumo fácil y discutible factura, y que demuestran su mal ojo para aceptarlos, más preocupado por tapar sus muchas deudas que por hacer obras de calidad. Su crítica a la iglesia, que no a la religión, queda sepultada tristemente por sus nulos méritos artísticos. Una lástima, porque todo podría haber dado para más. No para pasar a los anales de la historia del cine, pero sí para hacer una correcta y entretenida película de aventuras, humor, acción y oscurantismo.



A favor: los secundarios, aunque no salvan la cinta
En contra: todo lo demás

4 comentarios:

ATTICUS dijo...

A mi es que este Nicolas Cage me llega aburrir.
Buen post.

El Cinéfago dijo...

El sentimiento es compartido, ATTICUS.

Sexo, Drogas y Cine Español dijo...

Muy de acuerdo con ambos...¿Cuál fue la última buena película de Nicolas Cage? Yo ya tengo que reconocer que le tengo hasta manía

El Cinéfago dijo...

Yo también le tengo manía, pero Señales del futuro me entretuvo muchísimo pese a sus muchos defectos... y Kick-Ass la veo una joya, aunque no gracias a él precisamente...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...