martes, 24 de enero de 2012

Oscar 2012 (II): Los presentes y los ausentes


Este año más que nunca estoy indignado. He seguido la carrera de premios desde el principio, y las nominaciones a los Oscar que se han anunciado hoy me han hecho tener manía a algunas películas que ni siquiera he visto.  Comenzamos de manera general y después iré a atacar cada categoría. A modo genérico, ni rastro de “Super 8”, “50/50”, "Melancholia", “Shame”, "o J. Edgar", entre otras.

Se confirma que será un año con acento francés, con aroma a baguette y paté (siento repetir el mismo tópico que en los Globos de Oro). Otra cosa es que acaben ganando. Pero vaya, “The Artist” no es la más nominada. Un clásico se le ha impuesto, aunque la mayor parte de sus menciones son técnicas. Scorsese y su “Hugo” le ganan por una candidatura. Pero la cosa no queda aquí. “War Horse” y “Moneyball” vencen en número de nominaciones, aunque menores en el primer caso, a la otra gran favorita de esta carrera, “The Descendants”. Y me pregunto: ¿qué está pasando aquí?

Ni la cara angelical de la Lawrence compensa un despropósito tan mayúsculo que hace que “Tan lejos, tan cerca” se cuele como la novena pasajera en lugar del Millennium de Fincher o “El topo” de Alfredson. Hasta a Spielberg le han hecho un feo feísimo como director y más aún como largo de animación. Su Tintín se queda fuera del Oscar a mejor film de animación pese a triunfar en los Globos de Oro y en los PGA.

Al menos tenemos a Trueba en esta categoría. Aunque no es la única presencia española y de habla hispana en las nominaciones. Alberto Iglesias repite nominación a mejor banda sonora por “El topo”, categoría en la que echo en falta al gran Alexander Desplat (especialmente por “El árbol de la vida”) y en la que John Williams hace doblete por “War Horse” y Tintín (a esto sí la nominaron, listillos). Y la sorpresa de ver a Demián Bichir como actor en “A better life” es impagable, aunque su presencia deje fuera a muchos firmes candidatos. Y, cómo no, "Midnight in Paris", que cuenta con capital español.

Antes de pasar a despotricar en contra de las ausencias imperdonables en cada categoría, recordar que el Oscar honorífico va a parar a manos de Dick Smith, clásico del maquillaje hollywoodiense, y a James Earl Jones (con este actor me pasa igual que con el Bela Lugosi de “Ed Wood”, siempre pienso que hace años que falleció) y Oprah Winfrey. Dos premios honoríficos para artistas afroamericanos. ¿Será un presagio para “The Help” como lo fue el de Sidney Poitier para Halle Berry y Denzel Washington? Prefiero pensar que no.

MEJOR PELÍCULA
Ni ocho ni diez, sino nueve. Nueve aspirantes al gran premio del año. Jugaron al despiste hasta el último momento haciéndonos creer que serían ocho, y todo iba bien hasta que, de repente, dicen “Extremely Loud & Incredibily Close” (Tan lejos, tan cerca en España). Caras de póker varias, porque su presencia es un insulto para “The Girl with the Dragon Tattoo”, “Drive” “The Ides of March” y otras tantas que aspiraban a figurar en esta categoría. No obstante, el film de Nicolas Winding Refn parecía tener muy pocas opciones de entrar en la lista tras ser ignorada en los PGA. Poco importa, ya que otra ignorada, “El árbol de la vida”, sí que ha conseguido colarse finalmente. Y aunque la cosa parezca estar entre “The Descendants” y “The Artist” (es la que más premios ha ganado), ahí están las amenazantes 11 nominaciones para “Hugo” y las 6 de “Moneyball”. No, no cuento las 6 de “War Horse”, son la mayoría de poco peso y Spielberg ha sido bastante ninguneado en esta carrera a los Oscar.



MEJOR DIRECTOR
Una lista más que justa, pese a la ausencia de David Fincher, e incluso la de George Clooney. En su lugar, Terrence Malick, el hombre que parecía que no entraría en esta categoría tras ser olvidado por grandes premios como los Globos de Oro o los premios del gremio de directores, figura por “El árbol de la vida”. Eso sí, no asistirá a la ceremonia, al igual que Woody Allen ¿Podría dar la sorpresa? Pues sí, ya que en cantidad de premios empata con Michel Hazanavicius. Pero a ambos les sigue de cerca Scorsese, que encima ganó el Globo de Oro. Hace unos años se quejaban muchos de que nunca ganaba el Oscar, y este año podría hacerse con el segundo. Para callar unas cuantas bocas, como ocurría con Spielberg: gana con “La lista de Schindler” tras años siendo ignorado, y cinco años después vuelve a repetir con “Salvar al soldado Ryan”. Entre “Infiltrados” y “Hugo” hay también cinco años. Lo dejo caer.



MEJOR ACTOR
Es, sin duda, la categoría más reñida de todas, y los cinco nominados se lo merecen. Estaba claro que algunos quedarían fuera, pero Demián Bichir ha sido el gran inesperado, dejando fuera a Michael Shannon, Joseph Gordon-Levitt, Leonardo DiCaprio, Michael Fassbender o Ryan Gosling, entre otros. Lo de los cuatro primeros podía preverse, a pesar de contar con enorme fuerza. La cintas de los tres primeros no han levantado apenas ruido (sí, Shannon ha ganado muchos premios, pero su peli es demasiado pequeña para la Academia me temo) y la del segundo quizá sea extremadamente fuerte para la modosita Academia. Pero ignorar a Gosling, una de las claras estrellas emergentes de 2011, es un sacrilegio comparable al de dar como vencedora a “Una mente maravillosa”. Pero la lista es la lista, y Clooney y Dujardin se enfrentarán en una batalla sin cuartel. Aunque si gana Gary Oldman hasta daré por concluida la noche. Se habrá hecho justicia.



MEJOR ACTRIZ
Otra categoría ajustada, con sonoras ausencias. A las actrices de “The Help” les tengo manía ya, lo siento, salvo a mi querida Jessica Chastain. Sorprende y se agradece la presencia de Rooney Mara, y me carga ya la de Meryl Streep. Así que tiro por Michelle Williams, que siempre está maravillosa haga lo que haga. Sin olvidar a Glenn Close, cuyo Oscar haría justicia a una carrera inmejorable. Pero no puedo olvidar destacar las ausencias de Kristen Wiig (el alma de “Bridesmaids”, y no esa Melissa McCarthy a la que tanto bombo están dando), Kirsten Dunst y Charlotte Gaingsbourg (ambas pletóricas en “Melancholia”) o mi adorada Tilda Swinton (“We need to talk about Kevin”), una de las mejores actrices vivas de la actualidad. Sí, he dicho vivas.



MEJOR ACTOR DE REPARTO
Aquí ha saltado la liebre. ¿Qué ha sido de Albert Brooks? Cierto es que últimamente Christopher Plummer le ha ido ganando terreno, pero de ahí a no incluirle hay un abismo. Y triste, porque era la única nominación que parecía tener segura “Drive”. Su ausencia deja vía libre a Plummer, prácticamente. La única esperada ha sido la de Kenneth Branagh. Lo demás estaba abierto, y han acabado llenándola Max Von Sydow, Jonah Hill y Nick Nolte. Tres sorpresas, sin duda. Pero habría sido gracioso ver a Brad Pitt haciendo doblete, esta vez también como secundario por “El árbol de la vida”. Y ya que estamos, a Alan Rickman, cuyo Severus Snape del final de Harry Potter puede que no sea lo mejor de su carrera, pero este actor ya va mereciendo una nominación; y Andy Serkis, que se queda finalmente fuera de los Oscar.


MEJOR ACTRIZ DE REPARTO
Lo dicho, no entiendo lo de Melissa McCarthy, y “The Help” me resulta cargante. Todo menos la Chastain, que lo tiene difícil este año, ya que ha participado en tantos filmes que su papel en 2011 ha quedado demasiado repartido. Además, frente a la Spencer, poco que hacer. No he visto “Albert Noobs”, pero si Janet McTeer se lo lleva estaré contento. Y se ha despejado la duda sobre si la Bejo era secundaria o principal. Pero Dujardin no le deja terreno que explotar en “The Artist”. Se siente. Aquí extraño a Carey Mulligan (por “Shame” o “Drive”, me es indiferente), Vanessa Redgrave (“Coriolanus”), Shailene Woodley (“The Descendants”) o a las actrices de “Carnage”, especialmente a Kate Winslet. Otra vez, eliminan competencia para que Spencer se alce con la estatuilla.


MEJOR GUIÓN
Centrándonos en el guión original, a nadie sorprenderá ver a “The Artist” y “Midnight in Paris” en esta categoría, siendo Woody Allen el que más opciones tiene de ganarlo. Pero sí que sorprende ver a “Bridesmaids” y “Margin Call”. Al menos Kristen Wiig sí figura como guionista, aunque no como actriz. Algo es algo. Pero la sorpresa viene con “A separation”, la gran revelación del año. No es la primera vez en esta carrera de premios que la película iraní consigue esta nominación, y podría dar el campanazo. ¿Ausencias importantes? Especialmente una, la de “50/50”, una de las grandes repudiadas en esta carrera de premios.

Vaya, se han acordado del Clooney guionista de The Ides of March”, y lo de Aaron Sorkin (“Moneyball”) parece más que cantado. Aunque Alexander Payne (“The Descendants”) no se lo pondrá fácil. Sorprende que “Tinker Tailor Soldier Spy” y “Hugo” rellenen una lista de guión adaptado, más que nada porque dejan fuera muchas películas: “The Help”, “Las aventuras de Tintín”, “Drive”, “The Girl with the Dragon Tattoo” o el desenlace de Harry Potter, saga que nunca han tenido en cuenta. Parece como si hubieran eliminado competencia para dejar el camino libre a Sorkin y Payne.Y, cómo no, “La piel que habito”. Lo único a lo que podía aspirar Almodóvar después de que la Academia española, en un acto de inteligencia soberbio, la dejara fuera de sus propuestas.



PELÍCULA DE ANIMACIÓN
Feliz estoy por Trueba y Mariscal, pero la espina clavada es cómo han tratado los americanos en general al Tintín de Spielberg. Gana el PGA y el Globo de Oro, no obtiene los resultados esperados en taquilla, y encima la olvidan en los Oscar. Una lástima también para la otra española, “Arrugas”, que finalmente no lo ha conseguido. Pero mirémoslo por el lado bueno, “Cars 2” no ha sido nominada, y “Rango” tiene todas las papeletas para vencer ahora que le han dejado vía libre. En esto último espero que se note el tono irónico.



PELÍCULA DE HABLA NO INGLESA
Acabamos con la categoría en la que “A separation” es la clara favorita. Las demás han supuesto una gran sorpresa, ya que no están presentes muchas de las que han protagonizado la carrera de premios estos últimos meses, y las que están apenas se han dejado ver. Entre ellas, lo nuevo de Agniezka Holland, “In Darkness”.


A esperar al 26 de febrero, noche en la que la decepción puede ser doble.

Las capturas, por cierto, pertenecen a la siguiente imagen, extraída de No Solo Geeks.

4 comentarios:

miguel dijo...

hola, me gusta mucho este blog, suelo visitar este blog para sacar ideas para uno que yo tengo, me harías un favor si intercambiásemos enlaces y añadieras mi blog en tu blog,
! gracias!
http://buenaspeliculasdecine.blogspot.com/

El Cinéfago dijo...

Claro que no me importa miguel, ya mismo lo hago. Me alegra que te guste el blog. Ayuda a seguir.

Oscar Vela dijo...

Repartiendo estopa por todos lados, eh Gerardo! jeje Hombre, la verdad es que el ninguneo a Drive es vergonzoso, ya que es una de las mejores películas de este año pasado, con unos Gosling y Brooks impresionantes; bueno y lo de Tintín tambien tiene tela. Al igual que tu, empiezo a tenerle un poco de mania a la de Criadas y Señoras, y eso que no la he visto. A veremos que nos depara el 26 de Febrero. Nos Seguimos leyendo. Un Saludo amigo!

El Cinéfago dijo...

Jeje necesitaba desahogarme Óscar. No olvides que la decepción puede ser doble la noche del 26 de febrero. Ya tengo las escopetas cargadas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...