domingo, 21 de febrero de 2010

LA CRÍTICA

Daybreakers ***

Mucha sangre para tan poco colmillo

El cine vampírico, por más que aparezcan hordas de chupasangres adolescentes de hormonas revolucionadas o alguna propuesta de género nórdico que por su condición de cine minoritario extranjero no acaba de traspasar fronteras con el público, parece condenado, al contrario que le ocurre al género zombi, a morir de inanición. Ni siquiera un título tan digno y estrenado mundialmente con bastante éxito como “30 días de oscuridad” consiguió que estas criaturas nocturnas brillen de nuevo en el firmamento cinematográfico.


Me gustaría poder decir que la última película de los hermanos Spierig es la gran revolucionaria del género, dado el tiempo que llevamos esperando este segundo trabajo tras aquella feliz locura de serie Z titulada “Undead (Los no muertos)” y unos trailers que prometían mucho, pero es imposible afirmar esto.


Ya para empezar parece que ambos hermanos se han tomado en serio a sí mismos y a su importancia para sus seguidores después de su febril ópera prima, pasando del gamberrismo a una historia seria y oscura que mezcla la ciencia-ficción, el terror y las lecturas sociopolíticas aplicables a la actualidad. Lo que los Spierig nos presentan en “Daybreakers” es un mundo futuro dominado por los vampiros, después de una epidemia tras la cual la selección natural ha elegido al más fuerte como especie dominante del planeta. Los humanos que quedan son usados como depósitos de sangre en granjas en las que se les exprime en contra de su voluntad hasta la última gota de sangre. Pero las reservas de sangre humana comienzan a escasear y la sociedad vampírica busca desesperada un sustituto de la hemoglobina que les permita subsistir.



Prometedora idea la que nos proponen los realizadores, como prometedora es la media hora inicial, un prólogo de lo que sería nuestro mundo gobernado por vampiros, no muy alejado de los mismos defectos del mundo gobernado por humanos en el que nos movemos actualmente. Todo narrado con una sobriedad por parte de sus creadores radicalmente opuesta a la mostrada en su carta de presentación, con una fotografía sublime y una propuesta que, si bien recurre a tópicos del género, no deja de resultar original en manos de ambos –pero insisto, recurre a temas ya vistos en un sinfín de películas de vampiros-.


El problema llega en su desarrollo posterior, que si bien es entretenido sabe a poco. Un guión que a veces adolece de demasiados agujeros, unas interpretaciones simplemente correctas por parte de Ethan Hawke, Willem Dafoe y Sam Neill, algún que otro efecto especial bastante chapucero y la sensación general de que el producto está desaprovechado, de que podría haberse sacado mucho más de una historia tan jugosa como esta. Incluso la resolución, la cura de la enfermedad vampírica, se vuelve simplista, como hecha a las carreras para dar una esperanza a la raza humana.



Con una estética cercana al cómic, unos efectos de maquillaje muy bien logrados, un ritmo bastante ágil a pesar de su frialdad para con el espectador, buenas dosis de gore y cierto abuso en la banda sonora, “Daybreakers” llega a rozar el discurso social acerca de la escasez de recursos y de nuestro status como raza dominante, así como del poder de las grandes corporaciones, en un conjunto en el que se echa en falta la gran película que podría haber sido y no fue. Hasta se echa de menos alguna escena de ataque de una horda de vampiros “subsidera la ciudad.

A favor: su media hora inicial, la atmósfera
En contra: se queda en nada

4 comentarios:

Scotty dijo...

No conozco esta peli. Y mira que me gustan las de este género.... :(

Scotty dijo...

No conozco esta peli. Y mira que me gustan las de este género.... :(

Carolina Pardo Delgado dijo...

Este género no está dentro de mis favoritos, pero me llama la atención las estrellas principales. Habrá que colocarlo en lista de films por ver. Besos!!!

angel dijo...

Creo que no ha tenido mucha publicidad ,no he llegado a ver el trailer en el cine pero bueno ,de cine de terror casi siempre tengo que tirar de clasicos de antaño porque la verdad es que ahora no se innova nada ,una pena con la de seguidores que tiene este género ,parece mas de los mismo pero en moderno ,saludos!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...