viernes, 20 de junio de 2014

LA CRÍTICA. Tokarev

Pecados de nuestros padres
Algo va muy mal en el cine español cuando nuestros cineastas se van a hacer las Américas. O quizá simplemente sea por eso del sueño que promete Hollywood. Sea como fuere, el caso es que ya van demasiados talentos de nuestro cine que se pagan un billete hacia el Nuevo Mundo. Jorge Dorado, Jaume Collet-Serra, Juan Antonio Bayona, Juan Carlos Fresnadillo, Nacho Vigalondo… y ahora es Paco Cabezas, una de nuestras más grandes promesas, quien prueba suerte en esto de conquistar el sueño americano. Algunos de ellos han conseguido mantener su personalidad tras su desembarco. Desgraciadamente, no es el caso que nos ocupa.

Más allá de personajes de los bajos fondos a lo Guy Ritchie perseguidos por su pasado o de hijos que pagan por los pecados de sus progenitores, poco queda del subversivo realizador que nos sorprendió con la salvaje “Carne de neón”. Solamente algunos golpes de ingenio puntuales, presentes principalmente en sus escenas de acción resultonas, podemos intuir que Cabezas ha tenido la libertad suficiente para dar rienda suelta a todo su talento. Por lo demás, su propuesta es monótona y lineal, sin sorpresas artísticas, un intento frustrado de ejercicio de estilo que juega a ser un thriller de venganza sin alma, con una banda sonora atonal y que consigue transmitir justo lo contrario que las imágenes.


Pero poco puede hacer el director cuando entre manos tiene un guión tan insustancial como el que firman a cuatro manos Jim Agnew y Sean Keller, expertos en parir grandes libretos como “Giallo”, “Kraken” o “Jugando con la muerte”. Ya su trama nos pone sobre aviso: padre de familia de turbio pasado criminal emprende una búsqueda frenética de los secuestradores de su hija. Sí, una premisa argumental tan tópica que ha sido explotada infinidad de veces por el séptimo arte, con Liam Neeson o Jason Statham, por ejemplo, como atractivos protagonistas. 


En el lugar de estos titanes del género tenemos a un valor seguro como Nicolas Cage. Un valor seguro a la hora de participar en productos de serie B destinados a permitirle pagar sus hinchadas facturas. Eso es “Tokarev”, la hermana fea de "Taken" o "Mystic River", una cinta de acción irregular en la que Cage vuelve a brillar como estrella del cine destinado al mercado doméstico, una nueva vuelta de tuerca a su ya maltrecha carrera. Y poco pueden hacer secundarios solventes como Danny Glover o Peter Stormare por levantar el conjunto. Tampoco lo intentan. De haber tenido a Neeson o Statham al frente, esto habría sido al menos entretenido. Nos tenemos que contentar con un intérprete que no encuentra el punto de equilibrio entre inexpresividad e histrionismo, un actor que no actúa, sobreactúa bajo prótesis capilares imposibles que despistan en cada plano. Y lo que es peor, con un salto más que discutible al cine mainstream estadounidense de una de nuestras jóvenes esperanzas. Así no, Paco, así no.

A favor: algunas escenas de acción resultonas
En contra: guión, realización, Nicolas Cage…

Calificación *

4 comentarios:

Dr. Gonzo dijo...

Creo que el cine español no tiene nada de malo. Hay buenas películas y malas películas, como en todas partes. El problema es que tenemos un público lamentable, prejuicioso y al que le encanta tirar piedras sobre su propio tejado, por eso no me extraña que nuestros mejores directores se vayan al extranjero con tal de perder de vista al personal que tenemos aquí.

En cuanto a Tokarev, creo que la película es bastante aceptable, pero el final se lo carga todo. Hubiese preferido un filme de venganzas al uso, sin sorpresas ni moderneces raras.

Paco Cabezas es un buen director, con personalidad y estilo, pero se nota que Tokarev la ha hecho con el piloto automático, y además no ha sabido elegir un guión que no huela a refrito de algo mil veces visto.

El Cinéfago dijo...

Eso que comentas del público español se puede extrapolar a la música, el deporte,... Algo pasa en este país que nos cuesta reconocer nuestros propios méritos. Una pena, porque el cine español es excelente en todos los sentidos. Un ejemplo es cómo a muchos les ha sorprendido el éxito de 8 apellidos vascos. Si hubiera sido extranjera, ni se lo habrían planteado. En cuanto a Tokarev, coincido totalmente. Cabezas es muy buen director, pero ha escogido mal su proyecto.

Anónimo dijo...

La verdad es que es una pena que Paco Cabezas se haya tenido que ir fuera pero así puede empezar retos como Tokarev o todos los que vendrán. Creo que la película no destaca por el guión pero cumple su función de entretener y de servir acción. En cuanto a Nicolas Cage, personalmente, me gusta en este papel.

http://www.youtube.com/watch?v=NlJmuT3NcaE

El Cinéfago dijo...

Yo veo esta peli con otros ojos. No me ha entretenido demasiado, y particularmente veo a Cage como uno de sus puntos más débiles. Pero es mi humilde opinión

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...