lunes, 28 de febrero de 2011

La película del mes

Alguien voló sobre el nido del cuco *****
(One flew over the cuckoo's nest)

"Wire, briar, limber-lock"
"Three geese in a flock"
"One flew east, one flew west"
"And one flew over the cuckoo's nest"

Nacido para ser libre

83 años de Oscar, y pocas veces una película ha merecido tanto ser la triunfadora como la película de este mes. “Alguien voló sobre el nido del cuco” –“Atrapado sin salida” o “Atrapados sin salida” en algunos países latinoamericanos-  era muy académica y correcta, pero rara vez esto ha sido tan positivo y loable como en este film –es relevante remarcar esto, pues este año ha ganado la corrección, que no la calidad-. Y pocas veces se puede decir que la novela original no es mejor que la película, sino que están a la par en calidad, si bien sus estilos narrativos son distintos.

Pero la esencia de ambas es la misma. La película nos presenta una sociedad encerrada dentro de otra sociedad. Un estricto manicomio de por sí enclaustrado por otro mayor, la sociedad, que da por locos a todos aquellos que no siguen las normas establecidas. Por eso acaba ahí nuestro protagonista, McMurphy, por su rebeldía y su incapacidad para adaptarse a una sociedad correcta, de reglas firmemente establecidas. Y una vez dentro, McMurphy revolucionará al resto de pacientes, enseñándoles el valor de la libertad, la vida y haciéndoles ver que no están tan locos como les han hecho creer. Pero hay un gran obstáculo contra el que deberá luchar: la enfermera jefe Ratched, la máxima figura de autoridad en un ambiente severo. Ratched es el reflejo de la propia sociedad exterior dentro de ese microcosmos que supone la institución mental. O, visto de otro modo, los pacientes son los ciudadanos de un mundo regido por la gobernanta Ratched, que no es más que una ejecutora de las reglas establecidas por una sociedad alienante.

Mucho es lo que quiere expresar la película, al igual que la novela: miedo a pensar por nosotros mismos, a la libertad, el abuso de poder y el miedo que despierta, la alienación de un individuo que si toma sus propias decisiones es ajusticiado duramente –inolvidable la escena del electroshock al protagonista-, etc. De todo esto sabía perfectamente Ken Kesey, fallecido en 2001 pero convertido en todo un icono del movimiento hippie estadounidense. Todo provocado por su estancia como cobaya humana en el Hospital de Veteranos Menlo Park, donde participó en el proyecto MKULTRA, financiado por la CIA y cuyo objetivo era estudiar los efectos de diversas drogas psicoactivas en el ser humano. Así, Kesey experimentó con el LSD, la cocaína, o la mescalina, entre otras sustancias, y habló largo y tendido con celadores y pacientes durante su estancia en la institución. Posteriormente se embarcaría en un viaje a lo largo de Estados Unidos a bordo de un autobús con unos amigos. Y es que las drogas cambiaron la percepción del autor sobre la vida y el ser humano. Para Kesey, los internos del hospital no estaban enfermos, solamente eran víctimas de un sistema castrista que les quitaba la libertad. Todos ellos eran los héroes de un mundo que prefería apartarlos y declararlos locos para que no se rebelaran. 


Estas experiencias fueron plasmadas en 1962 en “One flew over the cuckoo’s nest”, que se convirtió instantáneamente en todo un éxito de ventas. Tanto que un año después sería representada en el teatro también con un notable éxito, llegando a Broadway en 1964. El protagonista sería Kirk Douglas, quien se hizo con los derechos de la novela y pensó que sería una gran película. Sin embargo, como suele ocurrir, ningún estudio se prestó a producirla, por lo que cedió los derechos a su hijo Michael Douglas, mucho antes de triunfar como actor, y que conseguiría hacer realidad la película.

Junto a Saul Zaentz, Douglas produjo el filme, para cuyo papel protagonista recurrió a su padre. Pero el mítico Kirk Douglas se acercaba ya a los 60 años, una edad demasiado avanzada para interpretar al jovial y enérgico McMurphy. Así que las miradas se centraron en una joven promesa en ascenso, Jack Nicholson, que acababa de estrenar la exitosa “Chinatown”. La elección de Nicholson no convenció a Kesey, que prefería a Gene Hackman –el actor, al igual que hizo Marlon Brando, rechazaría el papel, algo de lo que se arrepentiría tiempo después-, y encima su primer borrador del guión no convenció a Douglas, por lo que en su lugar se colocó a Lawrence Hauben y Bo Goldman. Uno de los cambios más significativos con respecto a la novela fue el punto de vista. Mientras que en la novela original todo se cuenta desde la perspectiva del Jefe Bromden, en su adaptación para la gran pantalla la narración es totalmente objetiva. El escritor la emprendió contra los productores y prometió que jamás vería la película, abandonando la producción a las dos semanas. Esta modificación no deja de parecerme razonable, ya que una narración en primera persona es impensable durante toda una película.

A pesar de todo, Jack Nicholson realiza una interpretación sobresaliente, incluso supera a su homónimo literario. Y lo mismo puede decirse de su compañera de reparto, la acertadísima Louise Fletcher, proveniente hasta entonces de la pequeña pantalla y los escenarios, y para la cual, al igual que para Nicholson, éste sería su papel definitivo, el que la consagraría como estrella. Fletcher encarnaría con maestría el personaje de Ratched, una persona muy segura de su función, que cree firmemente que sus decisiones dictatoriales son por el bien de los enfermos, pero no hace más que ejercer de ejecutante de un sistema represivo que ella ayuda a imponer como anulación definitiva de unas mentes que de alguna manera no están más enfermas que la suya propia. 


Pero no sólo en estos dos magníficos intérpretes radica la solvencia de la cinta. Un cast muy cuidado repleto de caras desconocidas hasta entonces, pero que con los años se harían famosos, completan un reparto excelso. Brad Dourif sería el inocente Billy Bibbit, un chico tímido y encerrado en sí mismo, castrado por una madre posesiva, y cuya interpretación sería mundialmente alabada. Junto a él tenemos a los fallecidos Vincent Schiavelli, Sydney Lassick y William Redfield, quien moriría un año después del estreno de la película, y los aún desconocidos Michael Berryman, Christopher Lloyd y Danny DeVito. Y en una aparición corta pero remarcable encontramos a Scatman Crothers, un músico de jazz y actor ocasional de renombre en Estados Unidos, además de gran amigo de Nicholson, lo cual le valdría no sólo este papel sino el de Dick Hallorann en “El resplandor”.

El físico de Berryman y Schiavelli, unido a sus creíbles caracterizaciones, dio algún que otro problema entre los celadores del Hospital Estatal de Oregón, que creyeron que eran pacientes de verdad. Y es que la película se rodó en dicho hospital con pacientes reales que no eran conscientes de su participación en la película. Uno de los que consiguió dotar de mayor realismo a su personaje fue Will Sampson, que interpreta al Jefe Bromden, un guarda forestal de Oregón que trabajaba en una parque natural cercano a la clínica. Aunque Sampson nunca había trabajado como actor, fue contratado para el papel por su corpulenta presencia, la cual encajaba a la perfección con la del personaje de la novela de Ken Kesey en que se basa el film. Y aunque no relate los hechos en primera persona, su interpretación deja huella. Probaría suerte en otros trabajos posteriores, pero con ninguno consiguió repetir éxito. Fallecería debido a fallos renales y malnutrición durante un transplante de corazón en 1987 a los 54 años.

Y tranquilos, que no me he olvidado de su imprescindible director. Recién llegado desde Checoslovaquia, donde había dirigido varias comedias, Miloš Forman, de nombre real Jan Tomáš Forman, debutaría en el cine americano en 1971 con la alabada “Juventud sin esperanza”, pero sus inicios en Hollywood fueron difíciles. Y hasta que llegó su gran oportunidad trabajó como profesor de cine en la Universidad de Columbia, donde transmitiría sus conocimientos sobre artes escénicas aprendidos en Praga. Forman dirigiría la película con mano de hierro y extrema sobriedad, pero tuvo que sufrir en sus carnes serias diferencias creativas con Jack Nicholson. Sus peleas eran constantes, y la cosa llegó a tal extremo que Nicholson abandonó el rodaje durante dos semanas para alejarse del director checo. Cuando regresó, se negó a dirigirle la palabra y durante el resto de la producción el director de fotografía tuvo que hacer de intermediario entre ambos.


Pese a esto, la película llegó a buen puerto sin mayores contratiempos, y se estrenó el 20 de noviembre de 1975, recaudando solo en Estados Unidos 108M$, una cifra espectacular teniendo en cuenta que costó solamente 3M$. A este rotundo taquillazo contribuyó su entrada en la carrera de premios de Hollywood. Nueve nominaciones a los Oscar,  seis a los Globos de Oro y ocho a los BAFTA, entre otros. Y en todas se repetían las mismas seis candidaturas: película, director, actor, actriz, guión y actor secundario para Brad Dourif. Lo curioso es que ganó dichos premios en todos los certámenes menos en los Oscar, donde Dourif se quedó sin la dorada estatuilla. Se convertiría en un secundario de lujo de películas de serie B como “Muñeco diabólico” o de grandes superproducciones como la trilogía de “El señor de los anillos” encarnando a Gríma, Lengua de Serpiente. Por su parte, el Oscar a mejor película iría a parar a manos del productor, Michael Douglas.

El film entraría a formar parte del Grand Slam de la Academia, formado por aquellas películas ganadoras de los cinco premios gordos (película, director, actor, actriz y guión), lista que comenzó “Sucedió una noche” y acabó “El silencio de los corderos”. Desde entonces nadie ha vuelto a repetir este hito. Pero actualmente se encuentra en el puesto número 33 de la lista de las 100 mejores películas de la historia de la American Film Institute. Todo esto permitiría a Forman entrar en la cantera de ilustres realizadores, y aunque no haya realizado muchas películas desde entonces, nos ha regalado joyas como “Hair”, “Amadeus” –otra genial cinta que triunfó con ocho Oscar, incluido mejor director-, “El escándalo de Larry Flynt” o “Man on the moon”.

Pocas veces seguir las reglas formales de los académicos Oscar ha sido tan positivo. Pero eso no quiere decir que no estemos ante una película subversiva e importante en una época en la que reivindicar los derechos individuales estaba a la orden del día. Justo lo que intentaba McMurphy y, cómo no, Ken Kesey: batallar contra un sistema que enclaustra a los seres humanos y les impide ser libres, rechazando lo diferente y aislando todo aquello que se salga de la norma establecida. Por ello, es insustancial el hecho de que se modificaran varios detalles de la obra original. El espíritu y la esencia de “Alguien voló sobre el nido del cuco” se mantuvieron intactos.

Oscar 2011: El protocolo del rey

Y a los Oscar, una vez más, les ha podido el exceso de corrección. Tanto que ha ganado la menos arriesgada de las nominadas, “El discurso del rey”. Puro protocolo que se ha visto reflejado en todo, desde los ausentes presentadores (Anne Hathaway, vestido metamórfico en mano, se comía crudo a James Franco, más preocupado por twittear que por conducir la velada) hasta los gags de humor. Y con correctos no quiero decir que fueran de altura, sino que eran políticamente correctos. Una gala rapidísima, acelerada, sin chispa, más preocupada por dar premios que por ofrecer espectáculo… ¿les suena? Sí, exactamente igual que en los Goya de este año pero sin la polémica ley Sinde y sin Buenafuente. La mayor polémica fue la de dar el Oscar honorífico en una ceremonia aparte para posteriormente sacar a los homenajeados a escena y no dejarles ni hablar. Bochornoso.

El rey dio su discurso protocolario sobre el escenario. Muy correcto él, muy formal, tanto que no sonreía, como buen británico que es. Y tampoco sonreía Harvey Weinstein, que repite lo obtenido con “Shakespeare in love”. Lo ha vuelto a hacer el maldito hermano Weinstein. ¿Habrá comprado votos esta vez?

Alguna sorpresa puntual en categorías técnicas, pero nada de emoción en los premiados, ni discursos políticos sobre lo que pasa en el mundo, ni mala leche… salvo por el chiste sobre Charlie Sheen a lo Ricky Gervais. Y en el vídeo in memoriam, ni Berlanga ni Rohmer.


Tuvieron que salir los dos mejores presentadores de la historia, Billy Crystal y Bob Hope, para amenizar la gala. Esto y un cachondísimo Kirk Douglas tratando de ligar con todo lo que se movía, fueron lo mejor de una gala sosísima hasta decir basta. Sandra Bullock puso un acertadísimo toque de humor, y al menos vimos cómo Natalie embarazadísima, Christian con una barba mosquetera y Melissa con un look radicalmente opuesto al de su personaje en “The Fighter” (soltó el primer fuck en 83 años de historia de los Oscar) subían al escenario, y cómo “Origen” se hacía con cuatro premios técnicos. Pero por lo demás, pura corrección. No se podía esperar otra cosa de unos premios que no se caracterizan precisamente por su valentía. Lo sentimos David (Fincher) y Javier (Bardem). Otra vez se verá verdaderamente recompensado el esfuerzo a la trasgresión. Pero posiblemente nunca sea en estos premios.

 


















A continuación, la lista completa de ganadores

Mejor película
“The King's Speech”
 
Dirección
Tom Hooper (“The King's Speech”)

Actor principal
Colin Firth por “The King's Speech”

Actriz principal
Natalie Portman por “Black Swan”

Actor secundario
Christian Bale por “The Fighter”

Actriz secundaria
Melissa Leo por “The Fighter”

Película de animación
 “Toy Story 3” 

Película de lengua extranjera
 “In a Better World” (Dinamarca)

Guión adaptado
 “The Social Network” (Aaron Sorkin)

Guión original
 “The King's Speech” (David Seidler )

Música original
Trent Reznor and Atticus Ross (“The Social Network”)

Fotografía
“Inception” 

Dirección artística
“Alice in Wonderland”
 
Diseño de vestuario
“Alice in Wonderland” 

Maquillaje
 “The Wolfman”
 
Montaje
 “The Social Network”
 
Montaje de sonido
“Inception”
 
Mezcla de sonido
“Inception”
 
Efectos especiales
“Inception”

Canción original
 “We Belong Together” de “Toy Story 3" 

Documental
 “Inside Job” 

Corto documental
 “Strangers No More”
 
Corto de animación
 “The Lost Thing” 

Corto de acción real
“God of Love”

domingo, 27 de febrero de 2011

Sigue en directo la 83ª Ceremonia de Entrega de los Oscar

Llega la gran noche del séptimo arte. Todo está preparado para los Oscar, y en la red podremos ver la ceremonia en directo. La página web oficial de los Oscar se enfrenta a su edición más interactiva. Retransmitirán no solo la gala, sino la llegada de las estrellas a la alfombra roja, el backstage y resúmenes de la ceremonia. En este blog se podrá seguir la alfombra roja y, cómo no, la gala en directo, todo a partir de la 1 de la madrugada aproximadamente (hora española, una hora menos en Canarias), gracias al streaming de Canal+. Además, podrá seguirse a través de Facebook, donde tendrán además vídeos con los presentadores preparándose y fotos de los nominados, y mediante Twitter, donde se ha creado un canal exclusivo.Siéntense, disfruten, y que gane el mejor.





"The Last Airbender", gran triunfadora de los Razzie 2011


Como cada año se han dado a conocer los “ganadores” de los Razzie, justo un día antes de saber los triunfadores de los Oscar 2011. Y aunque “La saga Crepúsculo: Eclipse” partía como favorita, al final ha sido “The Last Airbender” la que ha acaparado la gran mayoría de los galardones de la Fundación de los Premios Frambuesa Dorada, entregados en una satírica ceremonia. Así, el filme de M. Night Shyamalan ha sido distinguida como peor película, director, actor secundario (Jackson Rathbone, que también lo ha obtenido por “La saga Crepúsculo: Eclipse”), guión y uso del 3D más ofensivo para la vista, la nueva categoría este año. La otra “ganadora” ha sido “Sexo en Nueva York”, que ha obtenido premio para secuela, reparto completo y para sus cuatro actrices protagonistas. Ashton Kutcher se lleva al fin el premio a peor actor por dos filmes y Jessica Alba por cuatro a la vez.

Peor película
The Last Airbender
Peor director
M. Night Shyamalan (The Last Airbender)
Peor actor
Ashtn Kutcher (Killers y Historias de San Valentín)
Pero actriz
Las cuatro actrices de Sexo en Nueva York 2
Peor actor secundario
Jackson Rathbone (The Last Airbender y La saga Crepúsculo: Eclipse)
Peor actriz secundaria
Jessica Alba (El demonio bajo la piel, Machete, Ahora los padres son ellos, Historias de San Valentín)
Peor guión
The Last Airbender
Uso del 3D más ofensivo para la vista
The Last Airbender
Peor secuela
Sexo en Nueva York 2
Peor pareja/reparto
El reparto completo de Sexo en Nueva York 2

"Cisne negro" arrasa en los Independent Spirit Awards


Ya se habían hecho públicos los ganadores en los Globos de Oro, los BAFTA,… y faltaban los Independent Spirit Awards, los premios al cine independiente made in USA. Y como digo muchas veces, no podemos hablar de antesala de los Oscar, al igual que en los BAFTA, pues estos premios siguen sus propias reglas, entre ellas nominar solamente películas estadounidenses independientes que resulten transgresoras y provocativas. Por ello, no figuraban ni “La red social” ni “El discurso del rey”, la primera por no ser independiente y la segunda por ser británica. Pero sí que estaban “Los chicos están bien”, “Cisne negro”, “127 Horas”, “Winter’s Bone” y la obviada en los Oscar “Greenberg”, por la que Ben Stiller ha recibido alabanzas.

Pues la gran triunfadora de la noche ha sido “Cisne negro”, con cuatro estatuillas, entre ellas película, director y actriz (Natalie Portman, que competía con otras cinco actrices, en la categoría con mayor número de candidatas). James Franco fue nombrado mejor actor por “127 Horas”; Dale Dickey, también olvidada en los Oscar, actriz secundaria por “Winter’s Bone”; el gran John Hawkes mejor secundario por “Winter’s Bone” y “El discurso del rey” mejor película extranjera.

Mejor película
Cisne Negro

Mejor director
Darren Aronofsky (Cisne negro)

Mejor actriz
Natalie Portman (Cisne negro)

Mejor actor
James Franco (127 Horas)

Mejor actriz secundaria
Dale Dickey (Winter’s Bone)

Mejor actor secundario
John Hawkes (Winter’s Bone)

Mejor guión
Lisa Cholodenko, Stuart Blumberg (Los chicos están bien)

Mejor fotografía
Cisne negro

Mejor primera película
Get Low

Mejor primer guión
Lena Dunham (Tiny Furniture)

Mejor película extranjera
El discurso del rey

Mejor documental
Exit through the gift shop

Premio John Cassavetes
Daddy Longlegs

Premio Robert Altman
Nicole Holofcener, Jeanne McCarthy, Ann Guilbert, Rebecca Hall, Catherine Keener, Amanda Peet, Oliver Platt, Lois Smith, Sarah Steele (Please Give)

Premio Piaget de los productores
Anish Savjani (Meek’s Cutoff)

Premio Acura Someone to Watch
Mike Ott (Littlerock)

Premio AVEENO Truer Than Fiction
Jeff Malmberg (Marwencol)

sábado, 26 de febrero de 2011

Oscar 2011: Aún puedes votar por tus favoritos


 Mañana es la gran fiesta del cine en Hollywood. Los Oscar calientan motores, y en este blog también. Por eso, hasta mañana a las 12 de la noche estarán abiertas las votaciones, para que puedan elegir sus favoritos. Pueden accecer a ellas pulsando sobre la imagen que acompaña a este texto. Les dejo también las críticas que hasta ahora se han publicado de las películas nominadas y el reportaje especial "Oscar 2011: Curiosidades, anécdotas, descuidos". Además, al final encontrarán enlaces a los especiales que en la web en la que colaboro, locoporelcine.com, les hemos dedicado a los favoritos a los premios de la Academia.


Especiales locoporelcine.com:
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...